Servicios en comunicación Intercultural

Colombia: nueva ola de asesinatos genera preocupación

Mural en memoria del líder estudiantil Esteban Mosquera. Imagen El Espectador

Indepaz reporta asesinatos contra diez líderes sociales y excombatientes en la última semana.

Servindi, 25 de agosto, 2021.- El Instituto de Desarrollo para el Estudio y la Paz (Indepaz), reportó el aumento de masacres y asesinatos a líderes en Colombia.

En los últimos días, se han registrado los asesinatos de diez personas, entre comunicadores, excombatientes y defensores de derechos, como el caso del líder estudiantil Esteban Mosquera.

Organismos de derechos humanos e instituciones internacionales han alzado la voz de alerta ante la alarmante situación en Colombia, donde ya se registra el asesinato de 111 líderes y defensores de derechos humanos durante el 2021.

Masacres en incremento

Tras el asesinato de tres personas en el municipio de Saravena, en Arauca, el Indepaz anunció mediante redes que se trataría de la masacre número 67 que ocurre en Colombia solo en el 2021.

Las víctimas, cuyas identidades se desconocían, tenían entre 17 y 27 años y sobre sus cuerpos se dejaron panfletos que decían: “Plan pistola. Tren de Aragua”.

Como señala Indepaz, se han emitido dos alertas en el municipio, donde se advierte de “amenazas, homicidios, presencia de minas antipersonales, reclutamiento de menores y afectación a sus territorios por megaproyectos de extracción”.

Días previos, el 21 de agosto, se había reportado una masacre en un resguardo indígena de la zona rural de Santander de Quilichao, en Cauca, donde murieron tres personas y una persona quedó herida.

La muerte de Yesid Mera, Segio Bandera y Gustavo Zapata motivó la condena de la CIDH. El organismo, además, exigió que se fortalezcan medidas para “mitigar las causas estructurales de la violencia en el país, con un enfoque étnico-racial”.

Asesinato contra líder estudiantil

Por otro lado, los asesinatos a líderes y defensores de los derechos humanos en Colombia también vienen conmocionando al país.

El 23 de agosto, el líder estudiantil y comunicador colombiano Esteban Mosquera fue asesinado en la ciudad de Popayán, departamento del Cauca. Como reportó Indepaz, un grupo de sicarios le disparó varias veces hasta matarlo.

En 2018, mientras participaba en manifestaciones estudiantiles, Mosquera perdió un ojo a causa de la represión de agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) de la policía colombiana.

Tras conocer el caso, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Colombia, condenaron el hecho y exigieron una adecuada investigación.

Además de comunicador, Mosquera estudiaba música e la Universidad del Cauca, centro de estudios que lamentó el hecho y convocó a un homenaje en honor a la vida del joven activista.

Ola de muertes

Igualmente, el 21 de agosto, fue asesinado Eliécer Sánchez Cáceres, vicepresidente de una Junta de Acción Comunal en la zona rural de La Punta. Hecho por el que la CIDH también expresó su repudio.

Como reportó Indepaz, Sánchez, quien tenía un taller de motocicletas, ya había denunciado amenazas en contra suya proveniente de grupos armados.

Asimismo, el 22 de agosto se registró la muerte del estudiante y comunicador social Jhon Jaro Chocué, quien fue asesinado en situaciones que aún están por esclarecerse.

Violencia contra excombatientes

La noche del 22 de agosto, Jair Danilo Calderón fue encontrado asesinado con impactos de bala en su cuerpo en San Jospe de la Fragua, Caquetá.

Calderón había firmado el acuerdo de paz de las FARC y era parte del programa de Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR), un proyecto del Estado para la reinserción de los guerrilleros a la vida civil.

Con el asesinato de Calderón, serían 284 excombatientes asesinados desde 2016, cuando se firmó el Acuerdo de Paz entre las FARC y el Estado colombiano. Solo en este año, ya van 35 asesinatos contra exguerrilleros.

Te puede interesar:

Colombia: militares son acusados de asesinar a 12 indígenas


Una menor indígena de 13 años se halla entre las víctimas. Foto: Imagen referencial

Servindi, 14 de julio, 2021.- Doce indígenas de las comunidades kankuama y wiwa de Colombia habrían sido asesinados por militares y luego presentados como guerrilleros muertos en combate entre 2002 y 2005. Seguir leyendo…

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario