Emergencia sin estrategia. Cuestionan D.L. 1489 por no decir "nada nuevo"

Quizás lo único novedoso en este Decreto Legislativo sean las modificaciones (rutinarias y burocráticas) a la Ley de Lenguas Originarias. Y no hay más. Se ofrecen "medidas complementarias" para la aplicación del Decreto que, esperamos, sean las que realmente se requieren para enfrentar la emergencia sanitaria.

Por Marco Huaco

11 de mayo, 2020.- El gobierno (es decir, el MINSA y el Viceministerio de Interculturalidad del MINCUL) pretenden hacer creer que hacen algo. Publican el Decreto Legislativo 1489 de "medidas extraordinarias y urgentes" para enfrentar el COVID-19 entre los pueblos indígenas. Pero la norma no dice nada nuevo. Lo único novedoso –pero, insuficiente– es un fondo de 5 millones de soles para financiar las acciones de ese decreto legislativo.

Todo lo que dice ese decreto legislativo ya estaba contenido en normas y políticas públicas existentes. Puro palabreo. Quien quiera ahondar tenga en cuenta lo siguiente:

1. El deber de que las intervenciones estatales tengan "pertinencia cultural" (darse en lenguas originarias, incorporar la cultura de los destinatarios, no tener contenidos discriminatorios) ya está hace tiempo establecido en diferentes normas, políticas e instrumentos de políticas.

2. La llamada "estrategia" de este Decreto Legislativa no existe. Es una simple enumeración de competencias y de acciones que ya están previstas de forma ordinaria, así como de mandatos muy genéricos "de hacer".

3. Se menciona el deber de incluir la participación indígena (un deber no cumplido hasta ahora) pero no existe nada novedoso para fomentar dicha participación en niveles subnacionales.

4. Las "líneas de acción estratégicas" son las mismas ya contempladas para el resto de la población nacional.

5. El deber de efectuar coordinación intersectorial e intergubernamental es también algo redundante.

6. Las medidas de protección de pueblos en aislamiento y contacto inicial también ya existían en la normatividad del MINCUL y del MINSA. Y las sanciones para quienes las incumplan también. Salvo la disposición 9.1. cuyo límite de plazo temporal está descontextualizado con los tiempos de la pandemia en la Amazonía.

¿Estamos entonces ante una norma meramente "compilatoria" de deberes legales y procedimientos ya existentes anteriormente y que nos quieren hacer creer que son "medidas extraordinarias y urgentes"?

Quizás lo único novedoso en este Decreto Legislativo sean las modificaciones (rutinarias y burocráticas) a la Ley de Lenguas Originarias. Y no hay más. Se ofrecen "medidas complementarias" para la aplicación del Decreto que, esperamos, sean las que realmente se requieren para enfrentar la emergencia sanitaria.

Mientras tanto, parece que en el MINCUL y en el MINSA hay muchos partidarios de aparentar que se hace algo para no seguir haciendo nada.

----
Fuente: Comentario ingresado al portal de Servindi: https://www.servindi.org/comment/73898#comment-73898
 

Te puede interesar:

 

Escucha nuestro podcast


Comentarios (1)
Anónimo (no verificado) Lun, 11/05/2020 - 19:01
Sí, es cierto que dicha norma es muy pobre en cuanto a estrategias para evitar el ingreso del corona virus a territorio de los pueblos originarios. Igualmente la suma operativa asignada. La intervención implícitamente declara a la población como sujeto paciente y no sujeto activo con capacidades de coordinar horizontalmente lo que se tiene que hacer para evitar corona virus en esos pueblos. Muestra de ello es por ejemplo no haber mencionado la gran importancia protagónica que tiene las rondas campesinas, sea en la sierra o selva. Pero, este refrescado puede convertirse en instrumento que el Estado reconoce a los pueblos originarios, y los fortalece. Hay que trabajarlo.
AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.