Servicios en comunicación Intercultural

Las maniobras del fujimontesinismo detrás del golpe

Foto: Diario UNO

Detallamos los cuatro planes que el fujimorismo, con la complicidad de Vladimiro Montesinos, ha ejecutado para intentar torcer la voluntad popular que da como ganador a Pedro Castillo.

Servindi, 28 de junio, 2021.- No fue un plan, sino hasta cuatro los que tenían para torcer la voluntad popular. El fujimontesinismo, con Vladimiro Montesinos en la sombra, está más activo que nunca.

El plan A, mencionado en las vladillamadas, aún no lo conocemos; el B consistía en anular miles de votos; y el C en ampliar los plazos mediante Luis Arce para presentar recursos de nulidad.

Como ninguno funcionó, desde la Base Naval del Callao se sugirió el D: apelar todo y torcer la voluntad de la mayoría del pleno del JNE, ente encargado de resolver las apelaciones. Esta es la historia.

Primer y segundo plan

Detrás del discurso de fraude e intento de golpe de Keiko Fujimori, hubo más de un plan. El primero, por lo pronto, no se conoce, pero sí es mencionado por Vladimiro Montesinos.

El exasesor de Alberto Fujimori lo señala en una de las 17 llamadas que realizó a Pedro Rejas, entre el 2 y 24 de junio, desde el Centro de Reclusión de Máxima Seguridad de la Base Naval.

La llamada en cuestión se realizó el 10 de junio. Allí, tras cuestionar la estrategia iniciada por los abogados de Fuerza Popular tras los primeros resultados electorales, Montesinos se sincera.

Si hubiéramos hecho el trabajo que habíamos planteado ya no estaríamos en este problema de mierda. Por gusto, por la mezquindad nos ha pasado eso”, le dice a su interlocutor.

¿A qué “trabajo” se refería Montesinos? Por ahora se desconoce esta estrategia, pero lo que está claro es que, hasta ese momento, Fuerza Popular ya venía ejecutando su segundo plan.

Este consistía en anular unos 200 mil votos, a través de recursos de nulidad que iban a presentar en 802 de mesas a nivel nacional, según anunció Keiko Fujimori el 9 de junio.

Lo que Fujimori no dijo ese día es que el plazo para presentar los recursos de nulidad vencía ese mismo día a las 8:00 p.m.

Entonces, y a sabiendas de que la mayoría de sus recursos serían rechazados por ser extemporáneos o presentados fuera del plazo, Fuerza Popular inició el siguiente plan.

Tercer plan

El tercer plan de Fuerza Popular consistía en lograr que el pleno del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) amplíe irregularmente el plazo para presentar los recursos de nulidad.

Para ello, presentaron un pedido ante el pleno solicitando que se cambie el plazo máximo de presentación de recursos de nulidad del miércoles 9 de junio al viernes 11 de junio, hasta las 8:00 p.m.

La maniobra, esta vez, parecía que tendría éxito debido a que la mañana del 11 de junio el pleno del JNE decidió, por unanimidad, acceder a la solicitud de Fuerza Popular.

La decisión había sido tomada mediante un “acuerdo administrativo” no conocido públicamente hasta ese momento.

Con la jugada, quien se favorecía a todas luces era Fuerza Popular que, hasta ese momento, intentaba hacer valer más de 590 pedidos de nulidad que había presentado fuera de plazo.

Sin embargo, cuando todo parecía consumado, el portal de investigación IDL-Reporteros publicó un informe advirtiendo de esta jugada.

Portada del informe de IDL-Reporteros que advirtió, a tiempo, la jugada en el JNE que iba a favorecer a Keiko Fujimori.

Según información de dicho portal, la iniciativa de ampliar los plazos había sido promovida por el fiscal supremo Luis Arce Córdova, representante del Ministerio Público en el JNE.

La filtración de esta información hizo retroceder a los magistrados del JNE que, finalmente, se volvieron a reunir para debatir un recurso de reconsideración presentado por el presidente del ente electoral.

Allí, invocando una sentencia previa del Tribunal Constitucional, decidieron dejar sin efecto la decisión que habían adoptado más temprano y que favorecía claramente a Fujimori.

La anulación de la ampliación del plazo fue apoyada por tres de los cuatro magistrados del JNE. El único que votó en contra fue Luis Arce Córdova, según informó el propio JNE.

Esta situación dejó sin piso a Fuerza Popular que sabía que su suerte estaba echada.

La única opción que les quedaría si los Jurados Electorales Especiales (JEE) rechazaban, en primera instancia, todos los recursos de nulidad presentados dentro del plazo —como en efecto ocurrió— era apelar.

Conscientes de que con la apelación los casos subirían al pleno del JNE para ser revisados por última vez, Keiko Fujimori y sus aliados pusieron en marcha el cuarto plan.

Luis Arce y Guillermo Sendón: dos vergonzosos protagionistas de esta historia.

Cuarto plan

La idea del cuarto plan surgió desde la Base Naval del Callao y tiene autoría conocida: Vladimiro Montesinos.

En la llamada hecha a Pedro Rejas el 10 de junio, Montesinos le recomienda buscar a Guillermo Sendón, ya que esta persona “tiene llegada a tres” de los cuatro magistrados del pleno del JNE.

Rejas se reúne con Sendón ese mismo día y este le plantea el camino a seguir: apelar todos los recursos de nulidad que iban a ser rechazados por los JEE para lograr que estos se eleven al pleno del JNE.

“Y para ganarlos arriba [en el pleno del JNE] hay que arreglar. Allá arriba se arregla todo. Yo ya he hablado con [el magistrado] Luis Carlos Arce Córdova”, le dice Sendón a Rejas.

En una interpretación sencilla de las palabras de Sendón, el magistrado Arce era el operador que les permitiría llegar a otros dos miembros del pleno del JNE para lograr que fallen a favor de Fujimori.

Según Sendón, el magistrado Arce le dijo: “ya cuñao, esa vaina [votar a favor de Fujimori en las apelaciones] te cuesta tres palos [millones de dólares]. Un palo para cada uno [de los magistrados]”.

Si al final estos pagos se concretaron o no, solo lo determinarán las investigaciones. Lo concreto es que el pleno del JNE inició el miércoles 23 de junio la revisión de las apelaciones.

De las 270 apelaciones que ha presentado Fuerza Popular, ese día se revisaron 10 y todas fueron declaradas infundadas por mayoría por falta de evidencias de supuesto “fraude”.

Los magistrados Jorge Luis Salas, Jovián Sanjinez y Jorge Rodríguez votaron a favor de rechazar dichas apelaciones; mientras que Luis Arce, votó en contra.

Al término de esa jornada, Arce —quien a la fecha también tiene una serie de investigaciones en su contra, una por el caso de corrupción judicial “Cuellos Blancos”— presentó su “declinación” al pleno.

En la práctica, Arce renunció a seguir siendo miembro del pleno del JNE, pese a que la ley orgánica del JNE no permite la renuncia de un miembro durante un proceso electoral.

Con su renuncia, las funciones del pleno del JNE se paralizaron por unos días ya que, con solo tres magistrados, dicho pleno no podía seguir funcionando y resolviendo apelaciones.

No obstante, Arce fue suspendido por el presidente del JNE, Jorge Salas, y en su lugar se convocó a su suplente, Víctor Rodriguez Monteza, quien también es investigado por el caso “Cuellos Blancos”.

Monteza juró como nuevo integrante temporal del pleno el sábado 26 de junio y este lunes 28 se incorporó a las sesiones del pleno que en esta jornada evaluará otras 10 apelaciones de Fuerza Popular.

Una vez que el pleno del JNE termine de resolver todos los recursos de apelación, recién proclamará al presidente electo de Perú que, según los resultados oficiales, es el profesor rural Pedro Castillo.

____

Te puede interesar:

¡Escándalo! Montesinos intervenía en maniobra de fraude a favor de Keiko

 

Servindi, 25 de junio, 2021.- Un escándalo se produjo el jueves 24 de junio cuando se conocieron audios donde Vladimiro Montesinos dialogaba para intentar sobornar a miembros del Jurado Nacional de Elecciones para favorecer a Keiko Fujimori. Seguir leyendo...

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario