Servicios en comunicación Intercultural

CIDH advierte crisis en los pueblos indígenas de Bolivia

La CIDH ha manifestado su preocupación ante el abandono en que se encuentran los pueblos indígenas de Bolivia durante la pandemia. Este país ya supera los 29 mil casos y se acerca a los mil decesos. Las Naciones Unidas han enviado al relator especial de los Pueblos Indígenas para realizar un informe sobre la situación.

Por José Díaz

Servindi, 29 de junio, 2020.- Desde finales del 2019 en que un “aparente” golpe de estado derrocó a Evo Morales, la situación de los pueblos indígenas bolivianos se ha precarizado bajo la administración de Jeanine Añez, la presidente conversadora que asumió el mando de Bolivia en medio de la crisis social. Durante la pandemia de la COVID-19, conocida como coronavirus, la situación de los pueblos originarios de este país se ha agravado.

Así lo advirtió la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que el último fin de semana emitió un comunicado expresando su preocupación por los pueblos indígenas de Bolivia luego de que el gobierno de Jeanine Añez decidiera aumentar la cuarentena un mes más, mientras que en los pueblos originarios los casos de coronavirus se multiplican.

“Existen 77 casos positivos en los pueblos yuqui, guarayo, yuracaré, cayubaba y charagua iyambae. Algunos pueblos en riesgo de extinción”, advirtió la CIDH a través de su cuenta de Twitter. Actualmente el país andino cuenta con más de 29 mil casos positivos de COVID y alrededor de 900 muertes registradas por esta enfermedad.

Crisis social y sanitaria

La Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB), que congrega al mayor número de grupos étnicos indígenas en este país, denuncia la falta de protección de elementos de bioseguridad en los territorios nativos. En particular, en la zona de la nación Guaraní, donde existen proyectos de extracción que no han cesado sus operaciones, los casos se han multiplicado en las últimas semanas.

“Está faltando alimentación y medicamentos para las comunidades, se están presentando muchas dificultades (…) para nosotros es algo doloroso escuchar las quejas de nuestros hermanos”, declaró Gregorio Queti, presidente de la CIDOB para el medio local Erbol.

De momento se sabe que las Naciones Unidas han enviado a Bolivia al relator especial para los Pueblos Indígenas, José Francisco Calí Tzay quien deberá realizar un informe sobre la situación de los pueblos originarios bolivianos en tiempos de pandemia.

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario