Servicios en comunicación Intercultural

Nicaragua: Indígenas mayangna exigen protección tras masacre y despojo de tierras

Foto: Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Servindi, 31 de enero, 2020.- Tras la masacre que acabó con la vida de seis indígenas en la comunidad nativa mayangna de Alal, la Alianza de Pueblos Indígenas y Afro descendientes de Nicaragua (APIAN) se pronunció para exigir la protección del Estado.

«[…] ayer 29 de enero de 2020, 80 hombres armados atacaron, quemando las viviendas, mataron a seis indígenas y diez, se presume fueron secuestrados porque están desaparecidos», denunció la APIAN a través de un comunicado.

 

Según explican, los hechos se produjeron en la comunidad de Alal, en el territorio indígena de mayangna Sauni As, perteneciente a la Reserva de la Biosfera de Bosawás, Municipio de Bonanza en la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte (RACCN)

La organización denunció además que está no sería la primera vez que ocurren este tipo de hechos en las comunidades de la RACCN, debido a que, desde el año 2015, la desprotección que sufren las ha llevado a padecer invasiones que atentan contra su integridad.

«La desprotección de estas comunidades indígenas ha tenido como resultado mayores y más frecuentes ataques de colonos, que amparados en la impunidad y en muchas ocasiones usando hasta armas de guerra, invaden los territorios indígenas», señala la APIAN.

Estas invasiones —denunciaron— suelen estar acompañadas del despojo de sus cultivos, ganado y parcelas; la amenaza a sus autoridades tradicionales; la violación a mujeres indígenas; la quema de viviendas y hasta el asesinato de indígenas líderes y defensores de sus territorios.

Pese a que estos hechos motivaron en su momento la reacción de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) —quienes otorgaron medidas cautelares y provisionales en favor de estas comunidades—, la APIAN denunció la inacción de las autoridades de Nicaragua.

Estas medidas si dieron «con el fin de que el Estado prevenga, investigue y castigue a los culpables de estos ataques. Sin embargo, el Estado de Nicaragua hasta ha negado la ocurrencia de tales hechos y en general se ha negado a acatar tales medidas», refirieron.

Es por eso que la APIAN no solo instó a la Relatoría Especial Relatoría Especial sobre los Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas de la ONU a pronunciarse y monitorear esta situación; sino que además exigieron que el Estado adopte las medidas que los organismos internacionales han establecido.

«Exigimos al Estado de Nicaragua acatar las medidas cautelares y provisionales mandatadas por la CIDH y la Corte IDH, so pena de incumplir con sus obligaciones internacionales; y a la vez, cumplir con su obligación constitucional de proteger, sin discriminación alguna, los derechos humanos de nuestros pueblos indígenas», señalan.

Agregaron que, así como urge iniciar un proceso de saneamiento de los territorios titulados para evitar mayores conflictos; será necesario realizar una investigación exhaustiva, profesional y seria, sobre el caso de la matanza en la comunidad indígena mayangna de Alal.

La CIDH se pronuncia

A través de su cuenta de twitter, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos condenó el ataque a la comunidad indígena de Mayagna y advirtió que si el Estado de Nicaragua no investiga o castigo estos hechos, estaría incumpliendo las obligaciones internacional de protección de la integridad, la vida y los territorios indígenas.

«Al respecto, CIDH recuerda que este patrón de ataques viene repitiéndose en Nicaragua hace años. En este sentido, el Estado debe adoptar con urgencia políticas integrales para proteger el derecho de los pueblos indígenas a la vida, la integridad y el territorio», expresó el organismo internacional.

---

• Lee el comunicado completo:

Foto: Comunicado oficial

Te puede interesar:

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario