Servicios en comunicación Intercultural

Defensoría pide intervención de países de la Triple Frontera

Foto: La comunidad indígena Bellavista de Callaru ha reportado hasta el momento la muerte de 7 indígenas ticuna / Fuente: ORPIO

El organismo advirtió que la vida de las comunidades amazónicas se encuentra en grave peligro, por lo que solo la intervención articulada entre Perú, Colombia y Brasil podría salvaguardar sus vidas.

Servindi, 26 de mayo, 2020.- Ante el incremento de contagios y fallecidos por COVID-19 en las comunidades nativas de las regiones fronterizas de Loreto y Ucayali, la Defensoría del Pueblo solicitó a los gobiernos de Perú, Colombia y Brasil una intervención conjunta.

Para el organismo, la articulación de estos países que conforman la Triple Frontera, es vital para fortalecer el trabajo conjunto orientado a la protección de los pueblos indígenas que habitan en la Amazonía.

«El coronavirus se expande con velocidad en la Amazonía, y cada vez es más evidente la rapidez de los contagios y las muertes. Sólo una intervención articulada entre los gobiernos logrará salvaguardar la vida e integridad de la población más vulnerable del continente».

Foto: El pedido se extiende a los gobiernos de Perú, Colombia y Brasil, quienes conforman la Triple Frontera

Grave situación

El pedido de la Defensoría del Pueblo se da luego de que, al 25 de mayo, Loreto reportara 3,524 casos confirmados de COVID-19 y 280 muertos (7.9% de tasa de mortalidad); mientras que Ucayali registró 2,959 contagios y 104 decesos.

Ambas son regiones amazónicas que albergan una gran cantidad de pueblos indígenas, por lo que estas cifras «reflejan el drama que viven al ser una población históricamente desatendida», señala el organismo.

Asimismo, alerta que la situación de los pueblos ubicados en zona fronteriza es aún más riesgosa debido a la precariedad y desabastecimiento de sus establecimientos de salud, la falta de una conexión estable para la provisión de servicios públicos y la reciente perdida de personal médico a causa del virus.

Por otro lado, relata que el 25 de mayo, la Dirección Regional de Salud de Loreto envió a tres profesionales de la salud para atender a 20 pacientes con COVID-19 en la localidad fronteriza de Caballococha, pero ante la falta de personal en la zona, este equipo médico también tuvo que realizarse una cesárea a una joven indígena ticuna.

Foto: Puesto de Salud Bellavista de Callarú. Farmacias desabastecidas. Solo atienden tres personas para 2800 pobladores. No tienen EPP, no hay medicamentos. / Fuente: ORPIO

Pedidos

Ante esta situación, la Defensoría del Pueblo también demandó al Ministerio de Salud (Minsa) que se envíe más personal médico, oxígeno, medicina y alimentos a estos lugares debido a que los esfuerzos actuales vienen siendo insuficientes, tal como se advierte en los reportes de las autoridades regionales y locales.

De la misma forma, emplazó al Minsa y a los gobiernos regionales de Loreto y Ucayali a implementar las medidas necesarias, con apoyo de la cooperación privada, con el fin de mejorar la atención permanente de los pueblos fronterizos.

Por último, solicitó al Ministerio de Relaciones Exteriores brindar un informe detallado sobre las medidas adoptadas en conjunto con los países vecinos frente al aumento de personas afectadas.

«La vida de las comunidades amazónicas se encuentra en grave peligro», advirtió finalmente el organismo.

___

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario