Servicios en comunicación Intercultural

Las omisiones del mensaje presidencial

Empresarios defensores y vigilantes del modelo económico. Carlincatura de Carlos Tovar, “Carlín”. Diario La República.

Servindi, 31 de julio, 2014.- Una avalancha de críticas sobrevino esta semana al presidente Ollanta Humala luego de que omitiera en su mensaje por 28 de julio una serie de temas ambientales, agrarios y de derechos humanos, entre otros.

Uno en especial fue la ausencia de toda mención a la vigésima Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático (COP 20) que tendrá lugar en Lima del 1 al 12 de diciembre.

No se trata de un asunto de importancia menor. El Perú ostenta la presidencia de este espacio al que asistirán más de 190 delegaciones de todo el mundo y era una oportunidad para realzar el tema y preparar al país.

Culminado el mensaje se esperaba que el propio ministro del Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal, dijera al respecto, pero lo que expresó fue lamentable.

Cómo has cambiado pelona*

En declaraciones a Radio Exitosa, solo unas horas después del discurso presidencial, Pulgar-Vidal afirmó que no lamentaba la ausencia del tema ambiental.

“Uno podría decir: qué pena que no trató el tema ambiental, pero ni siquiera lo lamento”, afirmó el  ministro.

Su explicación fue que los ciudadanos hoy quieren: “salud, educación y seguridad”, los tres temas que enfatizó en su discurso el presidente de la República.

El silencio absoluto sobre el tema ambiental llamó la atención en razón de que hace solo unas semanas el mismo presidente promulgó un paquete de medidas con el fin de reactivar la economía y que debilitó la fiscalización ambiental.

El antropólogo e historiador Carlos Monge opinó: “Es como si el Minam y el Ministro Pulgar Vidal no existiesen. ¿Entregó aportes al mensaje? ¿Estuvo en la PCM en las discusiones del borrador del mismo? ¿Se los rechazaron? ¿Qué pasó?”.

Pero como destacaron numerosas personas en las redes sociales el tema ambiental no fue el único tema ausente. También la política cultural y los derechos de los pueblos y comunidades indígenas, entre estos la consulta previa.

En la hora y veinte minutos que duró el mensaje no hubo ninguna alusión a estos temas. Lo que sí hubo fueron anuncios de la ejecución de mega-proyectos mineros como Constancia, Las Bambas, ampliación Cerro Verde, ampliación de Toromocho, Tía María, entre otros.

Todos ellos, según Humala, permitirán duplicar la producción de cobre consolidando al país como el segundo productor de este mineral en el mundo.

No habló así de las medidas que se podrían implementar para el bienestar de las comunidades indígenas que viven cerca de las zonas de explotación minera.

Más minería no resolverá desaceleración

Tomando en cuenta que la desaceleración económica del país tiene que ver con la caída de la demanda y el precio de nuestras materias primas, Carlos Monge señala que “no se entiende bien la fe que se le sigue teniendo a la minería y sus megaproyectos como salida al problema”.

La agricultura familiar fue otro tema que el discurso del mandatario obvió. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) los pequeños agricultores proveen el 60 por ciento de la alimentación básica del Perú.

En cambio Ollanta Humala sí anunció el financiamiento de mega-proyectos de irrigación como Olmos o Chavimochic destinados principalmente a incrementar la producción agrícola para la exportación.

Derechos humanos también ausentes

También generó preocupación que el mandatario no se haya referido al Plan Nacional de Derechos Humanos aprobado la primera semana de este mes.

Rocío Silva Santisteban, presidenta de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, dijo al respecto: “Es obvio que el tema es incómodo, no es prioritario, no despierta mayor interés en el Poder Ejecutivo”

El tema de derechos humanos “está relegado a un viceministerio tembloroso y no tiene buena prensa. Por eso, dentro del tema de pobreza, le dedicó apenas una línea al plan de reparaciones”, escribió Silva Santisteban.

Esta es parte de la realidad que actualmente se vive en el Perú. Con un ministro del Ambiente que saluda cualquier iniciativa estatal por más que debilite su autoridad y un sector empresarial extractivo complacido por la expedición de medidas que lo favorecen.

Como señala Iván Lanegra, ex viceministro de Interculturalidad, ministerios como el del Ambiente y el de Cultura, “seguirán haciendo malabares para intentar persuadirnos de que en el fondo, no se han debilitado”.

Por lo expuesto en el mensaje, queda en evidencia que el gobierno de Ollanta Humala apuesta por las inversiones extractivas para el crecimiento del país. Una de las palabras más repetidas en su discurso fue “millones” de soles.

En la próxima COP 20 estará en debate el borrador de un nuevo pacto climático mundial de carácter vinculante que garantice el futuro sostenible de la humanidad y del planeta Tierra. ¿Habrá estado el mensaje presidencial a la altura de su investidura? Usted amigo lector ¿qué opina?

Lea el discurso completo de Ollanta Humala haciendo clic en:

---

*Alusión a la décima de Nicomedes Santa Cruz: La pelona: https://www.youtube.com/watch?v=oY6-CCbxJsw

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Un analfabeto indígena sabe que la minería,es una actividad económica muy ilusoria,no sostenibl que después de la ilusión, trae trae enfermedad y pobreza para la mayoría.

Añadir nuevo comentario