Servicios en comunicación Intercultural

Nueva publicación sobre intermediación cultural

Servindi, 23 de mayo, 2016.- "Mecanismos de intermediación cultural" es un nuevo documento elaborado por la Defensoría del Pueblo en el que recoge conceptos, procedimientos y referencias de cómo organizar una mediación entre grupos culturalmente diferentes.

"Si bien el principal ejemplo e inspiración proviene de la relación con pueblos indígenas u originarios, el mecanismo está considerado para ser usado ante cualquier situación en la que haya que tomar precauciones especiales debido a que los interlocutores no comparten, en principio, la misma cultura" indica la presentación.

En tal sentido el texto se constituye en una herramienta orientada a optimizar el diálogo intercultural.

Si bien su contenido está destinado al quehacer del personal de la Defensoría del Pueblo que interviene en conflictos sociales y que lo utilizará como una referencia a seguir; es de utilidad por todo actor social, estatal o empresarial que busque contribuir a darle un curso pacífico y colaborativo a las diferencias culturales.

El documento fue elaborado por el equipo de la Adjuntía de Prevención de Conflictos Sociales y Gobernabilidad, bajo la dirección de Rolando Luque Mogrovejo, con la colaboración de los consultores Giselle Huamaní, Leslie Villapolo e Ismael Vega, así como del personal de las Oficinas Defensoriales de las diferentes regiones del país.

El equipo del Proyecto "Promoviendo la implementación del Derecho a la Consulta Previa" de la agencia de cooperación alemana GIZ cumplió un papel importante en la realización de este material, colaborando en la discución, elaboración y revisión.

En el siguiente enlace puedes descargar la publicación:

- "Mecaismos de intermediación cultural" (Español, PDF, 52 páginas).

A continuación compartimos la presentación de la publicación.

Presentación

La defensa de derechos fundamentales en países de gran diversidad cultural demanda el diseño de metodologías, técnicas y estrategias especiales. En el Perú habitan, al menos, 54 pueblos indígenas u originarios que hablan 47 lenguas y cuya población asciende a más de cuatro millones de personas radicadas a lo largo del territorio nacional. En el transcurso de su historia, sus intereses y derechos han entrado en conflicto con los de otros actores.

En las últimas décadas, la interacción de estos grupos culturalmente diferenciados con población urbana, hispanohablante y de patrones culturales más occidentales, se ha tornado más intensa y frecuente. En estas circunstancias se advierte la subsistencia de distancias económicas, políticas, sociales y sobre todo culturales que son –a la vez– una limitación y un desafío para la mutua comprensión.

La idea de nación lleva implícita una visión compartida de la historia, del presente y del futuro, pero también el principio indispensable de respeto a las diferencias. La diversidad cultural no es una desventaja que mine el objetivo de consolidación de una nación; por el contrario, dota al país de una riqueza y complejidad extraordinarias que bien articuladas lo fortalecen frente a los retos del mundo actual.

Las relaciones entre unos y otros, sean estos pueblos indígenas u originarios andinos o amazónicos, comunidades campesinas, agricultores de la costa, clases medias urbanas, empresariado, burocracias estatales, migrantes de las zonas urbano marginales, miembros de comunidades religiosas, etc., tienen un grado de dificultad mayor dadas las distintas mentalidades, cosmovisiones u horizontes de interpretación de la realidad que orientan sus conductas y pueden generar contradicciones.

Esta es una realidad ostensible y una condición de funcionamiento de nuestra sociedad. En estos casos, corresponde entender la situación e imaginar formas de aproximación entre connacionales que garanticen paz, comprensión y beneficios compartidos.

El documento que presentamos a continuación más que una guía general sobre interculturalidad es un mecanismo específico que recoge conceptos, procedimientos, referencias de cómo organizar una mediación entre grupos culturalmente diferentes. Si bien el principal ejemplo e inspiración proviene de la relación con pueblos indígenas u originarios, el mecanismo está considerado para ser usado ante cualquier situación en la que haya que tomar precauciones especiales debido a que los interlocutores no comparten, en principio, la misma cultura.

El Mecanismo de Mediación Intercultural es una herramienta para la optimización del diálogo y una garantía de que éste será respetuoso, igualitario y productivo. Su uso está destinado al quehacer del personal de la Defensoría del Pueblo que interviene en conflictos sociales y que lo utilizará como una referencia a seguir; aunque es perfectamente aprovechable por todo actor social, estatal o empresarial que busque contribuir a darle un curso pacífico y colaborativo a nuestras diferencias.

Adjuntía para la Prevención de los Conflictos Sociales y la Gobernabilidad Defensoría del Pueblo.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Es
"Mecanismos de mediación intercultural!"el título del libro.

Añadir nuevo comentario