Servicios en comunicación Intercultural

Conociendo la tuberculosis (TB) en el Día Mundial

En el año 2017, se reestructuró la Estrategia Sanitaria Nacional de Prevención y Control de la Tuberculosis (ESN PCT), para convertirse en la Dirección de Prevención y Control de Tuberculosis (DPCTB).

Esto conllevó la reformulación de sus normas y procedimientos, adecuando al escenario nacional las recomendaciones técnicas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el contexto de la Estrategia Fin de la Tuberculosis. 

Compartimos información básica sobre la tuberculosis (TB) de la indicada dirección del Ministerio de Salud: 

Conociendo la tuberculosis (TB)

¿Qué es la tuberculosis?

La tuberculosis es una enfermedad infectocontagiosa, prevenible y curable, causada por una bacteria denominada Mycobacterium tuberculosis, la cual puede atacar cualquier parte del cuerpo, como el cerebro, la columna vertebral, etc., pero generalmente afecta a los pulmones.

El Mycobacterium tuberculosis también es conocido como Bacilo de Koch en honor al Científico alemán Roberto Koch, quien descubrió el bacilo causante de la TB y presentó sus hallazgos en 1882.

¿Cómo se transmite la tuberculosis?

Las bacterias de la tuberculosis se transmiten a través del aire. Cada vez que una persona infectada con TB habla, escupe, tose o estornuda, elimina los microbios o bacterias de la TB que se encuentran en sus vías respiratorias.

En estas circunstancias, estos microrganismos pueden ser aspirados por una persona sana que tenga un contacto frecuente con un enfermo de TB y así contagiarse, tanto en el hogar, como en  el lugar de trabajo, los vehículos de transportes públicos  y en el colegio, son espacios donde un individuo mantiene contacto frecuente con otras personas.

¿Cuáles son los síntomas de la tuberculosis?

Los síntomas más comunes de la tuberculosis son:

  •  Tos con flema persistente por dos semanas o más.
  •  Fiebre, especialmente si se incrementa en las noches.
  •  Tos con expulsión de sangre (flema con sangre).
  •  Pérdida de apetito y  baja de peso.
  •  Sudor durante la noche.
  •  Dolor de pecho.
  •  Debilidad y cansancio constante.

¿Cómo se diagnostica la tuberculosis?

Los pacientes que presenten algunos de los síntomas descritos anteriormente, deberán acercarse al centro de salud para ser evaluados por el personal de salud. Como parte de esta evaluación, los exámenes que se realizarán son los siguientes:

Examen de esputo o baciloscopía: Es la principal forma de diagnosticar TB. Consiste en tomar muestras de la expectoración (flema) con la finalidad de observar los bacilos que producen la enfermedad a través del microscopio. Estas muestras deberán ser depositadas en envases de plástico descartable, totalmente limpio, seco y  de boca ancha y con tapa rosca.

Se recomiendan dos muestras de esputo:

  • La primera muestra inmediatamente después de la consulta.
  • La segunda muestra al día siguiente, apenas el paciente se despierta en la mañana.

El cultivo del esputo: Es una prueba más sensible que la baciloscopía para dar el diagnostico, el resultado se da después de 8 semanas. Está indicada en personas que tienen sospecha de TB pero cuya baciloscopía resultó negativa, o se utiliza también para seguimiento diagnóstico.

Radiografía de tórax: Es una prueba esencial y de gran utilidad en el diagnóstico de la TB, permite ver  la extensión de la enfermedad pulmonar, su evolución y sus secuelas.

Prueba cutánea de la tuberculina o PPD: También conocida como Método de Mantoux en honor al científico Charles Mantoux que introdujo esta prueba en 1908. Consiste en aplicar debajo de la piel del brazo una sustancia inofensiva llamada “tuberculina”. Esta sustancia es un derivado proteico purificado del cultivo del Mycobacterium tuberculosis (De ahí  que recibe el nombre de PPD, como también se llama a esta prueba), y dos días más tarde de la aplicación el personal de salud deberá evaluar los resultados.

Medidas de prevención frente a la tuberculosis

  • Aplicación de la  vacuna BCG al recién nacido.
  • Diagnóstico precoz y tratamiento oportuno a las personas con tuberculosis
  • Administrando pastillas de prevención (quimioprofilaxis) a los menores de 19 años que se encuentren  en contacto con una persona enferma de tuberculosis.
  • El paciente debe cubrirse la boca con un pañuelo al toser y estornudar, y botar la flema en un papel para desecharlo de inmediato.
  • Taparse la boca con el antebrazo al toser, estornudar y hablar.
  • No escupir en el suelo.
  • Asegurarse que exista buena ventilación y aire fresco tanto en la vivienda como en el lugar de trabajo.
  •  Consumir una alimentación balanceada y respetar sus horarios.

 ¿La tuberculosis se cura?

¡SÍ!. La TB es tratable y curable. En el Perú el tratamiento es gratuito y consiste en la asociación de varios medicamentos que se toman regularmente por 06 meses en la mayoría de casos.

La curación de esta enfermedad requiere que los pacientes tomen los medicamentos diariamente y completen la duración del tratamiento a pesar de sentirse mejor después de los primeros días de iniciado el mismo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda utilizar como estrategia la  administración supervisada directamente en boca. Ello supone que una persona entrenada observa al paciente mientras éste ingiere los medicamentos. Esta supervisión evita los abandonos y el fracaso al tratamiento, siendo la medida más eficaz para asegurar la curación.

Descargar publicación en el siguiente enlace:

 

----
Fuente: Con informaciòn de la Dirección de Prevención y Control nde la Tuberculosis (DPCTB) del Ministerio de Salud.
Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario