Servicios en comunicación Intercultural

El suicidio de Alan García

Por José Diaz

Un suicidio es siempre una decisión personal y es casi siempre imposible de explicar.

En varias entrevistas Alan García insinuó su obsesión por la "posteridad". Le importaba demasiado la imagen que dejaría en la historia del Perú. La idea de él en prisión o con grilletes le parecía imposible. Acusaba de "homicidio moral" a quien se atreviera a arrestarlo. Quería ser un héroe político, no entendía a la política sin la posibilidad de heroicidad, de grandeza.

Sin embargo, su imagen entró en decadencia en los últimos 10 años. Zafó de mil juicios y algo que siempre quizo evitar, y logró, fue una foto suya enmarrocado.

Con su suicidio perdemos todos. Pierde Alan García que no será jamás el héroe político que soñó ser, pierde su familia, pierden los apristas a su más exitoso líder y perdemos los anti-apristas la posibilidad de verlo pagar por sus delitos. Jamás habrá una condena contra Alan García, muerto él se archivan sus cargos. Su pasión por sí mismo lo llevó a dispararse con un arma que llevaba tallada su nombre.

Así era García, hasta ahí llegaba su egocentrismo.

El legado de Alan García se escribió de principio a fin con controversia. A inicios de los 80's le quitó a Carlos Roca el bastón de mando que dejaba Haya de la Torre y empezó a escribir así su controvertida historia política.

Desde entonces su figura polarizó desde/hacia todos los espectros de la política. Tanta refriega le tenía que costar y al final fuimos muchos más los que nos inclinamos a odiarlo que a admirarlo. La sensación que me deja lo de hoy es de vacío, siento que, al fin y al cabo, su suicidio fue tan abrupto que no deja ni lecciones.

---
Fuente: Facebook de José Diaz

Otras expresiones

.-.-.

Performance político: Muchos ciudadanos peruanos planeaban izar la bandera en sus casas el día que Alan García fuera detenido. Hoy las banderas oficiales ondean a media asta y García puede ser enterrado con honores de expresidente porque no llegó a ser condenado... El arte de la fuga.

Miguel Ángel Rivera

.-.-.

Es importante que en este momento todos expresemos nuestro apoyo a los fiscales y jueces que están luchando contra la corrupción. Es una cobardía usar este hecho extremo para culpabilizar y atacar la acción de la justicia, como acaba de hacer el impresentable de Mulder.

.-.

Veo la tele y solo, qué puedo decir: sí, estoy conmovido. Mis condolencias a los apristas honestos. Su partido ha muerto.

.-.

La muerte de Alan García, después de suicidarse para evadir la justicia, no enluta al país. Lo mancha.

Juan Manuel Robles

.-.-.

¿Duelo nacional porque se suicidó alguien que se corrió de la justicia una y otra vez? Mucha, muchísima pena por sus familiares pero el pueblo peruano honesto no tiene por qué ser agraviado con esto. A nadie le alegra su muerte. Al contrario, pero duelo nacional es un insulto.

Claudia Cisneros

.-.-.

Fuga, prescripción, acción de amparo, intento de asilo y suicidio. Ninguno de estos actos fue honorable. Lo lamento profundamente por sus familiares y amigos, y por los [email protected] que esperábamos justicia. Esto no debe frenar las investigaciones ni debilitar al equipo especial.

Sergio Tejada

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Dekaskenum diyamak pamuk aajakú jakamuk besetai, tujash datsantai, nigki maama nunak emematji makichkich tichamin anestjinig nigka iman tumamin dewakuitkush, au niinak maamatnum jukine, ujumak utugchat iwaintamiatak. Ayamsati.
Prof. Hugo Wipio

Añadir nuevo comentario