Servicios en comunicación Intercultural

Colombia: Un líder indígena asesinado y otro desaparecido denuncia Defensoría del Pueblo

- Actos ocurren justo antes de la jornada ‘Baudoseando’ convocada por organizaciones sociales y étnicas para brindar acompañamiento a comunidades indígenas y afrocolombianas del Baudó.

Servindi, 15 de setiembre, 2014.- A través de su Sistema de Alertas Tempranas (SAT), la Defensoría del Pueblo reportó el asesinato de un líder indígena y la desaparición de otro, durante el fin de semana. Se trata del asesinato de Ernelio Pacheco Tunay del Chocó y la desaparición de Miguel Becheche Zarco del alto Baudó.

Jorge Armando Otálora Gómez, Defensor del Pueblo, advirtió la urgente necesidad de fortalecer las medidas de protección de las comunidades indígenas y afrocolombianas en el departamento del Chocó, durante su reciente visita al departamento.

http://youtu.be/LxGcHXCIjPA

Ernelio Pacheco Tunay, presidente de la Organización Indígena del Chocó (OICH), fue asesinado el viernes 12 en inmediaciones de la comunidad indígena de Bacal del municipio del Alto Baudó.

Cuando se desplazaba en un bote por el Río Nauca, Pacheco fue obligado a bajarse de la embarcación por parte de hombres que portaban armas largas, y horas después fue hallado el cuerpo sin vida cerca de ese lugar.

Miguel Becheche Zarco, presidente de la Asociación de Cabildos Indígenas del alto Baudo (ACIAB), fue abordado el sábado 13 cuando se desplazaba en bote por el río Baudó por hombres armados que le amarraron las manos y lo condujeron a otro bote, llevándoselo con rumbo desconocido.

El secuestro se produjo en el sitio La Playita, cerca de la comunidad de Puerto Martínez, también en el municipio de Alto Baudó.

El homicidio de Ernelio Pacheco y la desaparición de Miguel Becheche, acontece justo antes de cumplirse la iniciativa que se ha denominado ‘Baudoseando’, convocada por diferentes organizaciones sociales y étnicos territoriales para los días 15, 16 y 17 de setiembre.

La finalidad de Baudoseando es brindar acompañamiento a las comunidades indígenas y afrocolombianas de la subregión del Baudó y visibilizar ante las autoridades públicas la problemática de conflicto armado y derechos humanos en la región.

La Defensoría de Pueblo rechazó las acciones criminales contra los líderes y contra la población indígena de esta región del país y destacó la participación de organizaciones étnicas en la denominada acción de movilización social por la paz ‘Baudoseando’.

La problemática humanitaria de la subregión del Baudó -en los municipios de Bajo, Medio y Alto Baudó- ha sido advertida de forma reiterada por la Defensoría del Pueblo.

A través del SAT, el pasado 16 de mayo, la Entidad emitió una cuarta Nota de Seguimiento al Informe de Riesgo número 011 de 2009 para dicho territorio y que fue declarada Alerta Temprana por el Ministerio del Interior.

Escenario de riesgo

El escenario de riesgo para la población afrocolombiana e indígena asentada en la subregión del Baudó se relaciona con las acciones del Frente Resistencia Cimarrón del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y de las Autodefensas Gaitanistas de Urabá o Urabeños.

Ambos grupos armados se disputan los espacios estratégicos para el control de los circuitos ilegales de narcotráfico, la siembra, procesamiento y la comercialización de la coca.

De acuerdo con la dinámica de la confrontación armada en los municipios de Alto, Medio y Bajo Baudó persiste el riesgo de homicidios, desapariciones forzadas, reclutamientos de niños, niñas y adolescentes, accidentes por minas antipersonal, desplazamientos y confinamientos de las poblaciones indígenas y afrocolombianas.

La Defensoría recuerda que en el municipio de Alto Baudó se han presentado dos desplazamientos masivos causados por los enfrentamientos entre las autodenominadas Autodefensas Gaitanistas y el ELN.

El primero se presentó el 11 de mayo de 2014 cuando fueron desplazadas 2.631 personas (563, familias) pertenecientes a las comunidades indígenas Embera del Resguardo indígena Dubasa, Catrú y Ancoso.

El segundo desplazamiento masivo ocurrió el 13 de junio de 2014 debido a que los enfrentamientos se extendieron a la parte alta de la cuenca del Baudó, desplazando a 457 personas (85 familias), de siete comunidades, seis de ellas indígenas y una afro colombiana de la cuenca del río Cugucho.

La población de los municipios del Alto, Medio y Bajo Baudó se encuentra en una alta condición de vulnerabilidad por las precarias condiciones socioeconómicas en que habitan, lo cual se refleja en los altos índices de necesidades básicas insatisfechas, en materia de alimentación, salud, agua potable y empleo, como también por la debilidad débil presencia estatal.

Las condiciones de aislamiento geográfico de la población y las dificultades en la comunicación se han convertido en un obstáculo para que el Estado brinde una atención oportuna e integral a la grave situación de derechos humanos en esa zona del Chocó.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario