Servicios en comunicación Intercultural

Ciudad de México en emergencia ambiental

Prevalecen altos índices de contaminación en la Ciudad de México / Pascal Beltrán

Ciudad de México ha tenido que restringir la circulación de vehículos producto de la contaminación de su atmósfera.

- La capital más grande de América Latina afronta su quinta declaración de emergencia ambiental en los últimos dos meses producto de la contaminación del aire. Lima, sin renovación de su parque automotor, se encuentran en camino de afrontar la misma situación. ¿Está preparada la capital peruana para reducir su contaminación atmosférica?

Por José Carlos Díaz Zanelli

Servindi, 23 de mayo, 2016.- Ciudad de México, una metrópoli que supera los 20 millones de habitantes, está viviendo cada vez más apremiado producto de la contaminación. Y es que la semana pasada la capital mexicana decretó su quinto estado de emergencia ambiental en tan solo dos meses.  

La causa principal de este estado de emergencia es la mala calidad del aire, que según los indicadores IMECA alcanzaron los 188 puntos en nivel de contaminación durante las horas punta. Para hacerse una idea de la gravedad de la situación, si el registro superara los 200 puntos Ciudad de México entraría en “fase de contingencia”, es decir que entraría en etapa de colapso ambiental.

Si esta situación se llegara a dar, las autoridades tendrían que prohibir la circulación total de vehículos en la ciudad. De momento, para paliar la situación, se ha restringido el uso de autos cuyas placas comiencen con 3, 4, 9 y 0. Los principales factores que acentúan la contaminación del aire en Ciudad de México son la débil circulación de aire y la radiación solar.

Panorámica de la Ciudad de México y la nueve de smog que reposa sobre ella producto de los gases contaminantes. Foto: www.telemundo.com

Lima bajo el mismo riesgo

Como se pueda ver, el transporte es uno de los principales causantes de la contaminación del aire en una ciudad. Por esta razón las ciudades que buscan convertirse en espacios sostenibles suelen alentar el uso del transporte público e incluso el de la bicicleta para distancias que no superar los dos kilómetros.

La utilización de la energía solar para fines domésticos y la renovación del parque automotor, promoviendo la compra de vehículos que usen gas natural o energías eléctricas, son otras medidas necesarias.

Lima no es una ciudad ajena al problema de la contaminación del aire. De hecho, los informes internacionales más recientes la ubican como una de las capitales más contaminadas del mundo. Su anticuado parque automotor y las deficientes políticas de renovación y traslación a energías renovables hacen que la capital peruana, al igual que Ciudad de México, se pueda convertir en una verdadera bomba de tiempo ambiental.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario