Servicios en comunicación Intercultural

¡Contundente! Indígenas amazónicos rechazan la Ley del Fracking

AIDESEP llamó a debatir y trabajar a favor de una política de energías renovables, limpias y responsables y ratificó su rechazo a la Ley del etnocidio y ecocidio hidrocarburífero.

Servindi, 21 de noviembre, 2018.- Los pueblos indígenas de la Amazonía peruana rechazaron el dictamen lobista de la nueva Ley de Hidrocarburos. Proponen un diálogo para arribar a consensos sobre una Ley de Energías renovables acorde con los compromisos climáticos del Perú.

Mediante un pronunciamento la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana calificó de lobista el dictamen por responder a intereses de grupos empresariales en detrimento de los intereses y el bienestar nacional.

Denuncia que la iniciativa legal no promueve el cambio de matriz y la soberanía energética, sino que reafirma e intensifica prácticas nocivas como el fracking, que agrava las emisiones de efecto invernadero y coloca al Perú como infractor de sus compromisos climáticos.

La Aidesep, organización nacional que representa más de 1800 comunidades, articuladas en 109 federaciones indígenas y 9 organizaciones regionales descentralizadas, exige el respeto a sus derechos colectivos, en particular el derecho a la consulta previa, libre e informada.

Finalmente, hizo un llamado a debatir y trabajar a favor de una política de energías renovables, limpias y responsables y ratificó su rechazo al dictamen que calificó de Ley del etnocidio y ecocidio hidrocarburífero.

A continuación lea el pronunciamiento completo de AIDESEP:

 

AIDESEP rechaza el dictamen de la nueva Ley de Hidrocarburos y la imposición del fracking sin consulta y consentimiento previo

Ante la inminente aprobación de la nueva Ley de Hidrocarburos, resultado de la aprobación de su dictamen recaído en los proyectos de Ley N° 98/2016-CR, N° 1525/2016-CR y N° 2145-2017-PE, por parte de la Comisión de Energía y Minas del Congreso, la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana AIDESEP, rechaza esta norma lesiva para los derechos de los pueblos indígenas y para la institucionalidad social y ambiental del país por los siguientes motivos:

  • Es un proyecto lobista. Porque nace con el objetivo de atraer capitales para el Sector Hidrocarburos y responder a fines lucrativos privados que no escatiman en insistir y promover la extracción de hidrocarburos, alentando el uso de peligrosas técnicas de extracción (fracking o fracturación hidráulica), de grave impacto socio ambiental, que se agrega a 50 años de desastres tóxicos anteriores.
  • Posterga el debate y transición hacia las energías renovables. Porque no contribuye a un necesario cambio de matriz ni a formular una política energética limpia y sostenible que beneficie al país y esté acorde a los compromisos climáticos suscritos por el Perú y al aumento de la eficacia de las nuevas tecnologías y disminución de costos. Avanzar en la energía solar, eólica y otras, evitando en las grandes hidroeléctricas y sus grandes daños sociales, ambientales y climáticos
  • Institucionaliza el fracking. Siendo una de las prácticas más nocivas y de mayor impacto socio-ambiental, invasiva para el suelo, subsuelo, biodiversidad y salud de los habitantes de zonas aledañas a concesiones hidrocarburíferas. Su práctica en el país ya ha afectado a cuencas como las del Marañón, Tigre, Corrientes, Amazonas entre otras, generando grandes conflictos sociales ; sin embargo ahora se institucionalizaría esta técnica cuestionada internacionalmente por sus severos impactos a la biodiversidad, suelos, acuíferos subterráneos, generando también emisiones de gases tóxicos y de efecto invernadero, lesionando los derechos colectivos de los pueblos indígenas,  debilitando la institucionalidad ambiental y afectando a todo el país
  • Excluye del debate a sectores críticos de su contenido. Porque no es resultado de un amplio debate ni del consenso nacional entre los sectores involucrados, y se ha abierto camino forzosamente pasando por encima de estos a fin de responder a intereses particulares; e incluso sometiendo a presión la opinión de ministerios y gobiernos regionales
  • Debilita la institucionalidad ambiental y vulnera derechos. Porque implica la reducción de los estándares socio ambientales, el debilitamiento de la institucionalidad ambiental, originando una inminente vulneración de derechos de los pueblos indígenas. Lamentando la falta de firmeza al respecto por parte del MINAM, MINCUL y Defensoría del Pueblo
  • Es una norma inconsulta. Porque está ausente el proceso de consulta y consentimiento previo, libre e informado, derecho que ha sido solicitado formalmente por las organizaciones indígenas articuladas en AIDESEP, y que actualmente está a la espera de respuesta por parte de la Comisión de Energía y Minas del Congreso. Reiterando que existe el precedente de la ley forestal actual que tuvo un proceso de consulta previa legislativa el año 2011.

Por lo expuesto AIDESEP, vocera de los pueblos indígenas de la Amazonía peruana, rechaza la aprobación del dictamen de la nueva Ley de Hidrocarburos, y exhorta a iniciar un amplio diálogo para arribar a consensos acordes a los compromisos climáticos, sociales e indígenas  del Perú y que resguarde los derechos colectivos, en particular el derecho a la consulta previa, libre e informada y la sobrevivencia de los pueblos y bosques de la amazonía

Asimismo, AIDESEP aboga por impulsar el desarrollo de una política de energías renovables, limpias, sostenibles y responsables, verdaderamente acordes a las necesidades energéticas del país y a los compromisos climáticos suscritos por el Perú, especialmente dentro de un contexto preocupante de cambio climático y calentamiento global.

¡Por una política de energías renovables, limpias y responsables!

¡No a la Ley del etnocidio y ecocidio hidrocarburífero! ¡No al fracking asesino!

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario