CIDH culpa a México por muerte de mujer indígena

En 2007, Ernestina Ascencio Rosario fue abusada sexualmente por militares y posteriormente murió. Hoy la CIDH responsabiliza al Estado y eleva caso a la Corte IDH.

Servindi, 25 de agosto, 2023.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) encontró responsable al Estado mexicano por la muerte de una mujer mayor indígena tras una violación sexual perpetrada por miembros del Ejército, en 2007.

Así, tras recomendar medidas de reparación y una investigación exhaustiva, elevó el caso de la mujer náhuatl Ernestina Ascencio Rosario a la siguiente instancia del sistema interamericano de justicia, la Corte IDH.

Los hechos que motivaron el caso ocurrieron en 2007, cuando Ascencio tenía 73 años y residía en la comunidad de Tetlazinga, en la Sierra Zongolica, Veracruz.

Aquel año, la mujer fue víctima de violación perpetrada por soldados de la base del ejército establecida en su comunidad y falleció debido a lesiones sufridas y falta de atención médica.

Las investigaciones en el fuero penal y castrense que se iniciaron a partir de los hechos no dieron resultados. En la primera vía no se ejerció ninguna acción penal por falta de pruebas y en la segunda se archivó.

Esto, pese a que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de México destacó la gravedad de las irregularidades en la investigación penal y la actuación del Ministerio Público.

Ya en manos de la CIDH, el caso tuvo otros resultados, pues este organismo sí encontró responsabilidad del Estado mexicano por la violación de varios derechos de la mujer indígena.

Entre ellos, los derechos a la integridad personal, honor, dignidad y a vivir libre de violencia al ser abusada sexualmente; y los derechos a su salud y la vida al no brindarle la atención médica adecuada.

También halló irregularidades en la investigación de la vía penal que dijo no fue “diligente, imparcial, ni mucho menos reforzada como era obligación del Estado mexicano”, siendo que la víctima era mujer, indígena y persona mayor.

Mientras el caso pasa ahora a manos de la Corte IDH, la CIDH recomienda también que se garantice la seguridad de los familiares y personas que han participado en las investigaciones y el proceso.

Además de adoptar medidas para prevenir en el futuro hechos similares, implementado programas de formación de derechos humanos y previniendo la discriminación de género y etnia en las investigaciones.

También se enfatizó la importancia de garantizar el acceso a intérpretes en los sistemas de salud y justicia para las lenguas indígenas.

Escucha nuestro podcast


AÑADE UN COMENTARIO
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.