Servicios en comunicación Intercultural

Un Congreso aislado de la sociedad

Foto: Andina

El Estado tiene un canal con el que perfectamente se puede hacer posible el principio de publicidad mínimo. Veremos si hoy cuando menos el Pleno puede ser accesible para la población. Que el aislamiento social sea para prevenir la expansión de un virus, más no para evitar que la sociedad se entere de las decisiones que se toman a su nombre.

Un Congreso aislado de la sociedad

Por Mirtha Vásquez*

Noticias SER, 3 de abril, 2020.- Hoy nos han convocado a sesión del Pleno en el Congreso. La agenda sin duda tiene puntos de mucho interés para la ciudadanía: El Proyecto de las AFP; la intervención de la Contraloría para fiscalizar todo el dinero desembolsado para afrontar la emergencia y la exoneración de los pagos de peajes durante estos meses.

Sin embargo, pese a que el día miércoles se anunció que el pleno era virtual, para cumplir con las normas sanitarias y de aislamiento social, el día de ayer, en Junta de Portavoces, se anunció que la modalidad sería que todos asistamos al Congreso, y que se nos asignaría una sala por bancada donde tendremos una pantalla, y solo los que van a intervenir en el debate van a entrar al hemiciclo (por supuesto todos querrán intervenir).

Esa es la modalidad virtual que el Congreso va a implementar.

A estas alturas y escuchando a varios colegas, mi impresión es que más que un abierto desacato a la norma, esta decisión expresa la incapacidad y la resistencia de viejos u obsoletos políticos a adaptarse a los nuevos tiempos –más allá de la emergencia–, en los que la tecnología es un elemento indispensable de manejar. Hablar de uso de Zoom, Jitsi, Screen, es hablar de un mundo desconocido para la mayoría de los congresistas.

Hablar de uso de Zoom, Jitsi, Screen, es hablar de un mundo desconocido para la mayoría de los congresistas.

En fin, hoy nos vemos obligados nuevamente no solo a exponernos, sino a exponer a nuestra sociedad que hace cada vez más esfuerzos por acatar estas medidas fundamentales para detener la pandemia.

No ir al pleno, por otro lado, es asumir el riesgo que las componendas y manipulaciones sean las que primen para aprobar las normas, y hay varios grupos políticos dentro del nuevo parlamento donde subsisten estas prácticas.

Algo que sí está funcionando es el aislamiento social en los niveles de decisión que ahora mismo funcionan en el Congreso. La Mesa Directiva y la Junta de Portavoces se reúnen en estricto privado y de ahí emanan las decisiones que nos sorprenden a los propios parlamentarios.

Hace unos días, por ejemplo, la Mesa Directiva y específicamente el presidente del Congreso, sin ninguna comunicación, ni a los voceros, menos al conjunto del parlamento, promulgó una ley de inmunidad para los abusos policiales heredada del Congreso anterior, norma inconstitucional, lesiva a los derechos humanos.

Otra preocupación es la manera como se están proponiendo las modificatorias de las normas, no nos enteramos de los debates y las razones estrictas de determinadas posiciones inexplicables.

Coloco otro ejemplo. Hoy se discute la función de la Contraloría en momentos de desembolso de tanto dinero para el manejo de la crisis. De pronto un conjunto de grupos parlamentarios presenta una modificatoria para que se limite a la Contraloría a hacer solo una labor de control concurrente (durante la ejecución de gastos para dar recomendaciones), pero ya no el control posterior, es decir, luego de que el dinero se ejecutó, donde se podría investigar y establecer responsabilidades.

Cómo y porqué se propone esta modificatoria, no lo sabemos exactamente. Algunos dirán que para enterarse e informarnos de ello están nuestros voceros. Sí pues, pero esta información y de estas discusiones necesitamos más que la crónica de un vocero. La población también necesita enterarse de cómo se plantean este tipo de acuerdos para configurar una norma.

Una cosa importante es la transparencia de quienes asumimos una función pública, más aún en este contexto tan particular en el que se están tomando decisiones tan delicadas en este poder del Estado.

No hay razón por la cual todos estos espacios no sean compartidos públicamente. El Estado tiene un canal con el que perfectamente se puede hacer posible el principio de publicidad mínimo.

Veremos si hoy cuando menos el Pleno puede ser accesible para la población. Que el aislamiento social sea para prevenir la expansión de un virus, más no para evitar que la sociedad se entere de las decisiones que se toman a su nombre.

---
*Mirtha Vásquez es congresista de la República por el Frente Amplio.

----
Fuente: Noticias SER: http://www.noticiasser.pe/opinion/un-congreso-aislado-de-la-sociedad

 

Te puede interesar:

 

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario