Servicios en comunicación Intercultural

CC. NN. exigen transparencia en sus procesos de negociación

Foto: Roger Tunque

Servindi, 3 de diciembre, 2019.- “Nosotros como comuneros tenemos que saber cuánto carbono sale de nuestros bosques, además de saber a qué empresas se vende”, manifestó preocupado Ángel Rojas, presidente de la comunidad nativa Isla de los Valles, en Madre de Dios. 

Rojas sostuvo que las comunidades vienen siendo engañadas desde hace mucho tiempo. “No podemos tener una oenegé o una empresa que nos engañe”. Además, exhortó a los miembros de otras comunidades a informarse y buscar asesoría en sus organizaciones representativas. 

Ángel Rojas, presidente de la Comunidad Isla de los Valles.

Su intervención fue clave en el desarrollo de la sesión “Contratos y Negociaciones”, que formó parte del taller de fortalecimiento de capacidades "Compartiendo saberes para la defensa de nuestros territorios, derechos y REDD+ y RIA"

Dicho taller se realizó el pasado 20 y 21 de setiembre en la Comunidad nativa de Puerto Azul, en Madre de Dios, en el marco del proyecto “Promoción del reconocimiento y protección de los derechos de los pueblos indígenas en el marco de REDD+”.

Lideresas y líderes de las comunidades nativas de Diamante, Puerto Azul e Isla de los Valles en el primer día del taller de fortalecimiento de capacidades. Foto: Roger Tunque

Líderes de las comunidades nativas de Diamante, Puerto Azul e Isla de los Valles; junto a representantes de FENAMAD y COHARYIMA, en pleno desarrollo del trabajo grupal sobre las amenazas de sus territorios, a cargo de Servindi. Foto: Roger Tunque

La preocupación surge en medio del cuestionado proceso de implementación de la Reducción de Emisiones derivadas de la Deforestación y la Degradación de los bosques (REDD+) en el Perú.

Y es que para algunos, REDD+ es la última solución a la crisis climática, mientras que para los pueblos indígenas representa una grave amenaza sobre el control de sus territorios y recursos. 

Así lo asegura el informe de 2011 “La realidad de REDD+ en el Perú: entre el dicho y el hecho” elaborado la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep) y Forest Peoples Programme. “las estrategias de REDD+ (…) tal y como es propuesta y desarrollada en el Perú, es una amenaza para los PPII”, sugería el estudio.

El caso Isla de los Valles 

Uno de los resultados del mencionado informe hace referencia a los llamados ‘piratas del carbono’, quienes pretenden convencer a las comunidades para que cedan sus derechos a la tierra y al carbono. 

Esto en términos muy favorables a intereses comerciales pero con poca o ninguna garantía para la protección de los derechos fundamentales de los pueblos indígenas. 
 

De izquierda a derecha: David Jhon Nilsson, por Lucio Montalvo invitado de COHARYIMA y el jefe del pueblo matsés, interpretado por Edy Dariquebe directivo de COHARYIMA.
En la cuarta sesión del taller se utilizó la técnica de la dramatización para representar el caso David Nilsson, el pirata del carbono, como un ejemplo real de mala negociación que felizmente fue evitado.

En este panorama surge la figura de Regenera, una iniciativa coordinada por Nature Services Peru S.A., y cuyo representante es el señor Frank Hajek. 

La empresa peruana socioambiental se dedicaría a gestionar los servicios de regulación climática de la naturaleza y así ayudar a evitar el cambio climático y generar beneficios económicos para los pobladores con bosques.

De acuerdo con el testimonio de Ángel Rojas, la empresa de Hajek firmó un contrato con su comunidad, cuando él aún no era presidente. A partir de la fecha, Isla de los Valles, recibiría beneficios económicos. 

De izquierda a derecha: Ángel Rojas, presidente de Isla de los Valles; Segundo Laureano, vicepresidente de FENAMAD y Roy Laureano, presidente de Diamante procesando información sobre la agenda climática, a cargo de Onamiap.

Dichos beneficios serían a cambio de la cesión de los servicios ecosistémicos de sus bosques, incluyendo el carbono. Un hecho que representaría una amenaza, dado que los comuneros sienten que no hay transparencia. 

Señalan que falta mayor información respecto al trabajo con Regenera. De igual forma es importante que los comuneros tengan pleno conocimiento de todas las cláusulas del mencionado contrato. 

Además de saber cómo se mide la cantidad de carbono que sale de sus bosques amazónicos. 

De izquierda a derecha: Roy Laureano, presidente de Diamante; Adán Corisepa, presidente de Puerto Azul y Ángel Rojas, presidente de Isla de los Valles.

“Entonces le dije a la presidenta: ¿Usted sabe la cantidad de carbono que sale de nuestro territorio (…)?. Entonces me dijo que no sabía”, añadió el presidente de Isla de los Valles. 

En este sentido, los más de treinta participantes de las comunidades nativas de Isla de los Valles, Diamante y la comunidad anfitriona Puerto Azul exigieron el apoyo y la asesoría de sus organizaciones representativas en todos los niveles: local, regional y nacional. 

Lideresas de los pueblos Harakbut y Yine de las comunidades Puerto Azul y Diamante, respectivamente. Foto: Janeth Apari

La organización del taller estuvo a cargo del equipo del Consorcio Perú: Servicios de Comunicación Intercultural – SERVINDI, el Consejo Harakbut, Yine y Machiguenga (Coharyima) y la Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas del Perú (Onamiap). 

De igual forma se desarrollaron otros tres puntos vitales como: Agenda Climática Indígena, Seguridad Territorial y REDD+ y RIA, que también contaron con el apoyo de los representantes de la Federación Nativa del Río Madre de Dios (FENAMAD) y el  Ejecutor de Contrato de Administración de la Reserva Comunal Amarakaeri (ECA – RCA).

Propuesta RIA 

Durante su exposición, William Tete Keme, del pueblo Harakbut y vicepresidente del ECA-RCA, fortaleció los objetivos de REDD+ Indígena Amazónico (RIA) como la estrategia de los pueblos indígenas frente a la crisis climática actual.

"RIA nace de las entrañas de las comunidades indígenas y busca valorizar todos los servicios ecositémicos de los bosques. Incluso la existencia de los pueblos indígenas, los aspectos sociales, culturales, ambientales y económicos basados en una gestión holística de los territorios a través de los planes de vida", añadió Tete Keme. 

William Tete, del pueblo Harakbut, vicepresidente del Ejecutor del Contrato de Administración, en plena exposición de RIA en la Reserva Comunal Amarakaeri. Foto: Roger Tunque

Es cierto que para la mayoría de los pueblos indígenas REDD+ significa una amenaza en el control de sus territorios. Sin embargo, en este escenario se abren oportunidades inmediatas para las comunidades como es el caso de RIA, una alternativa que va más allá del carbono forestal. 

"REDD+ representa una oportunidad para las comunidades y la conservación de sus bosques en la Amazonía peruana", manifestó Juan Pablo Sarmiento, especialista del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR), quien contribuyó al desarrollo técnico de REDD+ y otros temas expuestos. 

Cabe resaltar que para muchos de los participantes, los conceptos de REDD+ y RIA eran nuevos. Por ello, al pincipio de la sesión Edy Dariquebe, Jhonatan Yuri, Alejandro IreySantiago Metaki, directivos de Coharyima, construyeron los significados mediante la técnica de lluvia de ideas y el trabajo colaborativo de todos los presentes.

Joven Harakbut leyendo su definición de RIA. Foto: Roger Tunque

Joven socializando su definición de REDD+ con la asistencia de los directivos de COHARYIMA. Foto: Roger Tunque.

El taller realizado en Puerto Azul fue el antepenúltimo de 2019 realizado por el Consorcio Perú, que cuenta con el apoyo del Grupo de Trabajo Internacional para Asuntos Indígenas (IWGIA) Norway's International Climate and Forest Initiative (NICFI).

Te puede interesar: 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario