Servicios en comunicación Intercultural

El conflicto por la categorización del Yaguas

Imagen: SPDA

¿"Parque Nacional" o "Parque Nacional más Reserva Comunal"? ¿Cuál es la modalidad de protección más adecuada para la Zona Reservada Yaguas? La organización indígena del Yaguas y el Bajo Putumayo (OCIBPRY), ORPIO, AIDESEP y COICA denuncian una consulta tendenciosa y de mala fe orientada a imponer el Parque Nacional. El IBC indica intereses de "patrones locales" y extractores de oro en el Yaguas detrás de la campaña en contra. ¿Qué intereses hay detrás de este conflicto? El debate recién se inicia y va para largo. Seguiremos informando.

Servindi, 23 de junio, 2017.- La organización no gubernamental Instituto del Bien Común (IBC) respondió a las acusaciones de promover la división de las conunidades nativas en aras de crear el Parque Nacional Yaguas en la Zona Reservada Yaguas, un área de más de 800 mil ha, ubicada en la región Loreto.

Según el IBC el resultado de la consulta previa cuenta con la conformidad de la totalidad de 29 comunidades nativas consultadas. Sin embargo, líneas después reconoce que antes de la etapa de diálogo de la consulta, cuatro comunidades nativas disintieron, crearon una nueva organización y expresaron su disconformidad con el proceso.

El IBC argumenta que es falso que establecer un parque nacional cerrará el acceso de las comunidades nativas al río Yaguas y a áreas donde hacen uso de recursos pesqueros, como se viene alegando.

Afirma que para asegurar los derechos de uso de las comunidades existe una franja de 400.000 hectáreas que se extiende entre el límite de la Zona Reservada y los territorios de las comunidades nativas.

Sin embargo, el IBC admite que dicha franja se encuentra fuera de la reserva Yaguas y "que actualmente se estudia la posibilidad de establecer en la mencionada franja (...) un área protegida, ya sea una Reserva Comunal o un Área de Conservación Regional en régimen de cogestión".

De igual modo, si bien el IBC expresa su satisfacción por "haber sido invitado por 24 comunidades nativas a participar en calidad de asesor en la consulta" y lo ha hecho en estrecha coordinación con las federaciones indígenas: FECONA, FECONAFROPU y FECOIBAP, reconoce que solo ha sido "con conocimiento" —es decir, sin participación o involucramiento— de la organización regional ORPIO, afiliada a la AIDESEP.


Imagen: IBC

Preocupante denuncia

El IBC adjunta a su pronunciamiento imágenes aéreas que revelan las operaciones de seis dragas dedicadas a la extracción ilegal de oro dentro de la Zona Reservada Yaguas. Estas actividades ocasionarían el vertido mensual de 50 kilos de mercurio en las aguas del Yaguas.

Agrega que además se ha identificado a 8 cuadrillas de madereros ilegales que extraen un estimado de 240 mil pies tablares de cedro por mes, extracción que se realiza bajo las órdenes de "unos pocos patrones locales". Lamentablemente, el IBC no precisa o indica responsables.

Según el IBC la oposición a un puesto de control para controlar las actividades ilegales estaría promovida por partes interesadas asociadas a estas actividades y serían quienes han "orquestado una campaña de desinformación" que busca "entorpecer" la categorización del Yaguas.

Respuesta de organizaciones indígenas

Dirigentes de las comunidades del Yaguas y Bajo Putumayo reiteraron su denuncia sobre la manipulación tendenciosa de la consulta previa, la cual ha sido sesgada y orientada únicamente a la creación del Parque Nacional.

Indican además que en el proceso se han involucrado a comunidades nativas que no están directamente relacionadas al área reservada Yaguas, en cuyos representantes se han avivado expectativas laborales en el Parque Nacional, razón por la cual dan su consentimiento a esta modalidad de área protegida.

Reafirmaron su denuncia de que ya se aplican controles por parte de efectivos de la Marina y de la Policía, que restringen sus actividades de subsistencia en una de las zonas más abandonadas del Perú y que las comunidades locales han conservado por mucho tiempo.

Reafirman que su propuesta no es cerrada y nunca se han opuesto a la creación del Parque Nacional. Lo que proponen es que la categorización de "Parque Nacional" debe estar complementada con la creación de una "Reserva Comunal" dentro, y no fuera, del área reservada Yaguas 

Denunciaron abierta y directamente al IBC y al SERNANP de promover la división de las comunidades, desnaturalizar un proceso de consulta y bloquear un diálogo auténtico y de buena fe a fin de evitar que la posición de las comunidades locales pueda ser discutida con las autoridades nacionales competentes.

Precisamente, sendas reuniones concertadas por los dirigentes de las comunidades del Yaguas y Bajo Putumayo con autoridades del Ministerio de Cultura y el Ministerio del Ambiente fueron misteriosamente suspendidas y sus pedidos de reunión son desatendidos por las altas autoridades ministeriales.

La organización local OCIBPRY, la regional ORPIO, la nacional AIDESEP y la organización internacional COICA señalaron que intereses particulares de organizaciones ambientalistas estarían influyendo para que se desatienda a la delegación presente en Lima.

Indican que la comitiva se ha desplazado con gran sacrificio desde la zona fronteriza con Colombia para llegar a la capital y es totalmente injusto que no puedan ser atendidos. 

 

Comunicado del Instituto del Bien Común (IBC)

En vista de la serie de informaciones falaces y difamatorias difundidas recientemente en distintos medios de comunicación en torno a la categorización de la Zona Reservada Yaguas y el proceso de consulta asociado al mismo, el Instituto del Bien Común (IBC) aclara lo siguiente:

1. El resultado de la consulta previa sobre la categorización de la Zona Reservada Yaguas revela que la totalidad de las 29 comunidades nativas consultadas han dado su conformidad para la creación de un parque nacional destinado a proteger la cuenca del Yaguas de actividades extractivas, tanto legales como ilegales, que pueden causar daños ambientales incluso a cuencas aledañas como las del Putumayo y Ampiyacu. La Zona Reservada Yaguas es clave para la reproducción de peces y otras especies de fauna que benefician a comunidades de las mencionadas cuencas. Sin embargo seis de estas 29 comunidades proponen que una porción de la actual Zona Reservada Yaguas sea categorizada como reserva comunal y no como parque nacional. Estos resultados constan en el acta del proceso de consulta (SERNANP/Noticias/05-06-2017)

2. En el mismo documento figura el acuerdo alcanzado entre las 29 comunidades consultadas, sobre la necesidad de garantizar la realización de actividades de subsistencia en el ámbito del parque nacional. Para asegurar la sostenibilidad de las actividades de pesca se propone contar con la asesoría de instancias regionales como ARA Loreto y DIREPRO, y nacionales, como PEDICP. De otro lado, las comunidades están de acuerdo en establecer niveles de cogestión para la administración del propuesto parque nacional. Ambos puntos cuentan, según las actas, con el beneplácito del SERNANP.

3. Es falso que el establecimiento de un parque nacional cerrará el acceso de las comunidades nativas al río Yaguas y a áreas donde hacen uso de recursos pesqueros, como se viene alegando. De hecho, con el fin de asegurar los derechos de uso de las comunidades existe una franja de 400.000 hectáreas que se extiende entre el límite de la Zona Reservada y los territorios de las comunidades nativas. Dicha franja comprende la parte baja del río Yaguas e incluye un sistema de cochas que presentan una gran diversidad de peces.  (Ver mapa adjunto).

4. Es precisamente con este fin, de asegurar los derechos de uso de las comunidades de la ribera del Bajo Putumayo, que actualmente se estudia la posibilidad de establecer en la mencionada franja de 400.000 hectáreas un área protegida, ya sea una Reserva Comunal o un Área de Conservación Regional en régimen de cogestión, figura que se viene implementando con demostrado éxito en varias cuencas de Loreto, entre ellas el Ampiyacu y Apayacu, en el límite suroeste del propuesto Parque Nacional Yaguas.

5. Es para el IBC motivo de satisfacción el haber sido invitado por 24 comunidades nativas a participar en calidad de asesor en la consulta sobre la Categorización del Yaguas. Este gesto refleja una relación de confianza y colaboración construida a lo largo de dos décadas de trabajo conjunto por el ordenamiento del territorio, con importantes logros en el fortalecimiento de las comunidades nativas, la seguridad de sus territorios y la gestión de sus recursos. Dicho trabajo ha sido efectuado en estrecha coordinación con las federaciones indígenas FECONA, FECONAFROPU y FECOIBAP, y con conocimiento de ORPIO.

6. Es preciso aclarar que el 3 de mayo de 2017, antes del desarrollo de la etapa de diálogo de la consulta, cuatro comunidades nativas decidieron separarse de FECOIBAP para crear una nueva organización, denominada OCIBPRY. Esta organización viene haciendo declaraciones públicas a nombre de todas las comunidades nativas del Putumayo, con apoyo de ORPIO, AIDESEP y COICA.

7. La categoría de parque nacional no es el resultado de una decisión caprichosa de última hora, sino que emana de un trabajo altamente participativo y acumulativo que se desarrolló en convenio con las tres federaciones indígenas de la zona a partir del año 2000. Más recientemente, en marzo de 2016, los representantes de estas federaciones fueron miembros plenos del Comité de Categorización de la Zona Reservada Yaguas.

8. Imágenes aéreas revelan las operaciones de seis dragas dedicadas a la extracción ilegal de oro dentro de la Zona Reservada Yaguas, que se estima ocasionan el vertido mensual de 50 kilos de mercurio, elemento altamente toxico, en las aguas del Yaguas. De otro lado, se ha identificado a 8 cuadrillas de madereros ilegales que extraen un estimado de 240 mil pies tablares de cedro por mes. Estas actividades ilegales se realizan bajo las órdenes de unos pocos patrones locales que no dudan en recurrir a amenazas y acciones violentas en su afán de asegurar sus negocios. Ante esta situación, las comunidades nativas han hecho públicos repetidos pedidos para una intervención estatal que ponga fin a las actividades ilegales y que sancione a los responsables.

9. El IBC lamenta profundamente que, como reacción al proyecto de construcción de un puesto de control destinado a poner freno a estas actividades ilegales en el ámbito de la Zona Reservada Yaguas, partes interesadas en la continuidad de las mismas hayan orquestado una campaña de desinformación orientada a entorpecer el proceso de categorización del Yaguas, confundir al público y desprestigiar a las organizaciones y líderes indígenas promotores de la iniciativa, provocando de paso la desunión de las comunidades nativas del área.

10. El IBC mantiene su compromiso de continuar trabajando en las cuencas de los ríos Putumayo, Algodón, Yaguas, Ampiyacu y Apayacu, en pro del ordenamiento territorial, la gobernanza transparente y participativa y el bienestar de las comunidades nativas del área.

Lima, 21 de Junio de 2017

 

Ubicación de dragas ilegales operando en el río Yaguas, ZR YAGUAS, 2017


Las dragas succionan sedimentos del fondo del río y separan el oro utilizando mercurio

Fotos aéreas de dragas ilegales en el río Yaguas, ZR YAGUAS  2017


Imagen proporcionada por el IBC

 

 

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario