Represión cobra dos fallecidos y crece llamado a la insurgencia popular

Fuente de la imagen: diario Perú. Fuente de la imagen: diario Perú.

Servindi, 11 de diciembre, 2022.- Dos fallecidos y 25 heridos se registran en la ciudad de Andahuaylas, departamento de Apurímac, a consecuencia de los enfrentamientos entre fuerzas policiales y pobladores que exigen el cierre del Congreso.

Un joven fallecido corresponde al nombre de Bekan Romario Quispe (18 años) y su deceso se habría confirmado a las 17:50 del día domingo. El otro deceso corresponde a David Atequipa Quispe de solo 15 años.

 

 

 

 

 

Según fuentes locales, otra persona presuntamente fallecida sería una señora de aproximadamente 40 años que habría fallecido en el hospital, indica el diario Perú que se declaró de luto en solidaridad por los fallecidos.

Un reporte de Flor Juárez para el virtual Diario Perú indica que siguen llegando más efectivos, y hay enfrentamiento con miles de ciudadanos de Pataccocha, Kumanaylla, Sukaraylla, Ccacce, Huancabamba (donde está el Aeropuerto), Anccaraylla, Checcche y Huaraccopata.

Un primer reporte de Contacto Directo muestra imágenes del incendio de la Comisaría de Huancabamba y de un primer fallecido.
 

 
La Defensoría del Pueblo se manifestó lamentando el fallecimiento de un adolescente en las movilizaciones en Andahuaylas y reiteró “que la violencia no es parte del #DerechoALaProtesta y que las intervenciones policiales deben respetar los derechos de las personas”.

De igual modo, la Policía Nacional del Perú lamentó el deceso de una persona y que debido al ataque de los pobladores registra un efectivo policial herido con objetos contundentes quien viene recibiendo atención para resguardar su integridad.
 

Cierre del aeropuerto de Andahuaylas

Los enfrentamientos en el aeropuerto obligaron a que la empresa Corpac cierre sus operaciones y emita un comunicado denunciando “actos de vandalismo desde la tarde de ayer”.

Además, detalla que se ha cercado el terminal aéreo donde 50 miembros de la Policía Nacional y colaborados de la empresa se encuentran prácticamente “en calidad de rehenes”.

 

 
La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) compartió un vídeo de un herido – al parecer fatal – y señaló la responsabilidad política del Congreso y Dina Boluarte en las muertes y heridos que causen las protestas pues “está en sus manos para esto”.   

Cabe agregar que un primer reporte de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos detalla un conjunto de acciones policiales registradas durante las manifestaciones del 9 de diciembre y que preocupan por vulnerar derechos fundamentales.
 

Acciones policiales

1.- El uso de perdigones de calibre 00, o canicas de metal, que tienen la consideración de proyectiles letales, y por lo tanto están proscritos para el control de multitudes.

2.- El disparo de gases lacrimógenos directamente al rostro de manifestantes, vulnerando el procedimiento reglamentario que es disparar parabólicamente y nunca al cuerpo. Esta práctica prohibida puede causar lesiones muy graves e inclusive la muerte.

3.- La infliltración de la movilización con efectivos encubiertos que instigan a los manifestantes a cometer disturbios y realizan detenciones arbitrarias.

4.- Falta de identificación visible de los policías uniformados. Ello incrementa el riesgo de que los efectivos violen derechos humanos, y favorece la impunidad.

5.- Uso arbitrario del procedimiento de control de identidad para intimidar a los manifestantes e incluso trasladarlos a dependencias policiales, en contravención de los estándares internacionales y del protocolo de control de identidad policial.

6.- Sembrado de pruebas incriminatorias a personas detenidas.

7.- Detenciones arbitrarias de ciudadanos que no se encuentran cometiendo delito alguno, únicamente por su participación en la movilización.

8.- Restricciones para el acceso de abogados defensores a los lugares de detención, y presiones para que los detenidos suscriban documentos mientras se encuentran incomunicados.

9.- Negativa a entregar información en tiempo real sobre identidad y ubicación de las personas detenidas, incrementando el riesgo de torturas y violaciones del derecho a la defensa.

Fuente: CNDDHH: https://ia601405.us.archive.org/13/items/cnddhh-reporte-09-12-2022/CNDDHH_Reporte09-12-2022.pdf

 

Mientras, el clima se vuelve cada mas tenso considerando que a partir de esta semana diversos colectivos y organizaciones sociales han convocado marchas en diversos lugares del país.

La palabra “insurgencia popular” aparece con más fuerza en el vocabulario popular, más aún si la presidenta Dina Boluarte no anuncia un compromiso claro a favor del cierre del Congreso y el adelanto de elecciones que pueda bajar la presión ciudadana. 
 

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.