¡Por nuestra verdadera independencia!

Por Jorge Agurto

27 de julio, 2023.- El 28 de julio de 2023 la población informada e indignada de Perú realizará una nueva muestra de ciudadanía y saldrá a las calles a expresar su repudio a un régimen autoritario, represivo, que busca la impunidad y perpetuarse en el poder.

No nos referimos solo a Dina Boluarte y Alberto Otárola, cuyos días en el gobierno como títeres del fujimorismo están contados y dependen de un hilo.

Nos referimos a la mafia política aprofujimorista que cautela estratégicamente el sistema político que más conviene a los grupos de poder económico.

Es esa mafia política la que se escuda en una fraudulenta Constitución Política que adaptan y acomodan a su beneficio cuantas veces les viene en gana y que esgrimen como escudo ante cualquier intento de cambio.

La elección de Alejandro Salas Reyes como nuevo presidente del Congreso de la República es parte de un plan que busca generar las mejores condiciones para que Keiko Fujimori intente, por una cuarta vez, llegar al gobierno.

Con las 55 investigaciones fiscales abiertas, Alejandro Salas es una pieza desechable que puede ser sustituida en el momento conveniente para que el fujimorista Hernando Guerra García, segundo vicepresidente, asuma la presidencia del Parlamento.

En esta situación, la vacancia de Dina Boluarte con 87 votos congresales, bastará para que un fujimorista curtido como Guerra García convoque a elecciones.

Hernando Guerra García ha dado sobradas evidencias de que ha perdido toda ponderación jurídica como presidente de la Comisión de Constitución y Reglamento del Congreso.

Atropellar los organismos electorales y crear condiciones para unas elecciones amañadas que beneficien a su jefa será un juego de niños para personas que han perdido todo pudor político. 

La lucha que impulsan los pueblos y comunidades originarias del país, a la que se suman los trabajadores, estudiantes, amas de casa, entre otros sectores sociales, representa –como hace 200 años– un grito libertario por ver a nuestra patria liberada.

Hoy como ayer, enfrentamos a una casta de seudoperuanos, pergeñados en el poder, que disponen de los bienes comunes nacionales en exclusivo provecho propio y de intereses foráneos.

La necesidad de insurgir por nuestra verdadera independencia se vuelve imperativa considerando que vivimos tiempos de nuevas y grandes amenazas que golpean a las actuales y nuevas generaciones.

No se trata solo de epidemias, desastres, estrés hídrico, inseguridad alimentaria sino que todas estas inclemencias se verán potenciadas por una crisis climática que adquiera la dimensión de crisis civilizatoria.

Antes que celebrar nuestra independencia nacional es necesario reafirmar que la auténtica emancipación de los pueblos del Perú es una tarea histórica aún pendiente.

Y avanzar en la emancipación del país pasa por desenmascarar a quienes fungen de clase dirigente, mientras solazados en su incapacidad, atropellan con descaro los derechos de las mayorías vulnerables.

Te puede interesar:

 Doce razones por las cuales debemos movilizarnos este 19 de julio (16 de julio, 2023)

 

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.