Servicios en comunicación Intercultural

Keiko y minería: un peligroso maridaje

Foto: Actualidad Ambiental

- Todo indica que de ganar las elecciones del próximo 5 de junio, la lideresa de Fuerza Popular echará al vacío lo avanzado en materia de lucha contra la minería ilegal, sin proponer algo contundente o preciso. 

Por Jonathan Hurtado

Servindi, 23 de mayo, 2016.- El esperado debate entre candidatos, que tuvo lugar el domingo 22 de mayo en Piura, dejó claro una vez más que en un eventual gobierno de Fuerza Popular la minería ilegal operará sin mayores restricciones. Y es que en la semana que pasó, tanto su equipo técnico como su candidata, Keiko Fujimori, han evitado referirse a cómo van acabar con esta actividad que perjudica de múltiples formas al país. 

Anoche, en una muestra de que evade el tema, Fujimori ofreció para la región Madre de Dios, la más golpeada por la minería ilegal e informal a nivel social y ambiental, "un programa de reforestación agresivo y para el resto del país un proceso de formalización real". No explicó cómo lo hará y por qué su propuesta para la citada región se limita solo a reforestar de modo "agresivo". 

Cortar con lo avanzado

En el bloque temático de manejo de recursos naturales y conflictos sociales, Fujimori se refirió al supuesto fracaso del actual gobierno en la lucha contra la minería ilegal y la formalización de los mineros informales. "Este gobierno fracasó en ese proceso de formalización. El primer año lograron que siete personas se formalicen y en el segundo 200", aseguró.

En este punto cabe precisar que hace un par de semanas el propio ministro del Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal, negó que sean solo 200 las personas formalizadas; anunció que la cifra real es de 1,656 operadores mineros formalizados y que a fin del presente año el número podría llegar a seis mil. 

Aunque Fujimori no se refirió a los decretos legislativos 1100 y 1105 emitidos para luchar contra la actividad minera ilegal e iniciar el proceso de formalización, sí lo hicieron días antes miembros de su equipo técnico en foros públicos realizados en la capital peruana. 

El 20 de mayo, Juan Carlos Ramírez, de Fuerza Popular, avaló la propuesta fujimorista de derogar los mencionados decretos. “Cuando una ley está mal hecha debe ser sustituida por otra que responda a las necesidades”, dijo.   

Ramírez señaló incluso que ya cuentan con una propuesta que impulsará a que un mayor número de mineros ingresen a la formalidad. Sin embargo, de dicha propuesta aún no se conoce mayores detalles. 

Confusión en los conceptos

No obstante, lo que sería más grave aún es la intención del fujimorismo por relativizar las diferencias entre mineros informales e ilegales.

"La diferencia entre minería ilegal e informal es difusa", sostuvo Ramírez. Indicó además que de llegar al poder lo primero que harán es reformar la legislación para la pequeña minería y generar una base de datos que permita distinguir quienes actúan bajo la ley y quienes no.

Lo cierto en este punto es que organizaciones dedicadas al tema ambiental ya han hecho ese trabajo. Un ejemplo didáctico lo brinda la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA) a través de una infografía difundida por Actualidad Ambiental que puede ver dando clic aquí

Otra muestra más de que Fuerza Popular no tiene voluntad de afrontar el tema de la minería informal e ilegal se vio también el jueves de la semana que pasó.

Durante un encuentro con sus contrincantes de Peruanos Por el Kambio (PPK), Carlos Hamann, especialista en institucionalidad del equipo de Fujimori, indicó en tono conciliador que no se debería diferenciar la minería en legal e ilegal sino "debe diferenciarse entre la actividad formal y la actividad, digamos, extralegal". 

Según su punto de vista, la ‘minería extralegal’ es aquella "que no está dentro del marco de la ley, pero quisiera estarlo si la ley pudiera darle ciertas facilidades, si la ley fuera amigable".

Sin una propuesta clara

A todo lo anterior se agrega lo afirmado por el economista Hernando de Soto quien minimizó el efecto dañino de las dragas en la Amazonía. El propio Pulgar-Vidal tuvo duras palabras para con lo dicho por el flamante jale del fujimorismo. 

Como se ve, a dos semanas de las elecciones generales, el panorama que ofrece Fuerza Popular sobre las acciones que se deben tomar contra la minería ilegal e informal es peligroso para el ambiente, la sociedad y los pueblos en general, tal como lo ha observado el ministro del Ambiente y otras instituciones especializadas. 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario