Servicios en comunicación Intercultural

“La primera causa de deforestación es la expansión agrícola y ganadera”

Hivy Ortiz, funcionaria de las Naciones Unidas

En una entrevista para Mongabay Latam, Hivy Ortiz, funcionaria de las Naciones Unidas, habló sobre la deforestación, la minería ilegal y el narcotráfico que afecta los bosques. También se refirió sobre otros problemas que afectan a la biodiversidad como son las especies invasoras.}

Para Hivy Ortiz, sin duda alguna, los principales motores de la deforestación son la agricultura y la ganadería. Asimismo, describió un panorama completo sobre la situación de los bosques en las áreas naturales protegidas de la región.

Por Yvette Sierra Praeli*

Mongabay Latam, 30 de octubre, 2019.- Aunque el narcotráfico, la  minería y la tala ilegal representan una amenaza concreta para los bosques, son la agricultura y la ganadería, sin duda, los principales motores de la deforestación. «Lamentablemente, el concepto actual no radica en la eficiencia, sino en aumentar el área de cultivo, cuando lo que se debería hacer es producir lo mismo en un espacio más reducido», sostiene la bióloga Hivy Ortiz, oficial forestal de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). 

Ortiz estuvo en Lima, invitada por el III Congreso de Áreas Naturales Protegidas de América Latina y el Caribe y conversó con Mongabay Latam no solo sobre los peligros a los que esta sometido el bosque sino también sobre la enorme biodiversidad que alberga y que estamos perdiendo sin conocerla en profundidad.

- ¿Cuál es la situación de los bosques en las áreas naturales protegidas de América Latina?

Las áreas naturales protegidas son espacios que tienen legislación específica para su conservación. Son sitios que, en general, no se tocan y donde no hay gran afectación de cambio de cobertura forestal. Fuera de las áreas protegidas se presenta la deforestación, principalmente por la agricultura que compite por tierras y, por tanto, talan los bosques, o por expansión de ganadería. La propuesta de la FAO es hacer más eficientes los sistemas productivos de alimentos para que no sean producidos destruyendo bosques y causando deforestación, sino en terrenos destinados a la producción agrícola. Sin embargo, las áreas naturales protegidas y los bosques vírgenes cuentan con una gran biodiversidad y, por tanto, mucho alimento sano, que se producen de forma natural y no provocan deforestación.

- ¿Y qué pasa con la biodiversidad de las áreas naturales protegidas y de los bosques primarios?

Las comunidades que viven cerca de estas zonas o mantienen una producción natural de sus recursos contribuyen con su conservación. Y eso estamos promoviendo en FAO, la recuperación de alimentos olvidados que continúan utilizando las comunidades tradicionales, así como la valoración de alimentos que se extraen de los bosques.

- ¿De cuántas especies estamos hablando?

Son más de 6000 especies de alimentos que pueden salir de los bosques, ese es el récord que tenemos. Pero la sociedad come solo nueve. La proporción de lo que no aprovechamos del bosque natural es impresionante. A través de la conservación y valorización de esos productos podemos hacer una sociedad más sana con ecosistemas más sanos.

- ¿Qué tantos alimentos se pierden cuando desaparecen los bosques?

No tenemos cifras, pero la cantidad de biodiversidad que se está perdiendo es elevada. Además, hay muy poca información sobre lo que existe, por tanto, es difícil saber cuánto se pierde.

- Usted ha comentado que los bosques se pierden por expansión agrícola y ganadera. ¿Qué tan preocupante es esta situación en América Latina?

Muy grande. La primera causa de deforestación es la expansión agrícola y ganadera, por ello, la preocupación para tener sistemas más eficientes. Hay también productos agrícolas como la soya, que han ocasionado la pérdida de una gran cantidad de bosques, o la palma africana. Lamentablemente, el concepto actual no radica en la eficiencia, sino en aumentar el área de cultivo, cuando lo que se debería hacer es producir lo mismo en un espacio más reducido. De la cobertura forestal mundial, alrededor del 80 % de los bosques prístinos están en América Latina, y de esa cantidad, el 40 % está en el bioma amazónico. La biodiversidad mundial está localizada en esta región. Por tanto, hay una responsabilidad mundial de conservación.

Hivy Ortiz participó en el III Congreso de Áreas Naturales Protegidas de América Latina y El Caribe. Foto: FAO.

Los incendios forestales no se van a terminar

El 98 % de los incendios forestales son provocados, ya sea por accidentes o de forma voluntaria. Que existan incendios naturales es bien difícil. Se provoca porque quieres aumentar el área para cultivar o expandir tu pasto ganadero

- En Brasil y Bolivia se están emitiendo normas que incentivan la expansión agrícola y ganadera…

Es lo que digo, piensan que el crecimiento es aumento de extensión y no es eso, es eficiencia en producción. Casi el 20 % de los alimentos se pierden en cosecha. Cuando pierdes un producto agrícola también pierdes suelo, agua, trabajo, todo lo asociado al sistema productivo.

- Los recientes incendios forestales en Amazonía han ocasionado una gran cantidad de pérdida de bosques dentro y fuera de las áreas naturales protegidas. Y se ha dicho que estos fuegos están relacionados con el crecimiento agrícola…

El 98 % de los incendios forestales son provocados, ya sea por accidentes o de forma voluntaria. Que existan incendios naturales es bien difícil. Se provoca porque quieres aumentar el área para cultivar o expandir tu pasto ganadero. Los fuegos agrícolas no van a desaparecer, pero las nuevas condiciones de sequía y las nuevas condiciones de calor provocan la expansión rápida del fuego. Son prácticas ancestrales que se mantienen, pero deben adaptarse a estas nuevas condiciones y evitar el riesgo de que se expandan como ha ocurrido.

En todos los bosques hay gente. No es por tipo de bosque sino por las personas que viven ahí y su dependencia de ellos

- ¿Qué país de Latinoamérica preocupa más a nivel forestal?

No hay un país prioritario. En todos los bosques hay gente. No es por tipo de bosque sino por las personas que viven ahí y su dependencia de ellos: el bosque amazónico, que es tremendamente llamativo lleno de animales; mientras el bosque seco a nadie le interesa, pero tiene una alta biodiversidad y se ha adaptado a condiciones climáticas tremendas de sequía. O el bosque andino, o los bofedales o las turberas de altísimo valor para captura de carbono. Cada ecosistema tiene su valor y eso es lo importante, no hay uno que sea mejor que el otro y están localizados en un lugar porque ahí deben estar. Eso ofrece equilibrio a todo el planeta.

- ¿Qué tan vulnerables a la pérdida de bosques son las personas que viven cerca de estos ecosistemas?

Se quedan sin sustento. Y no solo por pérdida, sino por migración. Están acostumbrados a vivir en un ecosistema y de pronto tienen que cambiar. Eso afecta terriblemente.

Incendios forestales en la Amazonía de Brasil. (Foto: Victor Moriyama/Greenpeace)

Los males de los bosques

- ¿Cómo están afectando la minería, el narcotráfico y la tala ilegal a los bosques y a las áreas naturales protegidas?

La minería afecta tremendamente, no solo a los bosques sino a las fuentes de agua. Hay lugares donde hay sequía porque no hay agua y otros donde hay sequía porque hay agua contaminada. El impacto más grande que tiene la minería es en el agua. Luego está el narcotráfico que le pega a toda América Latina que nos está golpeando desde el tema de seguridad hasta los sistemas productivos.

La pérdida de bosques afecta principalmente a las comunidades que viven directamente de ellos. (Foto: FAO)

- ¿Qué sucede con la tala ilegal?

Sigue siendo un problema. No la de exportación, que está más o menos regulada, porque los mercados internacionales exigen un manejo forestal sostenible. Lo que es complejo es el tráfico local, muy difícil de regular. Por eso se hablamos de la trazabilidad de la madera. Todos queremos madera, pero se debería tener conciencia y saber de dónde viene esa madera. En los temas de sostenibilidad el consumidor tiene mucho que ver.

- Además de los bosques, en este congreso se está hablando de la conservación de los mares…

La FAO tiene un programa para la regulación de la pesca ilegal y no reglamentada que se denomina el Acuerdo de Puertos, a través del cual se ayudan entre los países de la región. Por ejemplo, estamos aplicando esa interrelación al problema de las especies invasoras, uno de los conflictos más grandes por el cambio climático, puesto que se propician nuevos ambientes y estas especies migran o son transportadas, lo cual genera problemas. Actualmente Argentina está ayudando a República Dominicana en temas de saneamiento.

- ¿Qué tan serio es el problema de las especies invasoras?

Cada día es más fuerte. Tenemos un proyecto en Cuba para quitar una especie invasora porque está causando un enorme daño a la agricultura. El principal problema de los bosques nativos de Uruguay son las especies invasoras. En la pesca es inmenso por los cambios de marea y porque los barcos tienen debajo un espacio que lo llenan de agua para que se sumerja, pero cuando lo llenan de agua entra de todo. Así llega el barco de Asia hasta América y cuando descarga este espacio lleno de agua también abre la puerta a las especies invasoras. Imagínate cualquier forma de traslado de especies invasoras y te aseguro que existe.

---

*Yvette Sierra Praeli es es periodista graduada en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, hace reportajes de investigación en Mongabay Latam y reside en Lima, Perú. 

----

Publicado en Mongabay Latam, el 25 de octubre de 2019: https://es.mongabay.com/2019/10/hivy-ortiz-bosques-fao/

Te puede interesar:

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario