Servicios en comunicación Intercultural

"Narco Estado no va" resonará hoy en las calles

Foto: Servindi

- Gran marcha se desarrollará a cinco días de la segunda vuelta electoral. Primera movilización en abril convocó a más de 50 mil personas solo en Lima. La convocatoria el martes es a las 5 p.m. en la Plaza San Martín. 

Servindi, 30 de mayo, 2016.- Miles nuevamente saldrán a las calles contra la candidata Keiko Fujimori. Ese es el escenario que se espera el martes 31 de mayo en varias regiones del país y ciudades del mundo. La principal convocatoria fue realizada por la Coordinadora "Keiko No Va", que agrupa a un importante número de ciudadanos en su mayoría jóvenes 

La movilización se realizará faltando solo cinco días para la segunda vuelta electoral que tiene como protagonistas a la hija del expresidente encarcelado Alberto Fujimori y a Pedro Pablo Kuczynski, quien goza de un nuevo aire tras el segundo debate de candidatos que tuvo lugar el domingo y del cual, según analistas locales, salió muy bien librado.  

A la fecha, las encuestas dan como favorito a la candidata de 41 años, del partido Fuerza Popular, a pesar de las numerosas denuncias que pesan contra varios miembros de su equipo.

La más reciente tiene como protagonista a su candidato a vicepresidente, José Chlimper, acusado de haber entregado un audio manipulado a un medio de comunicación con el fin de limpiar la imagen del exsecretario general de su partido y principal financista, Joaquín Ramírez, investigado por la DEA por supuestos vínculos con el narcotráfico. 

En ese marco, al cual se podrían sumar más denuncias contra el partido de Fujimori, la Coordinadora "Keiko No Va" difundió un pronunciamiento el domingo en el que explica los principales motivos de la marcha y, con más énfasis aún, razona por qué no se puede adoptar una posición neutral o indiferente ante las próximas elecciones del 5 de junio. 

En esa línea y como era previsible, una de las principales razones de la marcha se sustenta en la posibilidad de que en un eventual gobierno de Fuerza Popular, el narcotráfico se apodere de las instituciones y que, además, se retorne a una "política de regresión social", como en tiempos de Alberto Fujimori. 

Esto se puede ver, señala la Coordinadora, "al comprometerse (Keiko) con la minería informal que depreda la naturaleza y crea lugares donde la vida no vale nada, o cuando pretende paralizar la reforma policial con aumento salarial, restituyendo la nefasta fórmula del 24x24 que acentúa la inseguridad ciudadana al disminuir el personal policial en las calles."

El mal menor

Respecto a los comicios del domingo, la Coordinara señala que "frente a la disyuntiva de votar por uno de los dos candidatos, ya que el voto nulo o viciado solo favorece a Keiko Fujimori", sus miembros han tomado la decisión de "promover el voto crítico por el candidato Pedro Pablo Kuczynski", de Peruanos Por el Kambio. 

En ese sentido, hizo un llamado a los peruanos, en especial a las fuerzas democráticas y progresistas, a unirse todos "para impedir que el fujimorismo retorne al poder político."

Aclaran que la Coordinadora "Keiko No Va" viene levantando una propuesta programática de siete puntos "para lograr un país con progreso, moderno e industrializado, con una democracia inclusiva y en paz, respeto a los derechos humanos, empleo y trabajo digno, con derechos sociales y laborales, con respeto al medio ambiente, sin corrupción, narcoestado, ni inseguridad ciudadana, sin criminalización de la protesta y con justicia social para todos."

Sobre la movilización, cabe precisar que se trata de la segunda en contra de la candidata de Fuerza Popular. La primera tuvo lugar el 5 de abril, día emblemático por conmemorarse una fecha más del denominado autogolpe que tuvo lugar hace 24 años, de las manos de Alberto Fujimori, y que quebró la democracia en el Perú, la cual se empezó a retomar al fin de su gobierno el año 2000. 

La marcha de martes 31 de mayo tendrá como punto de concentración la Plaza San Martín del Centro de Lima, desde las 5 de la tarde. 

A continuación el pronunciamiento completo de la Coordinadora "Keiko No Va":

Por justicia, dignidad, progreso y democracia

VOTO CRÍTICO POR PPK - VOTO POR LA DEMOCRACIA

31 MAYO - MARCHA NACIONAL  

NARCO ESTADO NO VA

El 5 de junio los peruanos y peruanas elegiremos al próximo Presidente de la República, a quien conducirá los destinos del país en los siguientes cinco años.

La Coordinadora Keiko No Va surgió en la primera vuelta como una iniciativa juvenil para promover y articular un amplio movimiento ciudadano en contra del retorno del fujimorismo al poder, encarnado y liderado por Keiko Fujimori.

Hoy, frente al escenario electoral de la segunda vuelta, es una obligación política, ética y moral pronunciarse públicamente. Frente a la disyuntiva de votar por Pedro Pablo Kuczynski o Keiko Fujimori no podemos estar en una posición neutral o indiferente.

El fujimorismo de hoy es el mismo de los 90; no podemos permitir que se reivindique el golpe de Estado y la quiebra del orden constitucional, el brutal ajuste económico y social que disminuyó sustancialmente la capacidad adquisitiva de los trabajadores y productores del campo, la pérdida de derechos sociales y laborales, la rapiña del patrimonio de todos los peruanos, y la perdida de la soberanía nacional, la más grande corrupción de toda nuestra historia, la política de violación sistemática de los derechos humanos, que significó la muerte y persecución de opositores, y la degradación ética y moral de la política convirtiéndola en pillería.

No debemos retroceder a ese periodo nefasto. Rechazamos el regreso del fujimorismo de los 90. Un gobierno de Keiko Fujimori nos llevará a la regresión social, como ella misma lo anuncia al comprometerse con la minería informal que depreda la naturaleza y crea lugares donde la vida no vale nada, o cuando pretende paralizar la reforma policial con aumento salarial, restituyendo la nefasta fórmula del 24x24 que acentúa la inseguridad ciudadana al disminuir el personal policial en las calles. La jefa del fujimorismo es permisiva con el crimen organizado pues reconoce a extorsionadores vinculados a Construcción Civil y ahora a Joaquín Ramírez, secretario general de su partido, que está siendo investigado por la DEA por lavado de activos y vínculos con el narcotráfico, que es delincuencia, robo, inseguridad ciudadana y destrucción de las familias por la droga; más aun sabiendo por declaraciones del reconocido investigador Jaime Antezana que 10 de 14 congresistas del fujimorismo serían capos de la droga y los otros cuatro vinculados al narcotráfico; este fujimorismo se refugia y exalta un conservadurismo religioso extremo, que niega derechos a la comunidad LGTB y atenta contra los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, en particular de las que sufren violación sexual.

Todo esto no son invenciones; con Keiko Fujimori, la vuelta al pasado fujimorista está asegurada. Keiko Fujimori pretende imponer una política de regresión social, alentar la informalidad-ilegalidad, el caos social, con la intención de facilitar el asistencialismo que degrada y corrompe a los sectores más pobres; con la profundización de la delincuencia, la drogadicción, el sicariato, la prostitución, y todo lo que viene con el narcotráfico como en México; así como quiere aplicar una política autoritaria y profundamente antidemocrática, que representa una gran amenaza para las libertades, los derechos humanos y la paz en el país.

Este fujimorismo es el mismo de siempre, sus voceros acusan falsamente de terroristas a sus opositores, dicen que en el Congreso de la República sus leyes pasarán "como un tubo", que cuando gobiernen, teniendo todo el poder, no necesitarán de consensos ni tener en cuenta a las minorías. Está claro, el fujimorismo de hoy es la continuidad del fujimorismo fundacional de los 90.

En los últimos 15 años el país ha avanzado, el crecimiento económico ha multiplicado el PBI, el empleo, la inversión en infraestructura, etc., pero lo logrado es completamente insuficiente para disminuir significativamente las desigualdades sociales y atender las grandes demandas de los trabajadores y los pueblos del Perú, hecho que se ha producido por la ausencia de una política de Estado que redistribuya la riqueza y garantice un desarrollo económico sustentable.

Precisamente por ello, nosotros somos quienes hemos participado y luchado en los últimos años por la democracia y derechos sociales, combatiendo la denominada Repartija en el Congreso de la República, la llamada Ley Pulpín, y ahora nuevamente luchamos porque el fujimorismo no llegue al poder; así como continuaremos luchando luego de las elecciones por nuestras mismas banderas, por la democracia y los derechos sociales para todos.

En esta segunda vuelta solo tenemos dos alternativas. Pedro Pablo Kuczynski, quien representa una propuesta neoliberal que se inscribe en el marco de la democracia representativa, condición mínima necesaria para la convivencia pacífica entre peruanas y peruanos que permite poder tener la posibilidad de buscar solución a los grandes y graves problemas del país, lo que precisamente no garantiza el fujimorismo, liderado hoy por Keiko Fujimori.

Frente a la disyuntiva de votar por uno de los dos candidatos, ya que el voto nulo o viciado solo favorece a Keiko Fujimori, hemos tomado la decisión de promover el VOTO CRITICO POR PPK; y desde aquí llamamos a todos los peruanos, en especial a las fuerzas democráticas y progresistas, a unirnos todos para impedir que el fujimorismo retorne al poder político.

La Coordinadora "Keiko No Va" viene levantando una propuesta programática de siete puntos a toda la población, en particular entre las fuerzas democráticas y progresistas, para lograr un país con progreso, moderno e industrializado, con una democracia inclusiva y en paz, respeto a los derechos humanos, empleo y trabajo digno, con derechos sociales y laborales, con respeto al medio ambiente, sin corrupción, narcoestado, ni inseguridad ciudadana, sin criminalización de la protesta y con justicia social para todos.

Con la convicción de luchar hasta el último día, para impedir la tragedia nacional que la hija del dictador Alberto Fujimori sea elegida presidenta, exigimos al candidato Pedro Pablo Kuczynski compromisos mínimos necesarios para abrir un periodo de cambios en democracia que atiendan las grandes demandas nacionales por justicia y dignidad, progreso y democracia; son las demandas sociales y políticas que ahora exigimos y seguiremos haciendo en los próximos años.

Keiko No Va!

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario