Servicios en comunicación Intercultural

Piden seguir asignando fondos para atender a indígenas en 2021

Foto: Andina

Organismo considera que, ante la posibilidad de una segunda ola del COVID-19, urge reforzar la capacidad operativa de los establecimientos de salud en territorios indígenas durante el 2021. Hasta el momento, casi 27.000 indígenas han sido afectados por este virus.

Servindi, 30 de diciembre, 2020.- La Defensoría del Pueblo pidió al Ejecutivo y a los gobiernos regionales continuar con la asignación presupuestal para la atención de indígenas en 2021.

El organismo recordó que la falta de servicios de salud y de respuestas oportunas, permitió la expansión del COVID-19 en los territorios indígenas, situación que ha dejado a casi 27.000 indígenas afectados.

Por ello, resaltó que es importante seguir asignado fondos para garantizar así la continuidad en la implementación del Plan de Intervención para las comunidades indígenas amazónicas frente al COVID-19.

Atención inoportuna

En un pronunciamiento, la Defensoría del Pueblo reconoce que, con el transcurso de los meses, los ministerios de Salud y Cultura aprobaron normas a favor de los pueblos indígenas.

Sin embargo, advierte que una serie de hechos limitaron una adecuada y oportuna atención de salud a los indígenas durante la fase más crítica de la pandemia.

Entre estos hechos figuran la falta de capacidad operativa de los establecimientos de salud en las comunidades.

Así como la demora en la aprobación de un plan específico con presupuesto garantizado para su implementación y la falta de información desagregada por variable étnica, entre otros motivos.

“Esta situación puso en evidencia, una vez más, la falta de atención histórica para esta población con servicios públicos adecuados y eficientes”, señala la defensoría.

Amenaza de segunda ola

Ante la posibilidad de una segunda ola, la defensoría considera que es “necesario y prioritario” reforzar la capacidad operativa de los establecimientos de salud de manera continua.

Este reforzamiento —que amerita la continuidad de la asignación presupuestal— implica que los centros de salud cuenten con personal y la logística necesaria para cumplir con sus funciones.

“Además de garantizar la disponibilidad de los medicamentos e insumos necesarios para brindar una oportuna atención a las personas contagiadas por este virus, así como de las otras enfermedades prevalentes”, agregan.

Asimismo, señalan que urge la pronta aprobación de un plan o estrategia de intervención específica para las comunidades originarias ubicadas en la zona andina del país, que cuente con sus respectivos recursos.

Indígenas afectados

Según cifras del Ministerio de Salud (Minsa) recogidas por la Defensoría del Pueblo, hasta el momento un total de 26.990 indígenas se contagiaron con la COVID-19.

Los departamentos de la Amazonía con mayor incidencia son Loreto (6901), Amazonas (6582) y Ucayali (2268), que registran un mayor número de personas indígenas contagiadas.

Las etnias más afectadas son los awajún con 7399 casos; seguido de Kichwa, con 6122; shipibos konibo con 1870 casos; achuar y ashaninka con 1724 y con 1703 casos, respectivamente.

Mientras que, en las regiones de Ayacucho (3396) y Puno (950) se reporta una mayor incidencia de contagio en la población indígena andina.

___

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario