Servicios en comunicación Intercultural

Las causas del conflicto, por Miguel Aragón

«El gobierno pro-OTAN ilegalmente instaurado en Kiev ha intentado ingresar y ser reconocido miembro pleno de la OTAN, pasando por encima de los acuerdos del año 1991, y de los acuerdos de Minsk del año 2014, acuerdos que establecieron que la OTAN no debería expandirse hacia el este de Europa. Esta es una segunda causa del actual conflicto.»
 

Rusia rechaza agresión de la OTAN

Por Miguel Ángel Aragón

25 de febrero, 2022.- Desde el golpe de estrado del año 2014, el gobierno pro-OTAN instalado en Kiev (capital de Ucrania) ha venido hostilizando culturalmente, agrediendo políticamente, y atacando militarmente a la población que vive en la región autónoma de Dombass (parte oriental de Ucrania). Esta es una primera causa del actual conflicto.

En los últimos meses, el gobierno pro-OTAN ilegalmente instaurado en Kiev ha intentado ingresar y ser reconocido miembro pleno de la OTAN, pasando por encima de los acuerdos del año 1991, y de los acuerdos de Minsk del año 2014, acuerdos que establecieron que la OTAN no debería expandirse hacia el este de Europa. Esta es una segunda causa del actual conflicto.

Fuente del mapa: https://www.cronista.com/internacionales

En las últimas décadas, la exportación de gas de Rusia a los países de Europa Central, en gran parte se ha realizado a través de los gasoductos que cruzan el extenso territorio de Ucrania. Por esa servidumbre de paso, el gobierno de Ucrania ha venido recibiendo un triple beneficio. En primer lugar, cobra más de 100 millones de dólares por el derecho de pase de los gasoductos; en segundo lugar, Rusia le vende el gas a Ucrania a un precio preferencial por debajo del precio internacional; en tercer lugar, Ucrania abrumada por su crisis económica interna, ha venido demorando excesivamente los pagos de su consumo de gas en los últimos años. Adicionalmente, hay sospechas, actualmente en investigación, que el gobierno de Ucrania estaría robando gas a lo largo de las extensas líneas de tuberías. Este pase del gas por Ucrania es una tercera causa del actual conflicto.

A partir del golpe de estado del año 2014, en varias oportunidades se ha suspendido temporalmente el transporte del gas de origen ruso por territorio de Ucrania, perjudicando tanto a los proveedores rusos, pero sobre todo, a los consumidores de los países europeos. Para superar estos escollos, los proveedores de gas diseñaron otras alternativas de transporte del gas, y últimamente comenzaron la construcción del llamado North Stream 2, una línea submarina instalada en el Mar Báltico (franja de mar entre el norte de Polonia y el sur de Suecia) que conecta directamente el extremo nor occidental de Rusia con el extremo nor oriental de Alemania.

Esta nueva línea de transporte de gas, que ya se ha concluido de construir en enero de este año, en perspectiva fortalecerá los lazos comerciales de Rusia con Alemania, y con la Unión Europea en su conjunto, lo cual preocupa a los grandes monopolios norteamericanos, que pretenden mantener el distanciamiento de Rusia con los otros países del continente europeo. Como alternativa al suministro de gas de origen ruso por la nueva ruta ya construida, los monopolios norteamericanos están promoviendo el abastecimiento de gas de origen norteamericano, transportado en barcos que deben cruzar el océano atlántico. Suministro que además de ser más caro, ofrece el inconveniente de su peligroso tratamiento y manipulación. Esta es una cuarta causa del actual conflicto.

Por la conjunción de estas cuatro causas, entre otras, el actual gobierno de tendencia fascista temporalmente instalado en Ucrania, y acatando el bastón de mando de los monopolios norteamericanos, ha provocado la actual crisis. En primer lugar, al insistir en sus pretensiones de integrarse a la OTAN, recibiendo miles de toneladas de armamento pesado suministrado por los grandes monopolios fabricantes de armas, y paralelamente recrudeciendo la agresión diaria contra la población de la parte oriental de Ucrania. Población agredida, mayormente de origen ruso o ruso parlantes, que desde el golpe de estado del año 2014, decidieron constituirse en dos repúblicas democráticas autónomas, la R.D. de Donetsk y la R.D. de Lugansk, las cuales han sido reconocidas diplomáticamente por Rusia el día 21 de febrero. En las últimas semanas, varios miles de pobladores de esta región oriental han huido hacia Rusia donde se encuentran en calidad de refugiados.

Las dos nuevas repúblicas democráticas, de Donetsk y Lugansk, al ser reconocidas como repúblicas independientes, y en pleno derecho a defenderse de la permanente agresión de Ucrania, han solicitado el apoyo solidario de Rusia, tanto económico como militar.

La primera medida de este apoyo solidario y efectivo, de Rusia a las dos jóvenes repúblicas democráticas, ha sido bombardear selectivamente objetivos militares en territorio de Ucrania, a partir del 24 de febrero. Por su parte los pobladores de Donetsk y Lugansk, organizados en milicias, y fortalecidos moralmente, se han reagrupado y pasado al contra ataque por tierra contra la agresión del maltrecho ejército fascista de Ucrania, para expulsarlo de la región autónoma del Donbass.

El objetivo de los pueblos de las repúblicas democráticas de Donetsk y Lugansk, que ahora cuentan con el apoyo efectivo de Rusia, y la solidaridad de otros pueblos del mundo, no es invadir ni destruir Ucrania.

El objetivo de la guerra defensiva de los pueblos de estas dos repúblicas, es recuperar los territorios de la extensa zona del Donbass, establecer la paz en la zona, continuar trabajando por el crecimiento y desarrollo de sus pueblos, y vivir en paz con los pueblos de los países vecinos.

 

Te puede interesar:

La OTAN, Rusia y Ucrania: una glosa impertinente, por Carlos Taibo

Por Carlos Taibo

Mucho me hubiera gustado que estas líneas viesen la luz en alguno de esos periódicos que, en Madrid o en Barcelona, tiempo atrás me hacían algún hueco. No es así –entiendo yo– porque nuestro panorama mediático se ha ido cerrando de tal manera que impide considerar determinadas materias y defender determinadas posiciones. Seguir leyendo...

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario