Servicios en comunicación Intercultural

Brasil: Mineros desatan infierno en pueblos y territorios Yanomami y Munduruku

Campamentos ilegales próximos a la comunidad Ye’kwana, en el territorio indígena de los Yanomami, el más cotizado en cuanto al número de solicitudes para proceder con el estudio de minerales. Foto: Rogério Assis / ISA.

La CIDH pide al Estado brasileño que cumpla con su deber de proteger a los pueblos Yanomami y Munduruku, luego de que fallecieran niños en recientes enfrentamientos.

Servindi, 22 de mayo, 2021.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) exige al Estado brasileño proteger la vida de los pueblos indígenas Yanomami y Munduruku ante los recientes ataques perpetrados por mineros ilegales.

El organismo internacional se pronunció el 19 de mayo, luego de que el Consejo de Salud Indígena Yanomami y Ye'kuanna pidiera a las autoridades protección ante las nuevas amenazas.

Más de 20 000 mineros ilegales de oro están asentados en territorio Yanomami, la reserva indígena protegida más grande de Brasil, generando violentas disputas y contaminación del patrimonio natural.

“Vemos cómo nuestros bosques se convierten en grandes charcas de barro. Vemos cómo las fuentes de nuestros ríos van sedimentando y cómo sus cursos se van desviando”, expresó la lideresa indígena Val Munduruku.

Mediante una publicación hecha hace un mes, también alertó que líderes indígenas defensores de bosques en Munduruku sufren amenazas y ataques diariamente, pero que las autoridades siguen sin tomar medidas adecuadas.

Asimismo, en agosto de 2020, el pueblo Munduruku emitió una carta denunciando los ataques y deterioros producidos por los mineros ilegales, y pidiendo ayuda del Ministerio del Ambiente y el Ministerio de Defensa.

Mineros ilegales trabajando ilegalmente en territorio yanomami. Foto: Survival International

Antecedentes recientes

Entre los ataques más recientes que han sufrido los indígenas del pueblo Yanomami y Munduruku se encuentran los ejecutados entre marzo y mayo de este año.

El 25 de marzo fue atacada la sede la Asociación de Mujeres Munduruku Wakoborun, en la ciudad de Jacareacanga, en el suroeste del estado de Pará.

Otro se registró el 10 de mayo, cuando mineros ilegales atacaron a la comunidad Palimiú en presencia de niños y niñas por un enfrentamiento en territorio Yanomami, en Roraima.

El ataque, que dejó dos niños de 1 y 5 años fallecidos, fue observado por la CIDH y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH).

Sin embargo, esto no evitó que se reportara otro intentó de invasión a la comunidad Palimiú el 19 de mayo, según denunció el Consejo de Salud Indígena Yanomami y Ye'kuanna.

Atentados ambientales

La minería ilegal de oro en territorio Yanomami ha avanzado un 30 por ciento durante 2020, acercándose cada vez más a las aldeas, reveló un informe publicado el jueves 25 de marzo.

El estudio, basado en imágenes satelitales, fue realizado por las organizaciones Hutukara y Seedume, con el apoyo técnico del Instituto Socioambiental (ISA).

Al iniciar 2021 ya había 2.400 hectáreas de área degradada, de las cuales 500 hectáreas fueron registradas entre enero y diciembre de 2020, en áreas entre los estados de Amazonas y Roraima.

Comunidad yanomami en el norte brasileño fronterizo con Venezuela. Foto: Romeu Escanhoela / Fotos Públicas

Otro peligro para los ecosistemas naturales brasileños es la aprobación del Proyecto de Ley No. 3729/2004, que flexibiliza las exigencias ambientales para emprendimientos agropecuarios y energéticos.

Este hecho también fue observado por la despacho regional de América del Sur de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH).

El organismo internacional también expresó su preocupación por el Proyecto de Ley No. 191/2020 que pretende liberar actividades mineras en tierras indígenas.

En un comunicado, señaló que es urgente que el Estado brasileño proteja la integridad de los pueblos Yanomami y Munduruku para combatir los daños causados por invasores que buscan apoderarse de sus recursos naturales.

Se precisa que, además de las muertes de indígenas, se ha contaminado fuentes de subsistencia y deforestación en grandes extensiones de sus territorios, ocasionando destrucción y riesgo para su supervivencia cultural y económica.

 

Te puede interesar:

Brasil: Gobierno planea eliminar protección de territorios indígenas

Foto: Bruno Jorge/Survival International

Servindi, 19 de mayo, 2021.- El Gobierno de Brasil planea eliminar las ordenanzas que protegen a los territorios de los pueblos indígenas no contactados y prohíben la entrada de invasores. Leer más...

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario