Servicios en comunicación Intercultural

Pueblo matsiguenka se moviliza para pedir apoyo del gobierno

Foto: Mongabay

Los indígenas asentados en el Parque Nacional del Manu se movilizaron dentro de sus territorios en símbolo de protesta ante la falta de apoyo del gobierno.

Servindi, 28 de abril, 2020.- Con carteles en mano, decenas de indígenas del pueblo matsiguenka asentados en el Parque Nacional del Manu, en Madre de Dios, se movilizaron dentro de su territorio para exigirle al gobierno una mayor atención hacia sus comunidades.

El hecho que fue difundido por la Federación Nativa del Río Madre de Dios y Afluentes (Fenamad), se produjo como una medida de protesta ante la indiferencia y el abandono del Estado hacia los pueblos indígenas de Madre de Dios y movilizó a las comunidades nativas Tayacome, Yomibato, Tsirerishi y Sarigueminike.

 

«Estamos reclamando nuestros derechos. Ellos [las autoridades] dictan sus decretos, pero eso nunca va a llegar acá. Nosotros somos olvidados por ser el pueblo más alejado. En el Parque Nacional Manu somos [personas] de extrema pobreza, pero no estamos considerados en el quintal 1 ni en el quintal 2 [niveles de extrema pobreza]», denunció Mauro Metaki Tipe, presidente de la comunidad nativa Tayacome.

A través de sus redes sociales, la Fenamad recordó que los indígenas del pueblo matsiguenka son «altamente vulnerables» debido a la poca ayuda que reciben del Estado por estar ubicados dentro del Parque Nacional del Manu, un espacio que ha restringido sus actividades económicas a raíz del COVID-19.

«A esto hay que sumar la pésima atención en salud, algunos sin postas médicas, sin medicinas ni personal calificado, con enfermedades respiratorias, parasitosis, desnutrición y anemia», señaló Fenamad.

Otro punto que motivó la movilización del pueblo matsiguenka fue la falta de calidad educativa en sus territorios, a donde no llegan docentes titulados con pertinencia cultural, se desconocen las necesidades de la lengua de los estudiantes originarios y tardan en llegar los materiales educativos, según denuncian.

«Lo más preocupante, estando en esta emergencia por la pandemia del coronavirus, el gobierno ha suspendido el año escolar y se implementó las clases virtuales, nos preguntamos: ¿cómo recibirán las clases virtuales los niños matsiguenkas donde no hay energía eléctrica, no hay señal de televisión, internet y radio?», cuestionó la federación indígena.

Cabe recordar que el gobierno decretó el estado de emergencia nacional el 16 marzo en un intento por contener el avance del COVID-19. Hasta el momento, la medida ha sido extendida en tres oportunidades, siendo ampliada en la última ocasión hasta el domingo 10 de mayo.

Según el reporte del Ministerio de Salud (Minsa) al 27 de abril, el Perú registra 28,699 casos confirmados de COVID-19. De ellos, 97 casos se ubican en la región Madre de Dios.

___

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario