Servicios en comunicación Intercultural

¿Qué hacer con Kuelap?: retomando una propuesta

Por Elmer Antonio Torrejón Pizarro*

14 de abril, 2022.- Las piedras de Kuelap están llorando, su gloriosa historia cayendo por los suelos, a los culpables ya los conocemos desde hace 30 años. Esta es la oportunidad para nuevamente desempolvar una propuesta que hace muchos años la venía haciendo junto a algunos ciudadanos/as amazonenses (pocos, pero éramos) que veníamos dando a conocer la problemática de Kuelap, desde todas formas y en todos sus niveles. Lamentablemente, nuestras autoridades y funcionarios de los últimos 30 años, cerraron la boca, y taparon los ojos y oídos. La propuesta que se venía esbozando, ahora lo puedo facilitar nuevamente, pero ya actualizada, imbuida con los lamentables hechos acontecidos en Kuelap.

En estos momentos lo principal es dejar “descansar” a Kuelap. Nuestro monumento tiene que entrar en algo así como una “cuarentena”, para que se agilicen trabajos permanentes (y no cortados o por puchos) para su investigación, reconstrucción y puesta en valor. Mientras tanto crear un Programa, un Concejo Permanente, o como le llama el ex Ministro Rudecindo Vega: un Patronato. Llámese como se llame, es necesario una organización ejecutiva y permanente que se encargue solo de Kuelap, y que no exista más filtros burocráticos, que al final y al cabo, fue una de las aristas para que nuestro monumento se encuentre por los suelos. Esta organización tiene que tener 3 pilares claves:

Pilares claves

1. Un Primer Pilar académico, de investigación y reconstrucción; conformado por un equipo multidisciplinario de profesionales en arqueología, antropología, ingenierías (civil, geológica, hidrología, etc), arquitectos, conservadores, historiadores, entre otros; que hagan un diagnóstico objetivo, histórico y generacional sobre la real situación de Kuelap durante los 30 años; y a partir de allí, implementar soluciones técnicas y concertadas para la reconstrucción y puesta en valor del monumento. Eso sí, este equipo, tiene que estar conformada por profesionales conocedores en su área y no practicantes o experimentadores. Altos conocedores de su trabajo, comprometidos con la cultura, comprometidos con su trabajo; sin arreglos bajo la mesa.

Es necesario contar y rescatar con los “buenos profesionales” que trabajaron en Kuelap, y que muchas veces fueron dejados de lado, justamente por su profesionalismo y compromiso. Ya no más el mismo circulito de profesionales atornillados como funcionarios o investigadores en unidades, consultorías y proyectos, con jugosos sueldos; cuyas labores hicieron más daño a Kuelap que beneficios coherentes. La realidad pragmática en Kuelap, nos muestra eso.

2. Un Segundo Pilar administrativo y ejecutor, que involucra (como ya lo veníamos proponiendo hace años) la creación de una Unidad Ejecutora en Kuelap, para un manejo presupuestario autónomo. El presupuesto que maneje esta entidad, tiene que ser permanente, de acuerdo a los requerimientos que disponga el PILAR 1. Kuelap ha “sufrido mucho” con el tema presupuestal, se han gastado millones y también se han perdido y muchas veces no se sabe dónde están los presupuestos (palabras literales de una ex ministra).

Que esta unidad, no sea una organización para gastar, sino para invertir (no más 70% de presupuesto para remuneraciones y solo el 30% en invertir en la reconstrucción). Que no sea un espacio burocrático. Que no se convierta en un club de empleos para los amigos o al “compadrazgo”, o que se contrate al mismo circulito de profesionales que venían desde hace años, usufructuando las piedras de Kuelap, haciéndose millonarios, disculpen que pise callos, pero Kuelap por los suelos, nos respalda este manifiesto.

3. Un Tercer Pilar, quizás el más importante, es la vigilancia ciudadana permanente, con la participación de las organizaciones civiles y también del sector privado (llámese turístico) que se benefician de Kuelap y otros recursos arqueológicos, ecológicos y cultura viva. Los amazonenses tienen que involucrarse, las autoridades regionales y locales también tienen que hacerlo, ya que la solución en Kuelap, no solo pasa por las acciones académicas, presupuestales o administrativas; sino también la real y permanente acción de los ciudadanos, por encima de los intereses políticos o individuales.

La vigilancia ciudadana permitirá hacer un seguimiento permanente de las acciones de investigación y reconstrucción y permitirá solicitar información oportuna. Hacer vigilancia conllevará a que se haga un buen uso del presupuesto, conllevará a que ya no se haga contrataciones “bajo la mesa”, permitirá que en Kuelap trabajen profesionales idóneos, y no los mismos de siempre. Nos permitirá denunciar los “sueldos jugosos” a pesar de sus paupérrimos trabajos. Vigilar en Kuelap, en suma cuenta, nos permitirá eliminar los diezmos, las tajaditas y a los peseteros.

Es momento que, en la vigilancia, también se involucre al sector privado, principalmente las agencias de turismo, hoteles, transporte, restaurantes, etc que se benefician de nuestra cultura. Ya no más ustedes cierren los ojos, sean más empáricos con nuestra arqueología, ecología y cultura viva; sean solidarios con los pueblos que visitan con su actividad. Respeto y admiro el trabajo que realizan, los aplaudo, pero involúcrense; porque si la cultura se destruye o desaparece, simplemente no hay turismo y, por ende, no hay ingresos económicos para ustedes.

¿Qué se puede hacer mientras tanto?

Mientras Kuelap “descansa” en su cuarentena, y se realizan trabajos permanentes en su reconstrucción, soy consciente que no se puede parar, porque hay una actividad turística que da trabajo a muchos y lleva el alimento a los hogares. También recordemos que tenemos un Teleférico, y se paralice éste o no, siempre tendrá un costo para el estado, por esto hay que seguir aprovechándolo. En tal sentido, propongo lo siguiente:

  • Se tiene que implementar circuitos turísticos especiales en el monumento Kuelap. Por ejemplo, propongo que se construya una plataforma, a una cierta distancia de la Portada Principal de Kuelap; para que los turistas no estén en contacto con las murallas (ya que éstas estarán en trabajos permanentes). Desde esta plataforma se podrán tomar las fotos y se seguirá apreciando la monumentalidad de Kuelap.
  • Si es factible, implementar circuitos especiales que recorran espacios de Kuelap donde no se esté reconstruyendo, investigando o esté en peligro de colapso. Siempre con plataformas construidas, para que el turista no tenga un contacto directo con el monumento.
  • Para aprovechar el Teleférico, implementar circuitos turísticos de observación de bosques, aves, orquídeas a los alrededores de Kuelap. Mientras que se están realizando las actividades propias de reconstrucción, esta propuesta beneficiaria tanto al turismo y a la cultura ¡Todos salimos ganando!
  • Es la oportunidad para repotenciar a nuestros pueblitos que fueron “abandonados” con la construcción del Teleférico. Es el momento para los pueblos de María, Longuita y Choctamal, para que repotenciemos su cultura. Estos pueblos antes del Teleférico, habían potenciado sus actividades culturales como artesanías, bailes, monumentos locales, entre otros; para la visita de los turistas. Iban bien con estas iniciativas, es el momento de ponerlos en valor, y crear circuitos turísticos de cultura viva alternativos, mientras Kuelap “descansa”.
  • Realizar el pavimentado a esto pueblos, como una alternativa de potenciar al Teleférico, además mejorar las carreteras hacia otros centros turísticos porque los visitantes dispondrán de mayor tiempo para poder conocer otros recursos turísticos amazonenses. Existen a los alrededores de estos pueblos áreas de conservación públicas y privadas, lagunas, otros monumentos arqueológicos, que bien podrán incluirse en circuitos turísticos responsables.

Son estas propuestas que venía haciendo (junto a pocos ciudadanos) hace décadas, los estoy desempolvando y actualizando de acuerdo a las dinámicas coyunturales relacionados con los sucesos lamentables de Kuelap. Espero que, a las autoridades, funcionarios y sectores competentes, los sirva en algo.

¡Salvemos Kuelap!

---
*Elmer Antonio Torrejón Pizarro es natural de Luya, Amazonas. Antropólogo de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) con una maestría en Estudios Amazónicos en la misma universidad, con post grado en Proyectos de Inversión Pública (UNMSM) y Gobernabilidad y Gerencia Política (PUCP) http://elmertorrejonpizarro.com/ - http://www.elmertorrejonpizarro.blogspot.com/

 

Te puede interesar:

 

 

Kuelap, tu grandeza hoy llora sobre tus piedras

Por Elmer Antonio Torrejón Pizarro*

17 de mayo, 2019.- Cuando los Luya y Chillaos construyeron Kuelap, allá por el siglo XV, junto al Utcubamba y entre las montañas de neblina; siempre tuvieron en mente que esta construcción pétrea sería eterna. Seguir leyendo...

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario