Servicios en comunicación Intercultural

Las rondas campesinas frente al incremento de contagios por Covid-19

Rondas Campesinas de Shitute Celendin durante jornada de control el 13 de junio 2020 / Foto César Estrada.

Sin apoyo, los ronderos no solo luchan para contener el nuevo coronavirus, sino también muchas veces contra la discriminación de la Policía Nacional del Perú (PNP) y de las autoridades que obstaculizan su labor.

Por César Estrada*

Servindi, 17 de julio, 2020.- Consultado por el incremento de los contagios por Covid-19 en el departamento de Cajamarca, Santos Saavedra Vásquez, presidente de la Central Única Nacional de Rondas Campesinas del Perú (CUNARC-P), señala que este obedece a varios factores.

Entre ellos la crisis económica que obliga a las personas a salir a las calles a trabajar para llevar el pan de cada día a sus hogares, así como la baja participación de las rondas en los últimos días en el trabajo de control.

Los primeros 80 o 90 días el trabajo de las rondas fue de un 80 por ciento y se hizo un cerco regional, donde se controlaba el desplazamiento de personas que podrían trasportar el Covid-19.

Sin embargo, en la actualidad las rondas se han replegado, los cercos de control territorial se han desactivado por falta de apoyo y coordinación con las autoridades del Estado.

Asimismo, la situación economica de las familias de extrema pobreza quienes además no se han beneficiado con ningun subcsdio del Estado, se ven obligados a salir a la calle, lo que incrementa los contagiós.

Pese a la voluntad y esfuerzo de las rondas campesinas, las autoridades regionales nunca convocaron a ningún dirigente para conformar el comando COVID-19.

Esto hubiese permitido articular estrategias que habrían ayudado además a mantener en el tiempo un trabajo conjunto con el de la Policía, miembros del Ejército y contener lo que hoy se les está yendo de las manos.

Ello es un factor que también ha permitido, en parte, que los contagios alcancen a 2,366 y 96 muertos que llevaron al colapso al sistema de salud en esta región.

Finalmente, Saavedra, advierte que sin la coordinación, sin apoyo y sin la sociedad organizada, las autoridades, policía y el personal médico no van a poder efectivizar su labor su trabajo.

Dirigente nacional Santos Saavedra, durante una reunión con bases ronderas. Foto César Estrada

Hualgayoc, Bambamarca

Al inicio de la cuarentena, las rondas campesinas, a través de su máxima representación provincial recaída en el señor Lisandro Torres Aguilar, advirtieron a la ciudadanía que la organización no permitiría el ingreso de personas desconocidas a sus comunidades.

Asimismo, invocó el cumplimiento estricto de salir a comprar alimentos y medicinas una sola persona por hogar, además de las respectivas desinfecciones.

Como principal trabajo durante los primeros 90 días, instalaron 70 piquetes de control en toda la provincia para hacer cumplir el aislamiento social obligatorio decretado por el Gobierno.

A la fecha, el trabajo de control rondero se ha reducido, además de ser una de las provincias cajamarquinas donde el número de contagios ha alcanzado a 245 y un fallecido hasta el martes 14 de junio.

Lisandro Torres Aguilar, presidente provincial de rondas campesinas de Hualgayoc Bambamarca. Foto. César Estrada.

Celendín

Pese a la obstaculización a la labor de las rondas campesinas por parte de los agentes del orden y personal de salud, esta organización campesina continúa en gran parte de esta provincia con el control del ingreso y salida de las personas para evitar la propagación de coronavirus en sus comunidades.

El presidente de las rondas unitarias de la provincia de Celendin, Eduar Rodas, lamentó este tipo de actitud por parte de la policía.

Yo fui uno de los dirigentes que sufrió en carne propia la discriminación y obstaculización a mi labor por parte de efectivos que me impidieron –en algunas oportunidades– realizar mi trabajo de control y orientación en cada punto de vigilancia.

La policía estaba en contra de nosotros, nos ven como un obstáculo a ellos; sin embargo, en la actualidad la falta de coordinación y consideración a nuestro trabajo ya empieza a pasar factura con el incremento de contagios (126) que alcanzó hasta el martes 14 de julio.

El dirigente señala que, a pesar de ello, el martes 14 de julio, bases como el de los centros poblados del Tingo, Saraus, Guayopampa, Shanipata y otros, han reafirmado que continuarán con el control en cada una de sus comunidades.

En este caso, asumirá por cuenta propia los equipos de bioseguridad como mascarillas, alcohol y otros, como siempre lo hemos hecho frente a la ausencia del Gobierno regional y nacional.

Además, pide a las autoridades a coordinar y no obstaculizar su labor que tiene el mismo objetivo de luchar contra el coronavirus, donde en los últimos días se incrementaron los contagios a gran escala en esta provincia.

Rondas campesinas “Los Jardines Celendin” durante jornada de control territorial. Foto César Estrada

El Tambo, bastión rebelde contra Conga

El ex consejero regional, líder ambiental y rondero Manuel Ramos Campos, manifiesta que en el Centro Poblado El Tambo y sus 26 caseríos, hasta el momento no se ha reportado ningún caso de covid-19, pero eso es gracias al trabajo y control estricto de las rondas campesinas.

Acá seguimos luchando sin el apoyo ni la coordinación del Comando Covid del gobierno regional y lamentablemente los subsidios del Estado tampoco han llegado a los más pobres que lo necesitan.

Ramos Campos admite que por más control y trabajo que realicen las rondas campesinas, sin el apoyo logístico (equipos de bioseguridad) por parte de las autoridades regionales y nacionales, será muy difícil continuar luchando al 100 por ciento contra el nuevo coronavirus.

Lo que significa es que es muy previsible que los contagios lleguen a nuestras comunidades.  “Pido a la ciudadanía a tomar conciencia, ya hemos tenido más de 100 días que nos ha servido para darnos cuenta lo valioso que es la vida y por otra parte pido a las autoridades a que sean responsables y se dediquen a suplir las necesidades de la población”, sentenció.

Manuel Ramos Campos, con su palana en mano durante una jornada de control en una tranquera en el Tambo. Foto César Estrada

Luya, Amazonas

Cuatro ronderos que se contagiaron con el Covid -19 durante su labor de control para hacer cumplir el aislamiento social obligatorio, así como evitar el ingreso de personas ajenas sus comunidades, son discriminados por la población de Lamud, que a diario los acusan de ser quienes habrían iniciado la ola de contagios en la provincia de Luya.

Una valiente docente que se sumó a las rondas campesinas y que pidió reservar su nombre señala: “nosotros nos hemos contagiado en verdad, por cuidarlos a quienes nos discriminan y a sus familiares. Hemos estado cuidando en las tranqueras que la gente no ingrese clandestinamente mientras otros dormían plácidamente”.

“Vamos a recuperarnos, vamos a salir airosos de esto; sin embargo, nadie es inmune a esta epidemia y si solo nos dedicamos a criticar, cuestionar y discriminar lejos de tomar conciencia, cumplir con los protocolos, en un tiempo no muy lejano estaremos todos en esta misma situación”, señaló la docente.

Congresista Mirtha Vásquez

Tras el masivo incremento de contagios por coronavirus en los últimos días en Cajamarca, la congresista de la República por Cajamarca, Mirtha Vásquez, había solicitado al ex presidente del Consejo de Ministros, Vicente Zeballos, una reunión con carácter de urgencia, a fin de tomar acciones urgentes ante esta crisis sanitaria que ha colapsado el sistema sanitario en Cajamarca.

Cabe señalar que Voces en Acción es producido por Servindi con el apoyo de la Fundación Friedrich Ebert.

 

* César Estrada Chuquilín es comunicador indígena de Cajamarca y miembro de la Red de Comunicadores Indígenas del Perú (REDCIP).

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Debemos continuar con el crecimiento de nuestra principal organización Constitucional de los Pueblos Originarios. El mensaje del gobierno ya está entendido: SU OBJETIVO ES DEBILITAR LOS PUEBLOS ORIGINARIOS PARA RELANZAR EL EXTRACTIVISMO SOBRE SUS TERRITORIOS. La mejor expresión de ello es la formación del nuevo gabinete en el que se mantiene a la ministra del MEF.

Añadir nuevo comentario