Servicios en comunicación Intercultural

Medidas urgentes latinoamericanas frente a la situación de Venezuela

Foto: El Carabobeño

Para el profesor Antonio Peña Jumpa la migración forzada y crisis de Venezuela es un tema Latinoamericano urgente. De ahí la necesidad de materializar acciones latinoamericanas inmediatas para conseguir estabilidad política y económica en Venezuela y promover, en el futuro, el retorno de nuestros hermanos migrantes venezolanos.

Medidas urgentes latinoamericanas frente a la situación de Venezuela

Por Antonio Peña Jumpa*

15 de enero, 2019.- El Grupo de Lima (GL), constituido el año 2017 por países del continente americano para hacer frente a la crisis política, económica, social y humanitaria de Venezuela, ha emitido el comunicado Nro. 001-2019, de fecha 4 de Enero de 2019, a través del cual da a conocer un conjunto de medidas acordadas contra el régimen del Sr. Nicolás Maduro. ¿Qué razonables y efectivas pueden proyectarse dichas medidas? ¿Existen otras alternativas frente a la crisis y, particularmente, frente a la emigración forzada de millones de jóvenes o familias venezolanas?

En el punto 13 del comunicado citado, el GL presenta 7 medidas que integramos en cuatro grupos:

1. Medidas relacionadas a las relaciones diplomáticas con Venezuela: incluye la medida de reevaluación de las relaciones diplomáticas en función del restablecimiento de la democracia y orden constitucional, y la medida de impedimento de ingreso de altos funcionarios del régimen venezolano al territorio de los países del GL.

2. Medidas sobre la cooperación económica y militar: a través de las cuales se evalúa la restricción de préstamos y se suspende la cooperación militar con el régimen del Sr. Nicolás Maduro.

3. Medidas de difusión y convocatoria a otras naciones: comprende intensificar contactos con países no miembros del GL y convocarlos para que adopten medidas semejantes contra el régimen del Sr. Maduro.

4. Medidas de apoyo a la denuncia ante la Corte Penal Internacional (CPI): por las que se busca el apoyo de otras naciones para que la CPI investigue los posibles crímenes de lesa humanidad en Venezuela.

Son cuatro grupos de medidas que tienen como fin, según el mismo comunicado, que el Sr. Nicolás Maduro reconozca la ilegitimidad de su nuevo mandato (iniciado el 10 de enero de 2019), transfiera en forma provisional el poder ejecutivo a la Asamblea Nacional de Venezuela (que si goza de legitimidad), y se convoque a nuevas elecciones.

¿Accederá a dicho requerimiento el Sr. Maduro? Los hechos demuestran que NO. Por el contrario, el Sr. Nicolás Maduro ha atacado duramente a los miembros del GL llegando a amenazar y a retar o burlarse de las medidas acordadas (ver notas de prensa de los días 4 al 14 de enero).

Estos hechos demuestran que las medidas acordadas por el GL resultan insuficientes. Sus efectos no se proyectan a comprender que el problema no es sola la crisis de Venezuela, sino la crisis que se extiende a todas las comunidades, barrios, distritos, provincias y regiones de los países vecinos que recibimos los cientos de miles de venezolanos que migran forzadamente de su país. Solo en el Perú, cifras oficiales revelan que hemos recibido 700,000 migrantes venezolanos, lo que significa en términos reales (incluyendo a migrantes “ilegales”) que la cifra supera el millón.

Los efectos de esta migración se traduce en múltiples necesidades: la creación de al menos 500,000 nuevos empleos, la atención de cientos de miles de actos administrativos para proveer de servicios básicos a los migrantes (en vivienda, salud y educación principalmente), y de una mayor producción de alimentos para compartir. Si bien ello puede generar un crecimiento económico (por la mano de obra barata aprovechada injustamente), también puede derivar en miles de nuevos conflictos sociales e individuales por discriminación o desprotección de los pobres y medios pobres locales aún no atendidos por el Estado peruano.

¿Qué hacer?

El GL y, particularmente, los países miembros como el Perú, afectados por la recepción de los cientos de miles de migrantes venezolanos, deben adoptar medidas alternativas contra el régimen del Sr. Nicolás Maduro. No basta “evaluar” o “reevaluar” posibles acciones, sino “hacer” o “no hacer”. En las actuales circunstancias (de éxodo de millones de venezolanos, de crisis política y económica interna en Venezuela, y de futuros conflictos en los países vecinos latinoamericanos), es necesario y urgente aislar el actual régimen del Sr. Nicolás Maduro. Esto significa “hacer” por lo menos dos tipos de acciones:

  • Que los países miembros del GL inicien la suspensión de relaciones diplomáticas y comerciales con el actual régimen del Sr. Nicolás Maduro.
  • Que los mismos países miembros del GL limiten sus relaciones diplomáticas y comerciales con aquellos países que, contrariamente, respaldan al actual régimen del Sr. Nicolás Maduro.

La migración forzada y crisis de Venezuela es un tema Latinoamericano urgente. De ahí la necesidad de materializar acciones latinoamericanas inmediatas para conseguir estabilidad política y económica en Venezuela y promover, en el futuro, el retorno de nuestros hermanos migrantes venezolanos.

---
Antonio Peña Juma es profesor de la Pontificia Universidad Católica del Perú y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Abogado, magister en Ciencias Sociales y Ph.D. in Laws.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Zona de guerra desde Venezuela hacia el sur, hay que evitar dando de baja al torpe Maduro, incapaz de conducir la forma democrática popular de gobernar con contenido socialista y de raíces indígenas.

Añadir nuevo comentario