Servicios en comunicación Intercultural

“Voces en el silencio” por “Fiestas Patrias”

Por Mario Tabra

28 de julio, 2019.- Mientras el país entero se prepara con desfiles marciales (un, dos, un, dos, un, dos….) para celebrar el 198 aniversario de la proclamación de la independencia del 28 de julio de 1821, que tuvo que seguir la guerra de independencia hasta el 9 de diciembre de 1824 y que con la capitulación de Ayacucho se dieran todas las prerrogativas para que sigan dominando los invasores europeos bajo la república; estudiantes del 4º grado A, B y C de la I. E. Señor Cautivo ofrecieron un tributo a la niñez y adolescencia del bicentenario que son víctimas de la violencia y la explotación sexual por personas inescrupulosas que con tal de acumular capital son capaces de armar una mafia para realizar el vil negocio de la trata de personas.

Es así que el miércoles 25 de julio de 2019 el grupo teatral de la I. E. Señor Cautivo escenificaron en el salón parroquial de Ayavaca la obra “Voces en el Silencio” del dramaturgo Carlos Vértiz, cuyo objetivo expresado por los y las participantes fue crear conciencia y sensibilizar a la población para unirse y prevenir la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes que cada día crece más en nuestro país, sin autoridad alguna que combata de alguna manera este flagelo de nuestro milenio.

La población ayavaquina asistió puntualmente a la presentación de la obra, guardando el silencio respetuoso para atender y entender el mensaje de la misma.

Fue el señor Máximo Rojas Julca quien en nombre del colectivo cultural Ayawaka dio las palabras de bienvenida a los y las asistentes resaltando el trabajo de los y las estudiantes de la I.E. Señor Cautivo que con un teatro de conciencia ofrece la denuncia y propuesta ante la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes, por lo que pidió a la población un voto de aplausos por la labor ejecutada de la juventud estudiantil.

Cabe resaltar que la propuesta estudiantil de rendir un homenaje patrio, parte de reivindicar a los niños, niñas y adolescentes que vienen siendo víctimas de esta sociedad degenerada por la ambición del capital, la complicidad y desidia de las autoridades e instituciones que deben de velar por la protección de los derechos de este grupo etario.

Es una forma de luchar y demostrar su convicción de vivir en una patria libre e independiente para así construir una sociedad democrática y de participación ciudadana, con arte, cultura de paz y con justicia económica y social. Porque otra patria, si es posible

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario