Servicios en comunicación Intercultural

Chile: Escaños para pueblos originarios en convención constitucional

Imagen: Ilustración dentro de Guía Electoral Constituyente en Chile

El diario El Ciudadano elaboró una guía que reúne información relevante sobre los escaños reservados para pueblos originarios en la convención constitucional.

Servindi, 3 de mayo, 2021.- Tras promulgarse la Ley 21 298, que garantiza la representación de pueblos indígenas en la convención constitucional en Chile, el Servicio Electoral (Servel) determinó los distritos desde donde provendrán los escaños reservados.

Se asignará siete cupos para el pueblo Mapuche, dos para el pueblo Aymara y uno para cada uno de los pueblos: Atacameño (LikanAntai), Colla, Quechua, Rapa Nui, Yámana, Kawashkar, Diaguita y Chango.

La distribución de los 17 escaños, dentro de los 155 convencionales, considerará paridad de género. Encuentra el listado y mayores detalles en la Guía Electoral Constituyente en Chile: Escaños Reservados Pueblos Originarios, elaborada por el diario El ciudadano.

A continuación, se detallan algunos puntos del documento elaborado por el diario El Ciudadano.

Requisitos para votar por escaños reservados

Toda persona que esté registrada como indígena en la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi), instituciones públicas y figura en el padrón electoral indígena del Servel está habilitada para votar por escaños reservados.

También quienes se auto identifican con un Pueblo, aunque no posean calidad de indígena, y lo hayan requerido antes del 25 de febrero en el registro especial online.

Dificultades en el proceso

El Proyecto de Ley 21 298, denominado “Modifica la carta fundamental para reservar escaños a representantes de los Pueblos Indígenas en la Convención Constitucional”, fue publicado para discusión el 23 de diciembre de 2020.

Y el plazo máximo para inscribir candidaturas vencía el 11 de enero de 2021. Es decir, se tuvo muy poco tiempo para reunir las firmas necesarias para las inscripciones.

Por otro lado, se presentaron cuestionamientos al proceso, entre ellos la falta de consulta previa, libre e informada desde el inicio, en conformidad con las obligaciones del Estado con respecto al consentimiento indígena.

Foto: T13

Diversidad de candidaturas

A pesar del tiempo, se inscribieron diversas candidaturas, varias autónomas, como también ligadas a procesos organizacionales de base autónomos y con experiencia en la defensa de derechos colectivos de los pueblos originarios.

Entre estos destacan Wilfredo Bacián, presidente de la Comunidad Quechua Territorial de Quipisca, integrante del Consejo Quechua y activista en la denuncia contra el extractivismo.

Su compañera alternativa en la representación quechua es Thelma Ramos Mamani, Presidenta de la Comunidad quechua de Ollagüe y activista en la defensa del territorio.

Foto: Wilfredo Bacián y Thelma Ramos - Central de Emergencias Iquique (CEI)

Por otro lado, Janett Challape, presidenta de la Cooperativa QuinuaCoop; Delia Condori, del Consejo Nacional Aymara Arica Parinacota; y Nélida Moscoso, de la Asociación indígena de mujeres de Tarapacá, postulan para la representación aymara.

Respecto a la lista del Pueblo Mapuche, al cual le corresponde siete escaños, la mayor cantidad de representantes indígenas de a cuerdo a su población, resaltan candidaturas autónomas relacionadas a representaciones colectivas.

La mayoría se reunieron en Panguipulli el 22 de febrero de 2021, en un encuentro organizado por el Parlamento Mapuche de Koz Koz.

Allí declararon su voluntad de trabajar colectivamente por la defensa de los derechos de su pueblo “teniendo siempre como horizonte la reconstrucción de la nación mapuche, Wallmapu”.

Desafíos constituyentes

Desde octubre de 2019 se abrieron espacios para cambios estructurales en la Constitución Política y varias candidaturas de Pueblos Originarios sostienen propuestas para lograr justicia.

Uno de los principales obstáculos para garantizar derechos colectivos respecto a la autodeterminación en territorios ancestrales es el extractivismo, base del modelo neoliberal chileno, que también es aplicado en varios países latinoamericanos.

El extractivismo se opone a diversas cosmovisiones ancestrales que tienen como principio tomar lo justo de la naturaleza con actos de reciprocidad y sin explotar, porque de hacerlo ocasiona desequilibrio.

Encuentra el documento completo aquí.

 

Te puede interesar:

 

 

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario