Servicios en comunicación Intercultural

Una nueva prueba para Santiago Manuin

Por Wilfredo Ardito Vega

Reflexiones Peruanas 599, 29 de febrero, 2016.- El viernes pasado, cuando supe que a Santiago Manuin le habían amputado la pierna, recordé que lo conocí a la semana de la tragedia de Bagua en el Hospital Las Mercedes de Chiclayo. Yo había escuchado hablar sobre él desde la primera vez que fui a Nieva, en 1992. Las religiosas y los jesuitas lo admiraban mucho debido a su compromiso con los derechos humanos y con su pueblo. Había estudiado en Navarra y Ginebra y había logrado evitar que narcotraficantes y terroristas llegaran a la zona awajún.

En aquella ocasión, me causó mucha tristeza encontrar a un hombre tan admirable postrado en la cama de un hospital. Ocho balazos de la policía le habían perforado el abdomen. Había sufrido una septicemia hospitalaria pero, después de tres operaciones y que perdiera cincuenta centímetros de intestinos, parecía por fin viable su recuperación. 

Recuerdo que uno de sus hijos advirtió una pequeña hemorragia bajo las sábanas. Avisó a las enfermeras, que después de mucho tiempo intervinieron. Entretanto, Manuin insistía en colocarse los anteojos, para leer una revista sobre el medio ambiente. 

- Quería los periódicos – me confió un amigo suyo – pero para su salud no sería recomendable.   

Días después, cuando recién supo que 23 policías habían sido asesinados aquel fatídico 5 de junio, lloró ante la tragedia que en vano había intentado impedir.    

Afuera de la sala del hospital vigilaban dos policías, vestidos de civil. Días después de mi visita, esposarían a Manuin a su cama, como si tuviera fuerzas para fugar.    

Cuando conversé con él, le hablé sobre las marchas y las vigilias que se realizaban por los awajún en diversos lugares del país. Muchos pensamos que por fin se había despertado la consciencia sobre las necesidades de los pueblos amazónicos.     

Meses después, encontré a Manuin en una conferencia en Lima sobre el derecho a la consulta previa. Se le veía más delgado, pero parecía que estaba logrando volver a su vida normal.   Yo no sabía entonces que él tenía diabetes, que se había agravado por sus heridas. Tampoco imaginaba que a la violencia del régimen de Alan García sucedería la torpeza del Poder Judicial y el Ministerio Público.  

En mayo del 2014 comenzó el juicio por los sucesos de Bagua. No se juzga a ningún político ni policía por los nativos y campesinos asesinados, pero sí a Manuin y otros 52 acusados de la muerte de los policías. Un desatinado fiscal ha pedido cadena perpetua para Manuin, acusándolo de homicidio calificado, pese a que los hechos ocurrieron cuando se encontraba malherido e inconsciente. Es más, hasta se le acusa por la masacre ocurrida en la Estación 6, a cientos de kilómetros. 

El juicio es una sucesión de desatinos: no hay ninguna prueba o indicio para incriminar a los dirigentes awajún y wampís que están siendo juzgados y muchas personas creen que todo es una forma de humillar y doblegar a los indígenas. Ellos deben viajar durante días para cada una de las audiencias, a costos elevadísimos. El Poder Judicial ha rehusado el pedido de la Defensoría del Pueblo de que el tribunal tenga dedicación exclusiva.

Durante las primeras audiencias no hubo intérpretes y solamente después de un año, se autorizó que a los acusados se les tradujeran las diferentes intervenciones de los magistrados.  Casi todos los acusados fueron golpeados por la policía y obligados a incriminarse durante aquellos trágicos días del 2009. Los magistrados y fiscales realizan una serie de preguntas hostiles hacia los indígenas. No se sabe si actúan así por el menosprecio que tantas personas sienten hacia los awajún, percibiéndolos como atrasados y violentos, o porque intencionalmente buscan maltratarlos.

Es impresionante cómo, pese a todo lo que padeció y sigue padeciendo, Manuin no tiene palabras de rechazo hacia el Perú, sino que solamente pide justicia. Por ello, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos le otorgó el Premio Nacional de Derechos Humanos 2014.

Su situación, sin embargo, se ha deteriorado complicado desde la semana pasada, cuando sufrió la amputación de una pierna debido a complicaciones de la diabetes. Ahora se encuentra internado en la Clínica del Pacífico en la ciudad de Chiclayo. 

Es indignante que los responsables de tanto sufrimiento no sean procesados y ni siquiera puedan pedir disculpas. En el texto que sigue, el propio Manuin señala la responsabilidad de varios de ellos. Entretanto, va a participar en las elecciones como candidato por el Frente Amplio a la región Amazonas

Entretanto, este mes, los perjuicios del Estado hacia los awajún se reanudaron con el derrame de petróleo de Petroperú. El gobierno de Humala ya termina y para Manuin y los awajún la justicia se encuentra todavía muy lejos.   

Pronunciamiento de Santiago Manuin

Yo, Santiago Manuin Valera, siempre al servicio de mi pueblo Awajún Wampís, nunca he hecho algo contrario de lo que el Pueblo me ha encomendado. Ahora soy acusado por el fiscal de la corte superior de Amazonas de ser autor intelectual en el caso de la Curva del Diablo y donde se me quiere responsabilizar con una condena de cadena perpetua, involucrándome con los restos de mis compañeros. Doy conocimiento a la opinión pública nacional e internacional de que yo soy inocente en todo lo que me acusa.

Hay un encubrimiento de los verdaderos responsables, que empezando desde ALAN GARCIA PEREZ, presidente de la república de aquel tiempo, sacó los decretos legislativos que atentaban a la Amazonía, nuestro territorio, poniendo en peligro a nuestra existencia como pueblo.

A Mercedes Araoz que dio una opinión desfavorable, donde decía que si derogaban los decretos legislativo los afectarían a la firma de TLC.

A Mercedes Cabanillas, Ministra del interior de aquel tiempo, quien dio orden del desalojo en la Curva del Diablo.

El General Luis Uribe, Jefe territorial, General Muguruza quien ejecutó el orden del desalojo, estos son los verdaderos responsables de ese desenlace, el fiscal no conoce la historia de la Curva del Diablo.

Con mi persona y los restos de mis compañeros el fiscal está cometiendo un grave error de hacer una injusticia con nosotros los indígenas. Yo fui herido 6 de la mañana a una distancia de 500 metros de la carretera, fui retirado por mis compañeros, en ese momento no había ningún periodista, solamente estábamos los manifestantes, los policías, tanquetas, un helicóptero sobrevolando y disparando. ¿Cómo es posible que el fiscal me acuse sin tener pruebas y sin conocer mi historia? Yo fui herido y hospitalizado en el hospital de las Mercedes en Chiclayo, ahí fui detenido durante 3 meses ¿Cómo es posible de que el fiscal me acuse y pida mi condena de cadena perpetua, recién saliendo de la muerte y todavía en recuperación?

Aquí hay una venganza clara, una persecución política de parte del poder judicial de Amazonas. Por un lado hay que conocer el temperamento del pueblo Awajún Wampís, nosotros nunca vamos a consentir que el gobierno haga su capricho con nuestro territorio, somos un pueblo con identidad, luchamos para que nuestros hijos y generaciones nuestras vivan libremente, en el territorio que nuestros antepasados nos asignaron antes que se forme el Estado Peruano. El Perú y el mundo deben saber y conocer que este espacio de 30,000 kilómetros cuadrados es nuestro y nos pertenece, lo defenderemos siempre y daremos nuestras vidas por él.

El gobierno de aquel tiempo nos enfrentó, uno que cumplían una orden de su alto mando y los indígenas que defendían su derecho, su identidad, su cultura, su propio desarrollo, su bosque, sus ríos, su cosmos y su territorio. El paro fue pacífico, hasta ese día fatídico del 5 de junio, nuestra protesta fue para que se derogue ese decreto que nos afectaba, además el gobierno no consultó con nosotros los indígenas. El convenio 169 de la OIT, exige que se consulte siempre que se quiera hacer algo dentro del territorio indígena.

Jesús el verdadero Ajútap, Dios de mis antepasados, es testigo de todo lo que digo y que se cumpla sus designios si así lo dispone. Si debo asumir responsabilidades lo haré con todo orgullo, pero que sea justa mi condena. Algún día el pueblo me dará razones de todo lo que digo, de que soy INOCENTE de todo lo que me culpan.

Amazonas, mayo del 2014

Además…

- Quienes deseen apoyar económicamente a Santiago Manuin en esta crítica situación pueden hacerlo efectuando algún depósito directamente en su cuenta en el Banco de la Nación número 04292277259. Su DNI es 33760081.

- Felicitamos al Ministerio de Educación por aprobar el alfabeto oficial del idioma urarina. 32 de los 47 idiomas indígenas que se hablan en el Perú ya cuentan con alfabetos oficiales.

- Hablando de idiomas indígenas, felicitamos a RENIEC por disponer que también en la ciudad de Lima se emitan actas de nacimiento, matrimonio y defunción en aymara, awajún, jaqaru y wampís. Entre los lugares donde los ciudadanos pueden solicitar un acta bilingüe está la maternidad de Lima.

- Nos alegra saber que la señora awajún Cládiz Cuimango y su hijo Luiz Shakay por fin fueron atendidos gracias a la intervención de los funcionarios del Ministerio de Cultura, el Ministerio Público y RENIEC. Luiz había sido evacuado a un hospital del Callao debido a las graves quemaduras que sufrió, pero ni él ni su madre hablan castellano. 

Aportes y comentarios:

En relación a los abusos laborales:

- Hay muchos riesgos que enfrentan los trabajadores en el Perú. Por ejemplo, todas las oficinas con techos con asbesto, que genera cáncer.    

Es verdad que las empresas mineras legales, las más grandes están muy fiscalizadas, pero las condiciones de trabajo en la minería ilegal sí que son una muerte lenta para trabajadores sin ningún implemento de seguridad ni estándar alguno, muchas veces inclusive niños trabajando, con daños irrecuperables. No se dice nada en el Perú de los cientos de  talleres textiles de Gamarra y nos parece más grave lo que pasa en Asia que lo que tenemos más cerca… Y en la agricultura es harto sabido que muchas veces los trabajadores se envenenan por rociar insecticidas contra el viento.

Creo que para muchos peruanos ya es tan difícil actuar  frente a las condiciones laborales en empresas formales, que todo esto parece imposible.  (Una consultora de temas empresariales). 

- En el Perú, los riesgos laborales y la salud ocupacional son conceptos desconocidos, salvo para los propios trabajadores. En la mayoría de entidades estatales, el trabajador tiene el deber de "ponerse la camiseta" y trabajar más allá de las ocho horas diarias sin que le reconozca las horas de sobretiempo, a veces hasta por cinco horas. Si al día siguiente llega tarde, la entidad no tiene contemplaciones y le abre proceso administrativo sancionatorio (Un magistrado).

Lamentablemente en nuestro país pocos empleadores ven en su empleado a un ser humano. Simplemente los perciben como medios para obtener ganancias y lo demás no les importa.   Es más preocupante aún que los trabajadores se encuentran desprotegidos ante estos atropellos, tanto en el sector administrativo como en el judicial, ya que no hay inspectorías adecuadas y los procesos laborales son largos y tediosos. Es menester que la clase empresarial cambie su mentalidad porque a este paso nos acercamos a consecuencias caóticas para el país (Un estudiante de Derecho).

En relación a las congestiones de tránsito que generan las mujeres policías:

Parte de nuestro problema en el tránsito y como ciudad es que a diferencia de otras grandes ciudades como Santiago de Chile, Buenos Aires, Bogotá, Londres o Madrid, entre otras, nosotros tenemos un alcalde provincial y más de 40 distritales que compiten con el provincial y no coordinan con él. Las otras ciudades mencionadas tiene un solo Alcalde para la ciudad y representantes de ellos en los diferentes distritos o barrios. Eso simplificaría mucho las cosas. Así habría una sola autoridad a cargo del tráfico y de los semáforos (Un especialista en temas de transporte).

- Me quedé pensando en los estereotipos de género detrás en la colocación de las mujeres en una labor mecánica e innecesaria. Percibo que existe una subvaloración de su capacidad de ser policías, como si no lo fueran en realidad. En un inicio, entiendo que se les asignó el tránsito por el valor de honestidad asociado a las mujeres debido también a estereotipos de género que nos reputan como "buenas". Sin embargo, el resultado actual es el encasillamiento de un importante grupo de mujeres policías en una labor sin mayor sentido desde el punto de vista policial. (Una abogada feminista).

- Esto es un maltrato a las y los ciudadanos y a las mujeres policía (Una antropóloga feminista).

- Una vez escuché, que preferían mujeres como policía de tránsito porque son más confiables respecto al tema corrupción. Pero en el 99% de los casos en vez de ayudar con lo tráfico lo empeoran más (Una arquitecta uruguaya, residente en Lima).

- La ineptitud de las mujeres policías se siente mucho más cuando no estoy en un vehículo, sino que tengo que caminar. A veces hacen esperar a los peatones más de 10 minutos para cruzar Canaval y Moreyra. En la intersección de Javier Prado con Arenales es peor y ellas ni caso les hacen a los peatones desesperados. En vez de desperdiciar recursos, las autoridades deberían reubicar a las policías en otras labores donde verdaderamente sean productivas y ellas se sientan también así (Una abogada).

- Más de una vez he tenido que soportar en Javier Prado y en la Vía expresa un tráfico terrible porque a las policías se les ocurre dirigir el tránsito y lo único que logran es complicarlo terriblemente. Tiene que haber de hecho una solución y sino la hay pronto tenemos que demandar que la hagan (Una periodista).

- Estoy de acuerdo en que el tránsito en manos de la Policía es un desastre, pero qué no lo es en manos de una institución tan devaluada y corrupta. Ahora bien, no estoy de acuerdo en que ese caos sea de exclusiva responsabilidad de las mujeres policías, ya que los hombres policías tienen su buena cuota de ineptitud en este asunto. Igual que la periodista alemana me pregunto qué hace la Policía "dirigiendo" el tránsito en intersecciones que tienen semáforos en perfecto funcionamiento y muchas otras preguntas que sería largo de enumerar. Capacitar a la Policía e inculcarles valores es una tarea urgente del Estado  (Un abogado). 

- Aún sin tráfico, los peatones sufren mucho maltrato por parte de la Policía. Yo cruzo todas las mañanas la esquina de Abancay con jirón Ancash, donde no hay tráfico por lo menos hasta el mediodía y más. Varias veces he visto a personas adultas mayores exponer su vida al intentar cruzar porque el semáforo está en verde, mientras la mujer policía estaba dando órdenes a los vehículos de seguir la marcha, en contra de la señal…  Y es muy frecuente que cambien la orden para hacer que los automóviles avance, cuando hay gente en el crucero peatonal.   Me da la impresión de que mandan a las policías menos capacitadas a dirigir el tránsito... además de que es un trabajo terrible y hostil, no es raro que se roboticen. (Un funcionario de la Casa de la Literatura).

LA FRASE W pasa a ser reemplazada por una frase de Iván Lanegra:  

Hay más referencias al cambio climático y a los Pueblos Indígenas en el discurso de Leonardo Di Caprio que en muchos planes de gobierno.

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario