Servicios en comunicación Intercultural

Colombia: 125 familias indígenas en riesgo de ser desalojadas

Foto: Organización Indígena de Antioquia - OIA

Entidad estatal no ha cumplido con pagar el arrendamiento de las viviendas en las que viven los indígenas que llegaron a la ciudad a causa de un desplazamiento forzado.

Servindi, 26 de marzo, 2021.- Al menos 125 familias del pueblo Emberá Katio que llegaron hasta Ciudad Bolívar, en Bogotá (Colombia) producto del desplazamiento forzado, se encuentran en riesgo de ser desalojadas de sus viviendas.

Esto, debido la falta de pago del alquiler de las viviendas donde se encuentran, obligación que está a cargo de una entidad estatal, según alertó la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC).

Ante ello, la ONIC responsabilizó a la institución del Estado en caso de que las familias sean desalojadas, ya que esto configuraría “una nueva violación a los derechos de los pueblos Emberá”.

Piden acciones planificadas

La ONIC también llamó a las instituciones del Gobierno y la Secretaría Distrital de Bogotá a diseñar planes de protección y atención colectivas para las familias asentadas en Ciudad Bolívar.

Así como establecer rutas para el proceso de transición de las familias que no desean retomar [a sus comunidades] por falta de garantías en el territorio.

“Es urgente que se defina una ruta que permita de manera real y eficaz garantizar la seguridad, protección y estabilidad socioeconómica [de dichas familias]”, señaló la ONIC en un comunicado.

Allí también aclaró que las soluciones que se han pactado hasta ahora con las familias afectadas y víctimas son “soluciones parciales, temporales y sin enfoque étnico cultural”.

Indígenas emberá katio en una localidad en la ciudad de Bogotá. Foto: Cortesía/Semana

Pueblos en riesgo de exterminio

En su comunicado, la ONIC también aprovechó para llamar a las autoridades a asumir su responsabilidad de dar protección especial a los pueblos en riesgo de exterminio.

Esto, debido a “la grave crisis humanitaria que viven los pueblos Embera Chami y Eyábida, y el pueblo Wounaan a causa del conflicto armado y el incremento de economías ilegales”.

Esta situación viene afectando a las comunidades ubicadas en la región del Chocó, Antioquia y Risaralda, y “ya están produciendo nuevos desplazamientos”, alerta la ONIC.

“El desplazamiento por causa de más de 60 conflictos armados en Colombia ha cobrado la vida de miles de nuestros hermanos que han sido asesinados o han caído en medio del fuego cruzado”, agregan.

Según el Observatorio a los derechos humanos de la ONIC, desde la firma del Acuerdo de Paz (2016) el 51.6 % de la población indígena en Colombia se ha visto afectada por confinamientos forzados.

Mientras que el 30 % ha tenido que desplazarse también forzadamente en el mismo periodo, habiéndose registrado 677 desplazamientos solo entre el 1 de enero y el 9 de marzo de este año.

“Sabemos que, detrás de esta dolorosa y trágica realidad está el interés de los grandes negocios en nuestros territorios para el narcotráfico, el extractivismo y la agroindustria”, señalan.

Por todo ello, la ONIC llamó a las organizaciones de Derechos Humanos y al pueblo colombiano a solidarizarse con la situación de las familias indígenas en la ciudad y con la crisis humanitaria que viven.

Por último, pidieron que se reinicien los diálogos de Paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y demás grupos armados.

Esto “con el fin de parar la guerra que está dejando un rastro de dolor en los territorios”.

Lea aquí el pronunciamiento completo de la ONIC: https://bit.ly/2PAig6p

____

Te puede interesar:

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario