Servicios en comunicación Intercultural

Gobierno Wampis responde a Geopark

Servindi, 25 de mayo, 2020.- Compartimos la respuesta del Gobierno Territorial Autónomo de la Nación Wampis (GTANW) al pedido de la empresa Geopark para que rectifique los términos de sus pronunciamientos sobre el riesgo de contagio por las actividades de la empresa en la cuenca del río Morona.

El Gobierno Wampis reitera que las denuncias se apoyan en testigos que han observado el desplazamiento de personal de Geopark, acciones que la propia empresa confirma en su mensaje.

El Gobierno Wampis reitera su preocupación porque el Estado peruano permita las actividades de Geopark en medio de la pandemia por Covid-19 poniendo en riesgo a la población indígena.

Recuerda que la explotación del lote petrolero "nunca ha contado con licencia social" y su estudio de impacto ambiental "fue observado por contener información falseada respecto a pasivos ambientales y a la existencia de sitios arqueológicos".

A continuación la nota completa del Gobierno Wampis:

Wampís responden a Geopark

GTANW, 25 de mayo, 2020.- A finales de abril y a lo largo del mes de mayo, el Gobierno Territorial Autónomo de la Nación Wampís (GTANW) denunció mediante pronunciamientos públicos (1) el comportamiento de la empresa Geopark dentro del territorio wampís de la cuenca del Kankaim (Morona).

Los pronunciamientos surgieron a raíz de la preocupación de la población y del GTANW del riesgo de propagación de la Covid-19 debido al flujo de trabajadores hacia el campamento Morona, provenientes de focos de propagación del virus como el Centro Poblado San Lorenzo.

Ante ello, el 13 de mayo, la empresa Geopark envió, a través de su Gerente Corporativa Socioambiental con oficina en Colombia, una comunicación pidiendo al GTANW rectifique sus pronunciamientos ya que, según la empresa, no incurrieron en ninguna falta ni han puesto en riesgo de Covid-19 a la población wampís.

Sin embargo, en la carta reconocieron que, en efecto, sí se movilizaron en embarcaciones durante la cuarentena por territorio wampís, alegando que habían coordinado dichas acciones con instancias del gobierno peruano.

A su vez, mencionaron haber atendido con donaciones a los puestos de salud de comunidades del pueblo achuar ubicadas en la cuenca del Morona, algo que formaría parte de la práctica divisionista que implementa la empresa y afecta a dicho pueblo.

El GTANW ha enviado una respuesta a Geopark (2) donde aclara que las denuncias publicadas en los pronunciamientos se basan en las declaraciones de testigos de las comunidades del Morona, y que la empresa Geopark no entabló ninguna comunicación con las comunidades ni con el GTANW para coordinar los permisos de ingreso y traslado de trabajadores e insumos por territorio wampís en el marco de la emergencia sanitaria.

Cabe resaltar que la empresa Geopark no cuenta con un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) aprobado para realizar operaciones en el lote 64, ni tampoco con licencia social de parte de la población wampís del Morona a quienes afectaría el proyecto Situche Central (Morona). Si bien las medidas de emergencia nacional dictadas por el gobierno central permitieron la continuación de actividades extractivas de explotación, como la minería e hidrocarburos; no menciona a aquellos proyectos y empresas que, como el caso de Geopark, no cuentan con un EIA aprobado y están imposibilitadas de operar.

Por ello y por el riesgo de propagación de Covid-19 en su territorio, el GTANW ha reiterado su exigencia de que toda actividad en el campamento Morona sea detenida y que todo el personal de Geopark, Petroperú y de otras empresas brindando servicios en el marco del proyecto del lote 64, sea retirado del territorio wampís.

El GTANW también ha señalado en su carta los esfuerzos de defensa territorial ha estado realizando para evitar la propagación del virus. En efecto, el pueblo wampís es de los pocos pueblos amazónicos que hasta ahora ha logrado frenar el avance de la enfermedad; ello gracias al control y vigilancia territorial, y a la organización comunal e implementación de protocolos propios para la protección sanitaria.

Resulta preocupante que el Estado peruano esté permitiendo las actividades de Geopark en medio de la pandemia por Covid-19 y poniendo en riesgo a la población indígena. Al parecer, dada la crisis económica, el Estado pretende impulsar y priorizar la explotación de un lote petrolero que nunca ha contado con licencia social y cuyo EIA fue observado por contener información falseada respecto a pasivos ambientales y a la existencia de sitios arqueológicos (3). Todo ello para favorecer a una empresa como Geopark, que ha reportado pérdidas de hasta $97.5 millones (4) en sus proyectos en Chile, Perú y Argentina, y que por ende no puede garantizar aportar beneficios económicos al país.

Notas:

----
Fuente: https://nacionwampis.com/wampis-responden-a-geopark/

 

Te puede interesar:

 

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario