Servicios en comunicación Intercultural

#MeLaJuegoPor: campaña busca reconocer a defensores de DD.HH.

Campaña: #MeLaJuego por los defensores de derechos humanos

Servindi, 21 de enero, 2019.- La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) lanzó la campaña #MeLaJuegoPor los/as "Defensores/as de Derechos Humanos", que busca reconocer las labores de las personas y organizaciones que defienden los derechos de todos y todas.

La campaña fue presentada el día de ayer en una reunión de prensa a cargo de Jorge Bracamonte, secretario de la CNDDHH y Mar Pérez, abogada de la CNDDHH.

Además, contó con la participación del fotoperiodista Marco 'Atoq' Ramón, la trabajadora de limpieza Isabel Cortez y el estibador Antoni Illasca, quienes brindaron sus testimonios siendo los rostros principales de la campaña.

Otro de los objetivos de #MeLaJuegoPor es presionar y vigilar al Estado peruano con miras a cumplir con el compromiso de crear un Protocolo de protección para los defensores y las defensoras de los derechos humanos.

Asimismo, se espera que la visibilización de la campaña ayude a que las personas puedan cambiar su forma de pensar, muchas veces estigmatizada, sobre los defensores. 
 

Jugársela por los derechos humanos

En Perú, jugársela por los derechos humanos es una actividad de alto riesgo, eso lo demuestran las cifras que indican que desde el 2011 han sido asesinados 87 defensores y defensoras en el país.

De ese grupo, un total de 48 defensores/as han fallecido a manos de sicarios, siendo juzgados solo dos sicarios hasta la fecha. También se registran 155 casos de uso arbitrario de la fuerza policial desde el 2005, sin embargo hasta hoy no existe ninguna sentencia condenatoria ante estos hechos. 

Actualmente, existen más de 800 casos de criminalización de la protesta, es decir, personas que afrontan procesos judiciales por ejercer su derecho a la protesta pacífica. 

Tal es el caso del fotoreportero Atoq Ramón, quien recibió el impacto de un perdigón por parte de la Policía al registrar la violencia que esta ejercía durante las protestas contra el peaje de Puente Piedra en enero de 2017.

Atoq era en aquel entonces practicante de Perú21, diario del Grupo El Comercio; y fue gravemente herido por parte de la policía con cuatro disparos de perdigones en diferentes partes del cuerpo mientras cumplía con su trabajo.

Él fue auxiliado por los mismos vecinos del distrito de Puente Piedra quienes cuidaron su cámara y lo llevaron a la clínica San Pablo, al despertar y sin recordar cómo había llegado hasta ahí comenzó su travesía.

La herida más grave que tuvo fue en el ojo izquierdo por lo que tuvo que viajar hasta Miami, Estados Unidos, para que puedan realizarle una delicada operación que logre salvarle la vista.

El Grupo El Comercio no terminó de hacerse responsable, solo se hizo cargo de los gastos realizados en Perú, pero no en el exterior; por lo que su familia tuvo que endeudarse para poder hacerse pagar todas las operaciones que necesitaba.

"Solo estaba documentando, haciendo mi trabajo y fui atacado con perdigones; ahora tengo glaucoma en el ojo izquierdo y mi familia está endeudada. En ese momento no sabía qué organización me podía ayudar y ver mi caso, ahora sé que hay un grupo que respalda nuestro trabajo, el Sindicato de Fotoperiodistas", dijo Atoq.
 

Periodistas defensores

O la irregular sentencia judicial que condenó a 6 años de prisión efectiva a Antoni Illasca, estibador del Terminal Pesquero de Villa María del Triunfo, por ejercer su derecho a la protesta pacífica. Antoni quedó sin trabajo, no puede mantener a su familia, no puede ver a su hija, es tildado de 'terruco' y continúa buscando justicia. 

"Yo creo todavía en la democracia, en las instituciones, creo todavía en las centrales sindicales, en actos reinvindicativos", concluyó Antoni Illasca, finalizando así los testimonios de los defensores de la campaña.

Estos son los casos que buscan resaltar con la campaña #MeLaJuegoPor desde la CNDDHH.

Estibadores defensores

Por otro lado, la CNDDHH también busca resaltar el acoso judicial que ha recibido IDL - Reporteros tras la publicación de los CNM Audios y el maltrato que reciben las trabajadoras de limpieza de Lima (SITOBUR), que a pesar de tener una sentencia a su favor, son violentadas en su derecho al trabajo.

"Por defender nuestros derechos laborales fuimos agredidas, fuimos golpeadas, fuimos marginadas, fuimos perseguidas, fuimos apresadas", mencionó Isabel Cortez. 

Al momento, las trabajadoras de limpieza han entrado en diálogo con el alcalde de Lima, Jorge Muñoz, y esperan poder llegar a un acuerdo donde se reconozcan y se respeten sus derechos laborales.

Defensoras de SITOBUR

Cabe resaltar que no solo existen formas de violencia física, también hay otras formas que son menos visibles como los despidos arbitrarios, persecución judicial, represión policial, estigmatización 'terruqueo'.

Quienes se la juegan por los derechos se enfrentan, siempre, a diversos actores poderosos, como empresas con malas prácticas o malos elementos del Estado peruano.

El rol del Estado peruano

El panorama por el que está pasando América Latina sobre la gran crisis de la democracia no excluye al Perú. 

El debilitamiento del régimen democrático pone en evidencia que mientras más débil es la democracia en un país, la situación de los defensores de derechos humanos se hace cada vez más vulnerable. 

Los defensores y las defensoras cumplen con el rol de denunciar las malas prácticas y poner en evidencia a quienes abusan del poder y la autoridad.

Así, en el Perú la mayoría de los casos de personas que ponen en riesgo su vida por defender sus derechos se da en los sectores relacionados a las industrias extractivas, las economías ilegales — como minería ilegal, trata de personas, narcotráfico — y los grupos crimanales locales o crimen organizado.

Quedan también en especial vulneración y riesgo los defensores y las defensoras de los derechos ambientales y los que salen a protestar contra la creciente ola de intolerancia a favor de los grupos LGTBI, los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y el enfoque de género.

Ante ello, el Estado peruano se comprometió en el 2016 a promulgar un Protocolo de Seguridad. Sin embargo, a la fecha, no hay avances.

En el marco del Plan Nacional de Derechos Humanos 2018-2021 el Estado peruano se comprometió, de igual manera, a aprobar el Protocolo de Actuación Intersectorial el año pasado (2018). También se comprometió a crear el Registro de Ataques durante el 2019 y la Política de Protección Integral el año 2021.

"Si el Ministerio del Interior no se compromete a nada, el Ministerio de Justicia solito no va a poder hacer tampoco nada", refirió la abogada Mar Pérez.

Es por esa razón, que urge que la sociedad civil se mantenga vigilante respecto al cumplimiento de estos compromisos.

"Nos queda muchísimo trabajo de aquí al 2021 como sociedad defensora", concluyó Mar Pérez.

Conferencia de prensa, lanzamiento de la campaña #MeLaJuegoPor
 

Más información:

Facebook: https://www.facebook.com/cnddhh/videos/713696699016458/

Twitter: https://twitter.com/cnddhh/status/1075209455552339968

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario