Servicios en comunicación Intercultural

Brasil: Sobrevuelos desmienten discurso de Bolsonaro en la ONU

Porto Velho, estado de Rondônia, Brasil: 16 de septiembre de 2021. Quema en un área degradada, en proceso de deforestación. Foto: Víctor Moriyama / Amazon en Flames Alliance.

Servindi, 22 de setiembre, 2021.- Mientras el presidente de Brasil Jair Bolsonaro hablaba en la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) una alianza de organizaciones ambientales compartió impactantes imágenes sobre la deforestación y los incendios en la Amazonía brasileña.

"Las imágenes no mienten, pero no se puede decir lo mismo del discurso del presidente en la ONU" afirmó Stela Herschmann, especialista en políticas climáticas del Observatorio del Clima.

La destrucción de la selva tropical fue confirmada por sobrevuelos realizados la semana pasada por Amazon in Flames Alliance, una coalición integrada por Amazon Watch, Greenpeace Brasil y el Observatorio Climático Brasileño.

La investigación se llevó a cabo entre el 14 y el 17 de septiembre, en los municipios de Porto Velho en el estado de Rondônia y Lábrea en el sureño estado de Amazonas.

“Mientras Bolsonaro se dirigía a Nueva York, volamos sobre el Amazonas para registrar la realidad de la destrucción de la selva tropical más grande del mundo: deforestación ilegal y quema”, dijo Stela Herschmann. 

“Nuestro equipo fue testigo desde el aire de una destrucción masiva, incluida una serie de incendios en grandes extensiones de tierra recientemente deforestada”, afirmó Christian Poirer, director de programas de Amazon Watch. 

“La tercera temporada de quema catastrófica del Amazonas podría empujar al bosque más allá del punto de inflexión" agregó Poirer.

"Si bien Bolsonaro le miente a la AGNU sobre la protección de la Amazonía, es inconcebible que su régimen y sus facilitadores corporativos, políticos y financieros globales, como BlackRock, continúen eludiendo la responsabilidad por su papel en alimentar los incendios" prosiguió Poirer.

Bolsonaro pretende promocionar sus supuestas credenciales ambientales, con la complicidad de los líderes mundiales en eventos como la AGNU.

Sin embargo, juntos, los países y su liderazgo son capaces de presionar a Brasil y Bolsonaro para que den marcha atrás en su ataque al clima, el medio ambiente y los derechos humanos.

Las imágenes fueron publicadas cuando el presidente Bolsonaro presentó un discurso en la 76a Asamblea General de la ONU (AGNU), mientras la selva amazónica permanece envuelta en humo y fuego por pirómanos y codicia corporativa desenfrenada, alimentada por las políticas y la retórica de Bolsonaro. 

 

 

GP1SVZXD_Medium_res.jpg

Municipio de Lábrea, estado de Amazonas, Brasil: 17 de septiembre de 2021. Vista aérea de la deforestación para la expansión de la ganadería. Foto: Victor Moriyama / Amazon en Flames Alliance.

Las primeras imágenes del proyecto publicadas el martes 21 de setiembre muestran grandes áreas deforestadas en julio y ya consumidas por el fuego, regiones que van desde 1.550 a 2.450 hectáreas.

Ello es el equivalente a 2.012 a 3.181 campos de fútbol, y ​​se encuentra entre las cinco áreas de mayor deforestación en el estado de Amazonas.

También se detectaron: deforestación y erosión de tierras por actividades mineras dentro de áreas protegidas, pistas de aterrizaje ilegales para aviones, grandes lotes de tierra en preparación para cultivos y ganado pastando junto a incendios recientes.

El Amazonas en llamas

Bajo la administración de Bolsonaro, Amazonas superó a Rondônia como el tercer estado con el peor nivel de deforestación, según el sistema Prodes del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) de Brasil.

Según datos del Programa Queimadas dentro del INPE, desde enero hasta mediados de setiembre de 2021, hubo alrededor de 12.000 focos de calor en el estado de Amazonas.

Solo en agosto se registraron 8.588 focos en el estado, superando el récord del mismo mes de 2020, que a su vez había superado al de 2019.

Lábrea es la zona más crítica del país, con 2.959 focos de calor en 2021. Porto Velho, la capital brasileña donde se quema la mayor parte de la selva amazónica, es el segundo municipio con mayor número de incendios, con 2.700 puntos calientes.

GP1SVZXB_Medium_res.jpg

Porto Velho, distrito de Jaci-Paraná, estado de Rondônia, Brasil: 17 de septiembre de 2021. Área deforestada por casiterita y extracción de oro (Foto: Victor Moriyama / Amazon in Flames Alliance)

“Lo que vimos desde arriba fue el bosque cubierto de humo y desgarrado por la devastación criminal y descontrolada en el suelo”, dijo Rómulo Batista, portavoz de la Campaña Amazónica de Greenpeace Brasil. 

“Quemar el bosque es parte del ciclo de deforestación, que incluye la remoción inicial de los árboles más valiosos, un beneficio económico para quienes invierten en acaparamiento de tierras" agregó Batista.

"esta tierra, en general, termina transformándose en pastos. Y es un delito, como se señala en la Orden Ejecutiva N ° 10.735, de 28 de junio de 2021, que prohíbe el uso del fuego en actividades agrícolas y forestales en Brasil ”.

Ese mismo día, el gobierno federal autorizó, por tercera vez, el uso de tropas militares para combatir los delitos ambientales con foco en la deforestación ilegal, estrategia que ya había resultado ineficaz en los últimos años.

Discurso de Bolsonaro en las Naciones Unidas

Durante su discurso, el presidente Jair Bolsonaro afirmó traer un "nuevo Brasil, con su credibilidad restaurada ante el mundo" a la asamblea de la ONU. 

Una vez más, Bolsonaro intentó presentar una realidad alternativa de su impacto como presidente a los líderes mundiales, revelando una vez más, falta de respeto a sus pares, a la ONU, al pueblo brasileño y, sobre todo, al pueblo amazónico.

El discurso estuvo plagado de mentiras. Dijo que no hay casos de corrupción en su gobierno, ya que muchos escándalos que involucran a su familia y al gobierno están bajo procesos penales, incluida una investigación federal que vincula a su exministro de Medio Ambiente con madereros ilegales.

Bolsonaro afirmó racistamente que los pueblos indígenas tienen demasiada tierra en Brasil, en un débil intento de justificar su proyecto de ley de apropiación de tierras y los intentos de cambiar la constitución para apoyar a los invasores.

También distorsionó los datos y afirmó que su administración había logrado reducir la deforestación. 

Acerca de Amazon in Flames Alliance

Es una alianza entre Amazon Watch, Greenpeace Brasil y el Observatorio Climático Brasileño que realiza sobrevuelos para monitorear y difundir información sobre áreas forestales deforestadas o amenazadas por deforestación, incendios y minería.

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario