Servicios en comunicación Intercultural

Balotaje: "los fantasmas y temores dan paso a la esperanza"

"Al terminar este articulo el triunfo del Profesor de escuela rural Pedro Castillo en las urnas es ya inevitable, aunque la candidata Fujimori pretenda desconocer los resultados es poco probable que lo logre. Sin embargo, me queda rondando la pregunta ¿Podremos ver este nuevo amanecer en el Perú en el bicentenario?"

La segunda vuelta electoral en el Perú: “los fantasmas y temores dan paso a la esperanza”

Por Doris Balvín*

Pressenza, 10 de junio, 2021.- Mi país siempre me sorprende en momentos en los cuales pareciéramos estar muy cerca del abismo las mayorías populares corrigen el curso de la historia haciendo sentir su voz. Quienes tenemos trayectoria política tendríamos que aprender a escuchar ese susurro leve que en el momento menos esperado se hace sentir como un huracán y que paradójicamente proviene del Perú profundo.

En la primera vuelta electoral veía peligrosamente subir como espuma a un candidato de ultraderecha conservadora López Aliaga, parecía que ese era nuestro destino había logrado empatizar con su estilo directo y contestatario con los sectores populares en distintas regiones del país, de pronto la propia conducta del candidato, hizo que la gente comenzara a buscar en el espectro de candidatos otra figura que lo represente y sin que el Perú oficial lo notara pasó a la segunda vuelta el candidato de Perú Libre de izquierda “radical” y conservador en temas como los derechos de género que encarnó el sentimiento popular con el eslogan “no más pobres en un país rico” apelando a la necesidad de cambios estructurales.

Un candidato de origen andino, profesor de una escuela rural en Puña, Chota que se hiciera conocido en el escenario nacional a raíz de la huelga magisterial del 2017, huelga liderada por facciones disidentes del Sindicato de Trabajadores de la Educación Peruana (SUTEP) que emerge desde las regiones diferenciándose de la dirigencia nacional copada por Patria Roja (1) movimiento que buscaba ser reconocido por el Ministerio de Educación como representación sindical de las regiones diferenciada del SUTEP-Oficial y demandaba entre otras reivindicaciones cambios en el proceso de evaluación docente (2).

La polarización:establishment versus cambio

A partir de que el candidato Castillo pasara a la segunda vuelta Lima amaneció desconcertada. Las redes sociales se plagaron de adjetivos de todo tipo frente al “fenómeno Castillo”, se lo asoció con el “terrorismo” (3), el “comunismo”, con “el peligro de que el Perú se convierta en Venezuela”. Un gran sector de la clase media limeña temerosa afirmaba que alistaba dinero y maletas para salir al extranjero en caso de que Castillo gane las elecciones. Los ánimos se fueron caldeando conforme se acercaba el día de las elecciones.

Los medios de comunicación masiva por su parte decidieron rápidamente tomar partido por la candidata representante del status quo Keiko Fujimori, hija del exdictador Alberto Fujimori, convirtiendo sus noticias en editoriales y brindando una cobertura desproporcionada y parcializada a favor de la candidata Fujimori, como refiere la carta de periodistas de América Televisión al presidente del Tribunal de Ética del Consejo de la Prensa Peruana; (4) otra muestra fue el simbólico despido de la directora de Canal N y América Noticias por “humanizar” al candidato Castillo y prometer garantizar la cobertura imparcial de ambos candidatos en los espacios televisivos (5).

Los empresarios también hicieron su parte, grandes paneles publicitarios de la empresa Punto Visual contra el “comunismo” no retirados antes del proceso electoral a pesar de lo estipulado por ley (6); denuncias contra empresarios obligando a sus trabajadores a votar por la Sra. Fujimori bajo amenaza de despidos. En las listas de WhatsApp circulaban afirmaciones delirantes desde el retorno del “terrorismo”, el peligro del “comunismo”, la “ignorancia supina” e “improvisación” del candidato Castillo, en fin, la discriminación del centralismo limeño frente a las regiones brotaba de las entrañas, gente profesional, premunida de doctorados y maestrías simplificaba la realidad de un modo espantoso y ya nadie se escuchaba; particularmente me tocó responder afirmaciones sin fundamento para solo lograr ser acallada por ser una voz disidente.

Este tipo de polarización tiene larga data en el Perú y se torna en respuesta visceral frente a cualquier intento de cambio en las relaciones de poder

Este tipo de polarización tiene larga data en el Perú y se torna en respuesta visceral frente a cualquier intento de cambio en las relaciones de poder ya establecidas, pero se profundizaron como consecuencia de las secuelas que dejara el conflicto armado interno. Es una herida que ha quedado abierta en los corazones de todos los peruanos y que lamentablemente profundiza la brecha social y cultural que no se ha terminado de cerrar desde la declaración de la independencia del Perú.

Nuevas formas que traen a la luz una distinta forma de mirar el mundo

En esta segunda vuelta electoral también fuimos testigos de algo realmente insólito saliendo de todo “protocolo” y luego de dimes y diretes entre los candidatos tuvimos la oportunidad de presenciar el primer debate electoral de nuestra historia desarrollado fuera de Lima y al margen de los canales oficiales y que fuera organizado ejemplarmente por la Municipalidad Provincial de Chota, provincia ubicada en la sierra norte del Perú en la región Cajamarca. El debate en Chota puso en evidencia que los ronderos (7) no pueden ser acusados de terroristas, en tanto fueron ellos quienes contribuyeron directamente en la pacificación del país ya que estuvieron en primera línea enfrentando el “terrorismo” de Sendero Luminoso. La Sra. Fujimori tuvo que quedarse callada al respecto, aunque desde sus redes sociales Fuerza Popular y sus aliados siguieron fustigando con este discurso y continuaron acusando al Profesor de “terrorista”.

Este singular hecho, de cambiar el lugar del debate muestra que algo está cambiando en el Perú, muy a pesar de la clase política nacional. Simbólicamente es especialmente importante porque es una forma de retar al centralismo limeño y porque coloca a las regiones en igualdad de condiciones que Lima. En esta misma línea el segundo debate electoral presidencial, organizado por el jurado nacional de elecciones se desarrolló en el sur en la ciudad de Arequipa.

Estas elecciones están expresando, como lo han referido algunos analistas, la emergencia de un sujeto político popular en el país que por supuesto no es nuevo pero que nunca había sido reconocido y que hoy gracias a la conectividad es posible visibilizar en su real magnitud. Un sujeto político popular que tiene como sustrato base una cultura con gran capacidad de adaptación porque transitó 4 siglos de dominación española y mantuvo viva su cultura incorporando símbolos del opresor, y que desde mediados del siglo 20 ha buscado una expresión política intento tras intento sin lograrlo. La gran pregunta es si ahora esta búsqueda se completará ¿Cuáles son las limitaciones de quienes buscan representarla? Y ¿cuáles son los retos que se abren por delante?

Desde mi percepción nuestra cultura Andina tiene entre uno de sus más importantes elementos progresivos el espíritu de lo comunitario, valores enraizados en la sencillez, el reconocimiento del otro como parte del conjunto, es la entrega esperando reciprocidad en el espacio comunitario, el agradecimiento, entre otros valores poco entendidos por la cultura oficial. Esta forma y fondo choca con una cultura individualista que cosifica al ser humano y cuyo valor máximo es el dinero. Estos valores se muestran en los gestos el candidato Castillo y la gente sencilla los percibe. Nuestra cultura también tiene vivo el mito del Inkari y que se expresa políticamente en la reivindicación de la figura externalizada del caudillo capaz de reorientar el curso de la historia, aquel “personaje” con la misión de transformar la historia, el Pachakuti “aquel que trae la transformación de todo el orden establecido” y que en la tradición Andina se espera pacientemente su retorno cada cierto tiempo. Este proceso electoral ha despertado esa aspiración y toda aquella frustración, resentimiento y a su vez esperanza pareciera estar siendo depositada en la figura del Profesor Castillo por un gran sector de la población Andina.

Entran otros actores a la escena

Mientras el status quo aseguraba el voto en Lima y el extranjero a favor de la Sra. Fujimori diversos colectivos ciudadanos fueron organizando campañas de respuesta de las más diversas alrededor de los temas fondo desde la prensa independiente y las redes sociales, con temas que habían quedado fuera de la discusión durante la primera vuelta electoral. Por ejemplo, la lucha contra la corrupción (8); o la pretensión de la candidata Fujimori de liberar a su padre si llega al gobierno, hechos que movilizaron en contra de esta candidatura a los gremios de colectivos independientes anticorrupción y pro derechos humanos movilizados bajo la consigna “por justicia y dignidad Fujimori nunca más”.

Por su parte a lo largo de la campaña el candidato Castillo tuvo la capacidad de ir tejiendo distintas y variadas alianzas tras la propuesta de elaboración de un plan para los primeros 100 días de gobierno (9). Tanto las fuerzas políticas de la izquierda (10); intelectuales, organizaciones sociales de base, colectivos ciudadanos iniciaron el trabajo de armar dicho plan; los intelectuales peruanos y científicos de distintas partes del mundo se agruparon para apoyar esta candidatura con la esperanza de la fundación del Ministerio de Ciencia y Tecnología; por su parte los colectivos feministas y los ecologistas intentaron hacer llegar sus propuestas en una suerte de incidencia a fin de que Perú Libre recoja dichas agendas sin ningún resultado, en el caso de las demandas feministas y de las minorías LGTBI, a pesar de lo cual brindaron su apoyo crítico.

El Profesor Castillo hasta el momento ha sido capaz de tejer estas alianzas tras la imagen de juntos hacer posible la construcción de una patria con justicia social de cara al bicentenario. Los días previos a la elección se podían ver en las redes sociales posts que decían “cambio viciado por Castillo” o “cambio viciado por el lápiz” (11).Es curioso, pero todos estos sectores de las más distintas procedencias parecen tener sembrada la esperanza en que el futuro que vendrá será mejor ello me recuerda esa frase de Silo sobre la misión de América y que aparece en la arenga Prohibida de Yala, que estos días he estado tratando de entender: “También la máquina será bendición cuando los hombres cuenten con el espíritu de América. Hoy se trata de liberar el espíritu de América. (…) Si tú y tus hermanos se unen en una misma fe, ¿a dónde clavará el guerrero su aguijón?

Cuando una misma idea sople como huracán por toda América, no habrá imperio en el mundo capaz de mantenerla esclavizada…” (12).

Al terminar este articulo el triunfo del Profesor de escuela rural Pedro Castillo en las urnas es ya inevitable, aunque la candidata Fujimori pretenda desconocer los resultados es poco probable que lo logre. Sin embargo, me queda rondando la pregunta ¿Podremos ver este nuevo amanecer en el Perú en el bicentenario?

Notas:

(1) Partido de izquierda radical que mantiene la dirigencia del gremio magisterial desde su fundación en el año 1972.

(2) Fracciones agrupadas en eldenominado CONARE-SUTEP,Comité nacional de reorientación y Reconstitución del Sindicato Único de los Trabajadores en la Educación del Perú, lideró la huelga del 2017, el vocero de este movimiento magisterial fue justamente Pedro Castillo. Los maestros se movilizaron bajo la consigna “somos maestros y no terroristas” logrando que luego de masivas movilizaciones en Lima que el gobierno entablara el diálogo con ellos llegando a conseguir importantes reivindicaciones.Tanto la dirigencia nacional del SUTEP como el gobierno buscaron desacreditar dicho movimiento asociándolo al Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales (MOVADEF) vinculado a Sendero Luminoso.Ver: Arroyo, Pilar, 2017, “Balance de la Huelga Magisterial” Artículo de Coyuntura, Instituto Bartolomé de las Casas.

(3) Término utilizado actualmente en el Perú por la derecha peruana para desacreditar cualquier opción política mediana o radicalmente progresista para levantar el fantasma del conflicto armado interno que vivió el Perú en la década del 80 protagonizado por Sendero Luminoso aún presente en la memoria popular.

(4) https://es.scribd.com/document/510979184/Carta-Al-Presidente-Del-Tribuna...

(5) https://larepublica.pe/politica/2021/04/24/retiran-a-clara-elvira-ospina...

(6) https://wayka.pe/autoridades-no-retiraron-polemicos-paneles-en-eleccione...

(7) Fuerzas campesinas organizadas para cautelar la seguridad comunitaria en los pueblos más alejados de nuestro paísdada la ausencia del Estado.

(8) El Fiscal Anticorrupción, José Domingo Pérez ha pedido 30 años de cárcel a la Sra. Fujimori por liderar una organización criminal y tiene testigos a empresarios sujetos a la colaboración eficaz que han declarado haber entregado millones de soles para las campañas políticas de Fuerza Popular dinero que ingresó ilegalmente a las arcas de dicha organización.

(9) El Ideario – Programa de Perú Libre no es prácticamente un Plan de Gobierno y sus postulados contradictorios no ayudaban al candidato a sumar votos.

(10) Las más diversas facciones de la izquierda se fueron sumando tras esta candidatura en un hecho no visto desde que en los 80 Alfonso Barrantes Lingan llegara a la alcaldía de Lima.

(11) Símbolo usado por Perú Libre en la elecciones.

(12) H. Van Doren, 2014, “Silo y la liberación”, Buenos Aires, Argentina, mayo 2014. Pág. 61.

---
* Doris Balvín es investigadora senior del Centro de Estudios Humanistas Nueva Civilización, Lima, Perú, especialista en ecología social.

----
Fuente: Artículo publicado por la Agencia Internacional de Prensa Pressenza: https://www.pressenza.com/es/2021/06/la-segunda-vuelta-electoral-en-el-peru-los-fantasmas-y-temores-dan-paso-a-la-esperanza/
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario