Bebé ashaninka muere por desatención de salud

Imagen: Central Asháninka del Río Ene (CARE). Imagen: Central Asháninka del Río Ene (CARE).

Servindi, 27 de noviembre, 2023.- Un bebé de 40 días de nacido falleció por bronconeumonía en la comunidad nativa de Parijaro, en Satipo, al no poder acceder a tiempo a los servicios de salud.

Así lo denunció la Central Ashaninka del Río Ene (CARE), quienes exigen a Zósimo Cárdenas, gobernador regional de Junín, y a César Vásquez, ministro de Salud, “garantizar el derecho a la salud de la población más alejada”.

“Me siento muy impotente de no poder ayudar a mis hermanos para que no sigan muriendo por enfermedades que sí tienen cura”, expresó Ángel Pedro Valerio, presidente de la CARE.

El líder ashaninka remarcó también que Parijaro “se trata de una comunidad especial” ya que cuenta con población indígena de contacto inicial y aislamiento voluntario. 

Esto último debería motivar una alerta permanente respecto a la situación de la salud en la zona.

Difícil acceso y lejanía

La lejanía entre Parijaro y el puesto de salud de Cutivireni, en el río Ene, es de un día caminando. A su vez, Cutivireni está a ocho horas en bote más dos por carretera del hospital de Satipo.

Esto sumado al mal tiempo por el friaje y lluvias vuelven al sendero de acceso intransitable, lo que impidió a la madre llegar hasta Cutivireni a socorrer al menor.

De otro lado, según trascendieron medios locales, el botiquín comunal se encontraría abandonado ya que en setiembre concluyeron los servicios de un técnico en enfermería contratado por la municipalidad distrital. 

Sin embargo, esta medida es considerada insuficiente ya que lo que exigen es contar con un puesto de salud.

Promesa incumplida

La fatal situación podría haberse evitado si se hubiera atendido una reiterada demanda: la creación de un puesto de salud en Parijaro, que cuente con personal mínimo para su funcionamiento.

Este pedido ha transcendido hasta las autoridades en diferentes momentos –especialmente durante emergencias– considerando que en el mes de mayo se reportó la muerte de otro menor, y en 2022 fallecieron de otros seis niños.

La demanda data desde 2019, cuando se produjo un envenenamiento masivo, hecho ante el cual la titular de salud de ese entonces, Zulema Tomás, prometió la creación del puesto. 

Sin embargo, pese a que la demanda fue recibida por autoridades posteriores, el pedido no ha sido atendido a la fecha.

La CARE también manifestó su rechazo al uso de la imagen del pueblo Asháninka con fines folclorizantes, mientras que a su vez son desatendidos por el Estado.

 

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.