Servicios en comunicación Intercultural

Apuntes para el conocimiento del pensamiento forestal en el Perú

Foto: Donofré Chuco / Servindi

Por Rodrigo Arce Rojas*

22 de junio, 2018.- La gestión forestal no se refiere únicamente a los aspectos biofísicos sino también a los aspectos socioculturales (Arce, 2016). Por ello resulta pertinente la perspectiva de considerar a los bosques como socioecosistemas (Arce, 2018). De esta manera se toma en cuenta las interacciones e interdependencias entre los aspectos tangibles e intangibles de los socioecosistemas. En esta perspectiva se integran los elementos y los procesos ecológicos, la sociedad, la cultura, la historia, el lenguaje, las imágenes, los sentidos, entre otros aspectos.

Reconocida las interacciones entre paradigmas-pensamientos-emociones-manifestaciones (discursos, narrativas, actitudes, comportamientos, prácticas) de personas y colectivos, resulta fundamental conocer a profundidad cada uno de estos elementos. Finalmente terminan incidiendo positiva o negativamente sobre los bosques.

Es propósito de este artículo promover una discusión sobre una tipología del pensamiento forestal en el Perú recogido de múltiples procesos de diálogo y participación forestal.

Es importante señalar que el pensamiento no es únicamente un proceso individual sino que es producto de la interacción social. El pensamiento forestal en buena cuenta es producto de la intersubjetividad producto de los procesos históricos y sociales a lo que cada uno de los sujetos forestales está expuesto. Ello explica por qué podemos encontrar una diversidad de formas de pensamiento o de intersubjetividades. Dicho de otra manera hay diversidad de pensamiento y múltiples verdades.

El contexto histórico-social configura entonces diversidad de tipos de pensamiento forestal. La educación forestal formal tiene un papel importante en la configuración del pensamiento forestal pero no se reduce a ella pues cada persona desarrolla su propio proceso de educación forestal no formal. La cultura también tiene una fuerte impronta en cada persona y grupo forestal y es así como se van configurando las creencias, ideologías, representaciones sociales, discursos, imágenes.

Los marcos epistemológicos también juegan un rol sustantivo. Hay que tener presente que la mayoría de nosotros hemos sido formados en el marco del paradigma cartesiano. Como es conocido, este paradigma de pensamiento se caracteriza por ser disyuntivo, reduccionista, lineal y determinista, entre otros atributos.

Al influjo del pensamiento dicotómico es posible encontrar una serie de conceptos que aparecen como contrapuestos. Por ejemplo, sociedad-naturaleza, producción-conservación, razón-emoción, teoría-práctica, ciencia-saber popular, ciencia-ética, ciencia-estética, ingeniería-poesía, entre otras polarizaciones.

Para poder desarrollar la tipología de pensamiento forestal estamos considerando como eje central el grado de orientación hacia la reflexión, así tendremos mayor o menor orientación para profundizar el pensamiento. La orientación a la reflexión lo contrastamos con el grado de compromiso a la sustentabilidad. Vale mencionar que nadie va a reconocer cuál es su grado de compromiso con la sustentabilidad pero lo podemos reconocer en la medida en que privilegia la dimensión económica (sustentabilidad débil) o considera los aspectos ambientales, sociales y económicos en el mismo grado de importancia y ponderación (sustentabilidad fuerte). Los resultados de la tipología de pensamiento forestal se presentan en la figura 1.


Fig. 1: Esquemas de pensamiento forestal que interrelación el grado de orientación a la reflexión y el grado de compromiso con la sustentabilidad fuerte

Así, podemos reconocer los diversos tipos de pensamiento forestal:

Modelo I: Pensamiento forestal comprometido con la sustentabilidad fuerte basada en una profunda reflexión.

Modelo IV: Pensamiento forestal comprometida con la sustentabilidad fuerte basada en las experiencias sin que necesariamente conlleve profundos procesos de reflexión.

Modelo II: Pensamiento forestal que lleva implícita la sustentabilidad débil con procesos profundos de reflexión orientado a sustentar teóricamente su posición.

Modelo III: Pensamiento forestal que lleva implícita la sustentabilidad débil que se sustenta en las experiencias prácticas.

Modelo I-IV: Pensamiento forestal orientado por la sustentabilidad fuerte que reconoce la importancia de los procesos reflexivos como los aportes de las experiencias prácticas.

Modelo II-III: Pensamiento forestal que lleva implícita la sustentabilidad débil que considera la importancia de los aportes de las experiencias prácticas como los procesos reflexivos pero siempre orientados a sustentar su posición.

No es propósito de este artículo decir que una forma de pensamiento (modelo) es mejor que otro, sólo dar cuenta de la diversidad existente. Corresponde a cada persona, grupo, empresa, organización definir qué formas de pensamiento forestal quieren desarrollar para contribuir al desarrollo forestal sostenible.

Podemos afirmar ahora que hablar de desarrollo forestal es hablar del grado de contribución efectiva a la totalidad de Objetivos de Desarrollo Sostenible.  Todo esto no significa reducir la importancia de las ciencias forestales (manejo, conservación, industrias) sino abrir la mente y el corazón hacia otros aspectos de la realidad forestal compleja para superar visiones reductivas. No hay filosofía forestal vana, hay contribución al desarrollo forestal sostenible articulada a la sustentabilidad planetaria (Arce, 2018).

Bibliografía revisada:

- Arce, Rodrigo (20 de mayo, 2018). Los bosques como socioecosistemas: una nueva perspectiva para el abordaje del desarrollo forestal. (Mensaje en un blog). SERVINDI. Recuperado de: https://www.servindi.org/actualidad-noticias/20/05/2018/los-bosques-como-socioecosistemas-una-nueva-perspectiva-para-el

- Arce, Rodrigo (16 de febrero, 2018). Aportes para el estudio de la filosofía forestal desde la praxis peruana. (Mensaje en un blog). SERVINDI. Recuperado de: https://www.servindi.org/actualidad-opinion/15/02/2018/aportes-para-el-estudio-de-la-filosofia-forestal-desde-la-praxis

- Arce, Rodrigo (24 de noviembre, 2016). El desarrollo forestal no es solo cuestión de árboles. (Mensaje en un blog). SERVINDI. Recuperado de: https://www.servindi.org/actualidad-noticias-opinion/23/11/2016/el-desarrollo-forestal-no-es-solo-cuestion-de-arboles

---
*Rodrigo Arce Rojas es Doctor en Pensamiento Complejo por la Multiversidad Mundo Real Edgar Morin de México. Su correo es [email protected]

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario