Amauta: sobre periodismo, prensa y comunicación

Es seguro de que si viviera en la época actual, el amauta José Carlos, no habría desdeñado ninguna herramienta de comunicación como la radiodifusión o el uso intensivo de la Internet.

Por Jorge Agurto

Servindi, 14 de junio, 2024.- Pese a su breve existencia, el amauta José Carlos Mariátegui La Chira, dejó un enorme legado para que el pueblo peruano encuentre su camino para forjar un socialismo peruano, “sin calco, ni copia”.

Hombre de su época y de su tiempo, supo advertir las tendencias globales del fenómeno capitalista y –obviamente– reconocer la importancia estratégica de las comunicaciones en el mundo moderno.

Hombre de pensamiento y acción, alejado de dogmas estériles e inconsecuentes, el amauta comprendió que la obra política socialista era en lo esencial una obra orientada a forjar una nueva civilización y una nueva cultura. 

Por eso, a su retorno de Europa y luego de haber asimilado la experiencia gramsciana, el amauta emprendió con mayor tenacidad y claridad la tarea de desarrollar una estrategia integral de comunicación.

No solo era la tribuna o el púlpito, los diálogos en el “rincón rojo”, ni la revista de doctrina (Amauta), sino además el periódico masivo (Labor), la labor editorial a través de la sociedad Claridad y proyectaba un periódico (El Ayllu) orientado a las comunidades indígenas.

Es seguro de que si viviera en la época actual, el amauta José Carlos, no habría desdeñado ninguna herramienta de comunicación como la radiodifusión o el uso intensivo de la Internet.

En esta fecha que celebra una año más de su nacimiento para riqueza cultural y política de Perú compartimos una selección de citas del amauta que corroboran nuestras apreciaciones. 

Citas del amauta José Carlos sobre comunicación, prensa y periodismo

“El progreso de las comunicaciones ha conectado y ha solidarizado hasta un grado inverosímil la actividad y la historia de las naciones (…) Cada día es mayor la rapidez con que se difunden las corrientes del pensamiento y de la cultura. La civilización ha dado al mundo un nuevo sistema nervioso.

Trasmitida por el cable, las ondas hertzianas, la prensa, etc. toda gran emoción humana recorre instantáneamente el mundo (…) Las comunicaciones son el tejido nervioso de esta humanidad internacionalizada y solidaria. Una de las características de nuestra época es la rapidez, la velocidad con que se propagan las ideas, con que se trasmiten las corrientes del pensamiento y la cultura”.

Fuente: Conferencia: Internacionalismo y nacionalismo. Pronunciada el viernes 2 de noviembre de 1923, en el local de la Federación de Estudiantes (Palacio de la Ex­posición). Publicada íntegramente en Generación: Lima, abril-mayo de 1954. La versión periodística aparece en La Crónica del 6 de noviembre del mismo año.

“Todos tenemos el deber de sembrar gérmenes de renovación y de difundir ideas clasistas. Todos tenemos el deber de alejar al proletariado de las asambleas amarillas y de las falsas 'instituciones representativas'. Todos tenemos el deber de luchar contra los ataques y las represiones reaccionarias. Todos tenemos el deber de defender la tribuna, la prensa y la organización proletaria. Todos tenemos el deber de sostener las reivindicaciones de la esclavizada y oprimida raza indígena.

En el cumplimiento de estos deberes históricos, de estos deberes elementales, se encontrarán y juntarán nuestros caminos, cualquiera que sea nuestra meta última”.

Fuente: El 1° de Mayo y el Frente Único fue escrito en 1924 y publicado en El Obrero Textil, vol. V, No. 59, Lima, mayo 1, 1924.

“En el Perú falta, por desgracia, una prensa docente que siga con atención, con inteligencia y con filiación ideológica el desarrollo de esta gran crisis (…)

El proletariado necesita, ahora como nunca, saber lo que pasa en el mundo. Y no puede saberlo a través de las informaciones fragmentarias, episódicas, homeopáticas del cable cotidiano, mal traducido y peor redactado en la mayoría de los casos, y proveniente siempre de agencias reaccionarias, encargadas de desacreditar a los partidos, a las organizaciones y a los hombres de la Revolución y desalentar y desorientar al proletariado mundial”.

Fuente: Conferencia pronunciada el viernes 15 de Junio de 1923, en el local de la Federación de Estudiantes (Palacio de la Exposición), con el título de "La Revolución Social en marcha a través de los diversos pueblos de Europa". Se publicó en Amauta, N. º 30, Lima, abril-mayo de 1930, después de la muerte de José Carlos Mariátegui y cuando la histórica revista era dirigida por Ricardo Martínez de la Torre.

“Para extender nuestra labor de difusión cultural y llegar a los sectores de público a los cuales Amauta no alcanza hemos resuelto la publicación de este periódico, que tendrá el mismo espíritu y programa. Labor se venderá en toda la república al precio de 10 centavos ejemplar y aparecerá el 1ro. y 3er. sábado de cada mes, a partir de noviembre”

Fuente: Labor número 1 del 10 de noviembre de 1928

“El periódico de partido tiene una limitación inevitable: la de un público y un elenco propios. Para los lectores extraños a su política, no tie­ne generalmente sino un interés polémico. Este hecho favorece a una prensa industrial que mien­tras se titula prensa de información y, por ende, neutral, en realidad es la más eficaz e insidio­sa propagandista de las ideas y hechos conser­vadores y la más irresponsable mistificadora de las ideas y hechos revolucionarios.

Hace absoluta falta, por esto, dar vida a pe­riódicos de información, dirigidos a un públi­co muy vasto, que asuman la defensa de la civi­lidad y del orden nuevo, que denuncien implacablemente la reacción y sus métodos y que agrupen, en una labor metódica, al mayor número de escritores y artistas avanzados. Estos periódicos son susceptibles de adaptación progresiva al tipo industrial, si el criterio administra­tivo se impone al criterio docente, y de desvia­ción reformista, si los absorbe gradualmente la corriente democrática, con sus resquemores y prejuicios anti-revolucionarios. Pero, de toda suerte, constituyen una empresa que es necesa­rio acometer, Sin preocuparse excesivamente de sus riesgos”.

Entre nosotros, "Amauta" se orienta cada vez hacia el tipo de revista de doctrina. "LABOR" que, de una parte es una extensión de la labor de "Amauta", de otra parte tiende al tipo de pe­riódico de información. Su función no es la mis­ma. Como la información, especialmente en nues­tro caso, no puede ser entendida en el estrecho sentido' de crónica de sucesos, sino sobre todo como crónica de ideas, "LABOR" tiene respeto a su público, que desea lo más amplio posi­ble -nuestro periódico, quincenario por el mo­mento, semanario apenas su difusión lo consienta, está dirigido a todos los trabajadores manuales e intelectuales-, obligaciones de ilustración integral de las cuestiones y movimientos contem­poráneos, que una revista doctrinal desconoce.

Fuente: Prensa de doctrina y prensa de información. Publicado en "Labor”, N. º 2, Año 1, pág. 2. Lima, 21 de noviembre de 1928.

“Para efectuar todos estos trabajos tenemos que contar con los medios de propaganda, y ninguno puede ser más efectivo ni más practico que la prensa obrera. Debemos crearla, auspiciarla y estimularla; reaccionar contra el criterio que algunos compañeros tienen de hacer que sus Sindicatos no tomen números (con la muletilla de “que debemos de crear conciencia por otros medios, no podemos aceptar periódico porque nos comprometemos"). Debemos de reaccionar contra este criterio estrecho porque si algo nos hace daño es esta muletilla, y al esgrimirla nos hacemos cómplices de la situación ayudando inconscientemente a la burguesía y haciéndonos sospechosos de complicidad manifiesta con los patrones.

Por esto debemos crear nuestra prensa; cada federación debe tener su órgano, cada sindicato su vocero. Es preciso que el proletariado, lo mismo que se acostumbra a comprar el periódico burgués, deba comprar, leer y difundir el periódico de su clase. Porque así como la burguesía tiene su prensa, el proletariado debe tener la suya, que es la única que podrá defender sus intereses, denunciar los abusos que con los trabajadores se comete y servirá como el mejor medio, por hoy, de hacer propaganda de organización”.

Fuente: Manifiesto a los trabajadores de la República lanzado por el Comité Pro 1º de Mayo. Publicado en “Labor", N. º 8, pág.  8, Lima, 1º de mayo de 1929.

 

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.