Servicios en comunicación Intercultural

Defensoría pide reforzar coordinación para atender a migrantes

Foto: EFE

Unos 450 migrantes, en su mayoría haitianos, llevan más de ocho días tratando de ingresar al Perú desde Brasil para llegar a otros países en busca de mejores oportunidades.

Servindi, 23 de febrero, 2021.- La Defensoría del Pueblo solicitó a las autoridades de Perú y Brasil reforzar la coordinación interestatal para atender las necesidades de los migrantes ubicados en la frontera de estos países.

Los 450 migrantes, en su mayoría haitianos, llevan más de ocho días tratando de ingresar al Perú desde Brasil para seguir su camino hacia otros países con mejores oportunidades.

Ante esta situación, el organismo recordó que los Estados mantienen obligaciones hacia las personas migrantes, entre las que se encuentra facilitar una migración regular, segura y ordenada.

Reforzar coordinación

El pedido de la Defensoría del Pueblo fue expresado el viernes 19 de febrero durante la reunión de coordinación realizada en el puente Inambari, en la región Madre de Dios, frontera con Brasil.

La solicitud está dirigida a la Cancillería peruana para que, junto a su contraparte en Brasil, arriben a decisiones que permitan la protección de los derechos de los migrantes.

Hasta el momento, las autoridades peruanas han restringido el acceso de los migrantes debido al cierre de fronteras internacionales que rige en el país como medida para prevenir la expansión del covid-19.

 

Los migrantes, que también provienen de otros países como Senegal, Burkina Faso, Pakistán, Bangladés e India, aseguran que solo necesitan permiso de tránsito.

Ello, debido a que no buscan quedarse en Perú, sino llegar hasta Ecuador, Estados Unidos o sus respectivos países, en busca de oportunidades que no han encontrado en Brasil.

Los migrantes, según un informe de La República, huyen de Brasil debido a que la pandemia los ha dejado sin ingresos y por el miedo ante los altos niveles de contagio.

Uso del gas lacrimógeno

La Defensoría del Pueblo también se pronunció sobre el uso de los gases lacrimógenos que se registró el 16 de febrero en la frontera entre Perú y Brasil.

Aquel día, la policía usó gases lacrimógenos para reprimir y bloquearle el paso a los migrantes que habían sobrepasado el cordón de seguridad estatal y buscaban seguir su camino.

Al respecto, el organismo recordó que “el uso de la fuerza por parte de policías y militares debe ser estrictamente proporcional y necesaria”.

Y que se debe emplear “evaluando el contexto y la presencia de personas en situación de vulnerabilidad como niñas y niños, personas con discapacidad y gestantes”.

___

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario