Servicios en comunicación Intercultural

Estadísticamente improbable: respuesta a Lourdes Flores

Composición: Atv

Por Andrés Chirinos*

17 de junio, 2021.- La abogada Lourdes Flores ha insinuado (Canal N, 17-6-21) que una de las vías para “demostrar” el supuesto fraude en mesa es que los resultados de la votación en las mesas impugnadas son estadísticamente improbables, aludiendo a la altísima votación de Castillo y al nulo o bajo nivel de votos blancos lo que no parece un argumento jurídico sino político.

Ya se ha desmentido que ese sea el caso en todas las mesas impugnadas (@ConvocaPe). Aún así me parece conveniente responder dada la falta de sustento histórico-antropológico a lo que se afirma, lo que es relevante teniendo en cuenta que se cuestionan los votos de una población rural cuyos usos, costumbres, lenguas y valores suelen ser desconocidos por las élites peruanas.

1. La probabilidad de que ocurriera un aluvión de votos a favor de Castillo era muy alta, marcando un hito histórico como efectivamente sucedió y el mejor indicador son las encuestas previas a la elección que señalaban que se venía una victoria aplastante (IPSOS, IEP, DATUM), especialmente en el sur, zonas de sierra y comunidades.

2. El bajo nivel de votos blancos es explicable en ese contexto. La diferencia entre votos en blanco en primera y segunda vuelta es una constante histórica, especialmente en contextos polarizados.

El alto nivel de voto blanco en primera vuelta es característico de zonas rurales y se explica por las dificultades en leer una lista larga de partidos, lo que ya ocurrió en el año 2000; en segunda vuelta ese porcentaje cayó radicalmente, el mismo año. La reducción del analfabetismo en años recientes contribuye a la disminución del voto en blanco.

3. Las comunidades campesinas e indígenas deciden el voto comunalmente, como lo señaló en reciente entrevista el dirigente de la Unión de Comunidades Aymaras entrevistado por TvPerú en Cara a Cara, el pasado 11 de junio, Hugo Jilaja Huichi. Lo que es costumbre, al igual que hay familias urbanas que consensúan el voto al interior de su núcleo. El acuerdo comunal implica una obligación moral que se asume como miembro de una comunidad.

4. La distribución de la votación aplastante obtenida por Castillo es coincidente en altísima proporción con la distribución de las comunidades campesinas e indígenas peruanas (ver por ejemplo el “Atlas Lingüístico del Perú” con datos del INEI publicado el 2001). No es improbabilidad estadística sino coincidencia estadística. Lo que se afirma negaría validez no solo a 44 mil votos sino a millones de votos. Un “fraude en mesa” masivo del cual no han hallado ni rastro miles de observadores presentes.

No es improbabilidad estadística sino coincidencia estadística.

5. En cuanto a antecedentes históricos, hay un caso que es de recordar por tener elementos similares: no en cuanto al aspecto abrumador, pero sí en cuanto al surgimiento súbito de una tendencia. En 1993, para el Referéndum donde se aprueba la Constitución hubo un cambio importante de votos a favor del NO, lo que se produjo especialmente al sur y de manera más pronunciada en Puno. Era estadísticamente muy poco probable que se perdiera el Referéndum pero así ocurrió, al menos en Puno.

¿Cuál fue la razón? Parte importante de la población campesina asoció las recientes presentaciones masivas de detenidos con traje a rayas en la televisión –como supuestos terroristas– con la posibilidad de que la pena de muerte incluida en la nueva Constitución se fuera a aplicar indiscriminadamente contra campesinos, según se dijo, lo que explicó el vuelco de votos.

6. La avalancha de votos por Castillo se ha venido gestando durante meses –no semanas como ocurrió en 1993. En dicho período hemos visto partidarios fujimoristas –como el periodista Beto Ortiz de Willax tv– que han acusado de pro-terruco a medio país, incluyendo un diario bastante moderado como es La República.

Se han producido hechos terribles como fue la matanza de 16 personas en un caserío del VRAEM, con población fundamentalmente de origen andino y el profesor Castillo ha sido insultado como Pedro “Tirapiedra”, literalmente, por su oponente.

Solo señalo ejemplos, pero, ¿quién puede dudar, en el contexto que hemos vivido, que existiría la fuerte sospecha de que la Sra. Fujimori utilizaría la mano dura que prometía contra los pobladores andinos?

7. La improbabilidad estadística puede ser cierta y si no hubiera explicación a la misma cabe dudar o sospechar. Sin embargo, en el caso que tratamos hay claras y nítidas explicaciones, antecedentes históricos, costumbres, y un contexto percibido como visceralmente racista en una segunda vuelta calificada como demencial por serios analistas.

La pregunta que merece explicarse es ¿por qué hubo aún personas en las comunidades que votaron por la Sra. Fujimori?, ¿por qué quedaron personas que tienen dificultades en marcar el voto que no fueron enseñadas antes por los comuneros para que voten bien y dio lugar a que se produjeran aún algunos votos blancos?

---
* Andrés Chirinos es máster en Investigación histórica y geográfica por la UNED, ha ejercido como educador en áreas rurales. Autor del Atlas lingüístico del Perú, CBC-MINEDU, Lima, 2001.

 

Te puede interesar:

Tu apellido no vale, tu firma menos

Composición de imagen: Radio Onda Azul

Servindi, 11 de junio, 2021.- Los argumentos de Fuerza Popular para intentar anular actas electorales "revelan su ignorancia completa y fortalecen sus consabidas maniobras de racismo, violencia y discriminación hacia los pobladores de zonas rurales". Seguir leyendo...

 

Intolerancia a flor de piel

¿Será necesario otra campaña política para darnos cuenta que todas las voces importan? Fuente de la imagen: Inforegión.

Normalización de la discriminación y el racismo, tras los resultados electorales.

Por Gabriela Coloma

Inforegión, 12 de junio, 2021.- Brillante y transparente. Ese es el significado que toma el apellido más común del Perú: Quispe. Seguir leyendo...


Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario