Servicios en comunicación Intercultural

Preocupa posible masacre de indígenas no contactados

Fuente: El Tiempo.

Ambas instituciones saludan la decisión del Ministerio Público Federal (MPF) de realizar una investigación sobre el caso. Asimismo, exhortan medidas integrales para respetar y garantizar los derechos de las comunidades indígenas.

Servindi, 22 de setiembre, 2017.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina Regional para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) manifestaron su preocupación ante la posible masacre de indígenas aislados en el valle del Javari, Brasil.

Este hecho sería una de las numerosas denuncias sobre incursiones y ataques en contra de los pueblos indígenas en aislamiento voluntario y contacto inicial, perpetrados por mineros, cultivadores y madereros ilegales, según la CIDH y la ACNUDH.

Ambas instituciones señalaron que recibieron información sobre la suspensión de las actividades de la Base de Protección Etnoambiental (BPE) de la Fundación Nacional del Indígena (FUNAI), ubicada en el río de Jandiatuba.

“[la base de protección] ofrecía salvaguarda a los indígenas aislados en la Amazonia, habría dejado a las comunidades en aislamiento voluntario y contacto inicial en una situación de desprotección frente a terceros”, se lee en el comunicado de prensa que difundió la CIDH.

En el escrito también saludaron la decisión del Ministerio Público Federal (MPF) de realizar una investigación sobre este caso. Asimismo, reiteraron el deber del Estado a adoptar medidas integrales para respetar y garantizar los derechos de las comunidades indígenas.

“Los contactos no deseados y las incursiones por parte de terceros en los territorios de los pueblos en aislamiento voluntario y contacto inicial constituyen un riesgo serio para su supervivencia física”, indicaron.

Sobre la masacre

La masacre de al menos una decena de miembros de una tribu aislada, entre ellos niños y mujeres, que habitan en la región del río Jandiatuba en el estado brasileño de Amazonas, habría sido cometida por mineros ilegales en agosto último.

De acuerdo al pronunciamiento de la FUNAI, la denuncia surge luego de que algunos mineros ilegales fueron vistos en el municipio de Sao Paulo de Oliveira, en el oeste de Amazonas, dando referencias del ataque.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario