Servicios en comunicación Intercultural

Lo bueno, lo malo y lo feo de la jornada sobre la vacancia de PPK

Kenji Fujimori salva a PPK de la vacancia. ¿A cambio del indulto al dictador? Foto: Selfie de Kenji Fuente: @KenjiFujimoriHv

Por Jorge Agurto

22 de diciembre, 2017.- Luego de una jornada maratónica el aún presidente de la República del Perú, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), se libró de la vacancia presidencial por "permanente incapacidad moral".

Los votos a favor de la vacancia (79) no alcanzaron los 87 votos necesarios para declarar la vacancia.

A pesar de la alegría de los ppkausas el gobierno está sumamente debilitado, algo de lo que no parece darse cuenta el propío PPK. Sería bueno recordarle que solo 19 votos estuvieron en contra de la vacancia.

Hubo 21 abstenciones y los diez miembros de la bancada de Nuevo Perú prefirieron salir del hemiciclo antes de la votación. 

Mi primera impresión sobre lo bueno, lo malo y lo feo de la jornada ese expresa en lo siguiente: 

Lo bueno: la derrota de Keiko Fujimori y su bancada irracional, prepotente y autoritaria; que se ha visto dividida y ha perdido su solidez, arbitrariamente mayoritaria. 

Lo malo: El triunfalismo de PPK y las muestras de agradecimiento de los miembros de su bancada a Kenji Fujimori. Este operó con sagacidad para lograr que 10 congresistas de la bancada controlada por su hermana Keiko se abstuvieron de votar a favor de la vacancia. ¿A cambio de qué este favor? ¿La promesa de indulto a Alberto Fujimori Fujimori de PPK? ¿Este es el costo de "haber salvado" a PPK? 

Lo feo: La división de la oposición popular de las bancadas del Frente Amplio y Nuevo Perú.

Los primeros, bajo la consigna de "combatir la corrupción, caiga quién caiga", votaron en bloque a favor de la vacancia presidencial.

La bancada de Nuevo Perú, bajo la consigna de "ni golpismo ni lobismo" optó por salir del hemiciclo poco antes de la votación.

De haber actuado unidos, hubieran tenido el poder de 20 votos en un escenario delicado, en el que hubieran podido fijar condiciones políticas específicas apoyándose en su propio peso específico.

Colofón. Se abre un nuevo capítulo político y la necesidad de intensificar la lucha contra el autoritarismo. Urge construir una hoja de ruta que trascienda lo coyuntural y ponga fin a la naturalización de la corrupción y la impunidad como ejercicio de nuestra clase política. 

Desde los pueblos y la ciudadanía debemos aunar esfuerzos por convertir la crisis en una oportunidad para abrir paso a una profunda renovación política y moral.

---
Información relacionada:

  1. Una hoja de ruta frente a la crisis política nacional

  2. PPK: Ni histórica, ni teológicamente podría ser absuelto

  3. NYT: “El caso Kuczynski pone de manifiesto un dilema”

  4. La vacancia presidencial por incapacidad moral: ¿cómo y por qué?

  5. ¡Llulla presidente! Vínculos de PPK con Odebrecht son densos y antiguos

  6. Piden vacancia de PPK, nuevas elecciones y nueva Constitución

  7. Perú: Diez razones esenciales para no votar por PPK 

 

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario