Servicios en comunicación Intercultural

El Referéndum de VizKarra

Imagen: theworldnews.net

Por Mario Tabra*

13 de setiembre, 2018.- El pueblo toma las calles para pedir nueva Constitución y nuevas elecciones, que se vayan todos, mientras el presidente VizKarra le baja la cabeza a su emperadora de la dinastía Fujimori.

En un supuesto cierre de Congreso, ¿cree usted que VizKarra gobernará para el pueblo, para mejorar las condiciones ambientales, de salud, educación, vivienda de nuestra población? Pues ¡NO!, el otorgarle todo el poder sería solamente para implementar la política económica que sus amos de las grandes empresas le exigen. Bien claro lo dejó sentado en su mensaje del 28 de julio de 2018 y las decisiones que está tomando con los reclamos de nuestros hermanos y hermanas del Sur, convirtiendo a estas ciudades en estados policiacos y militarizados.

El Referéndum tal como lo plantea VizKarra es solamente para tapar el desborde popular que ya está harto de tanta corrupción, que tiene su origen en la Constitución de 1993, donde permite todo tipo de entreguismo a las grandes empresas transnacionales, lo que alborotó a tanto sinvergüenza de la politiquería peruana a formar sus dizque agrupaciones o movimientos políticos “independientes” financiados por grandes mafias de narcotraficantes y “empresarios emprendedores” que no son nada más que lavadores de dinero.

Nuestro país está infestado de corrupción en todos los poderes: Ejecutivo, Legislativo, Judicial y hasta Informativo; cada uno negocia con el otro para empernarse en los más altos cargos y desde ahí saquear las magras arcas del Estado peruano.

hay que construir ciudadanía desde los más amplios sectores de nuestras comunidades, asentamientos humanos, barrios, distritos, provincias y regiones; designar a nuestros representantes para encaminar una resistencia y propuesta desde las necesidades prioritarias de nuestro pueblo

La historia se repite: en el Siglo XIX con la exportación del guano y el salitre aparecieron las alimañas de la oligarquía peruana. Desde el siglo XXI en su nueva versión los gusanos de la politiquería siguen viendo el Estado como su botín de guerra, quien logra la mayoría de votos, devuelve los favores a quienes los apoyaron en campaña –léase Odebrecht, agroexportadoras, petroleras, mineras y otros– y seguimos en el mismo círculo vicioso de renovación de asaltantes de toda laya y sobretodo de cuello y corbata.

La población no debe seguir siendo ilusa y creer que con lo que ofrece el empresario VizKarra se solucionará el tema de la corrupción, puesto que él mismo está comprometido con los intereses de los grandes “empresaurios”; mas no por ello debemos cruzarnos de brazos, sino todo lo contrario hay que construir ciudadanía desde los más amplios sectores de nuestras comunidades, asentamientos humanos, barrios, distritos, provincias y regiones; designar a nuestros representantes para encaminar una resistencia y propuesta desde las necesidades prioritarias de nuestro pueblo que garantice un ambiente sano con seguridad alimentaria; de salud, de vivienda, de educación, de trabajo justo, de democracia real, con participación ciudadana donde todos quepan y nada nos divida.

¡Porque otro mundo si es posible!

---
*Mario Tabra es cantautor, comunicador, escritor y activista ambiental originario del pueblo de Ayavaca.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario