Servicios en comunicación Intercultural

Deforestación en Madre de Dios fue la más alta de los últimos 17 años

Foto: Radio Madre de Dios

Actualidad Ambiental, 20 de diciembre, 2018.- El Programa Nacional de Conservación de Bosques para la Mitigación del Cambio Climático hizo público su informe a nivel nacional de pérdida de bosques del 2017.

En el recuento, destaca que Madre de Dios registró 23 669 hectáreas deforestadas, el indicador más alto desde el 2001, año en que empezó el monitoreo del referido programa.

Imagen: Geobosques.

En el análisis de la deforestación por provincias y distritos de Madre de Dios, llama la atención que además de Inambari (zona donde se encuentra “La Pampa” y uno de las principales áreas donde la minería ilegal ocasiona la deforestación, que registró el 2017 una pérdida de 6 824 hectáreas superando las 4 136 del 2016), se puede registrar considerables incrementos de deforestación en áreas donde antes esta no se presentaba con tanta intensidad, como Iñapari (provincia de Tahuamanu), donde la deforestación pasó de 1 073 hectáreas en el 2016 a 2 360 al siguiente año; o el distrito de Madre de Dios, provincia de Manu, donde se pasó de 1 875 ha a 3 220 ha.

Consultado por las razones de este incremento de deforestación en zonas donde antes no se presentaba con esa intensidad, José Luis Capella, Director del Programa de Bosques y Servicios Ecosistémicos de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA) mencionó: “Se alerta hace varios años que el incremento y mejoramiento de vías de comunicación secundarias a la Carretera Interoceánica Sur es un factor a tomar en cuenta cuando hablamos del incremento de la deforestación en Madre de Dios".

"Estas nuevas vías y el mejoramiento de trochas carrozables y vías madereras se realizan sin certificación ambiental y sin las autorizaciones que exige la normativa vigente. Además, conecta áreas de bosques intactos (por su nivel de conservación) hacia actividades que son en la mayoría de los casos propulsoras de deforestación, desde agricultura de pan llevar, hasta aquellas relacionadas con economías del delito como minería ilegal, tráfico y acaparamiento de tierras, pasando por tala ilegal, entre otros" afirmó.

Construcción ilegal de la carretera entre Nuevo Edén y Puerto Shipetiari, en Madre de Dios.

Otro dato a considerar es que se registró un incremento de casos de deforestación de mayor escala, superiores a 500 hectáreas. En el 2016, el informe oficial consignaba 0 casos de este tipo en Madre de Dios.

Al respecto, José Luis Capella indica: “Hay que investigar en campo esta información. Hay cosas que no te pueden dar las imágenes satelitales o que te pueden llevar a conclusiones apresuradas".

"En principio, se ha evidenciado en el pasado que una “operación” de minería ilegal en una zona en particular produce deforestación que se agrupa o suma en zonas más grande (p.e. Delta, Jayave u otros). También se ha evidenciado que, en los últimos años, a la agricultura de pan llevar en Madre de Dios se le han sumado otros cultivos con niveles de inversión más importantes y, por tanto, con capacidad para deforestar mayor, como la papaya y hasta el cacao en algunas zonas".

La deforestación causada por focos que van entre 5-50 ha, 1-5 ha y menor a 1, fue superior al 2016 en los 3 casos, reduciéndose en la categoría de 50-500 ha, como muestra en el siguiente gráfico:

Imagen: Geobosques.

La deforestación en el resto del país

En el 2017 se registró 155 914 hectáreas deforestadas en todo el Perú, reduciéndose de los 164 662 del 2016.

Del total de deforestación del 2017, el departamento que encabeza la lista es Ucayali, con 29 905 hectáreas, seguido de Madre de Dios con 23 669 ha, Huánuco con 19 236 ha, Loreto con 19 082 y San Martín con 12 501.

Solo en esos 5 departamentos se concentran las dos terceras partes de la deforestación nacional (104 393 hectáreas).

Izquierda: mapa de la deforestación a nivel nacional en el 2016. Derecha: mapa del 2017. Mapas: Geobosques.

Evaluando la fecha en que se hace pública esta información y a modo de evaluación global de los indicadores presentados, José Luis Capella concluyó: “Se trata de un dato que sale al final del año 2018, lo cual debería ser la primera cuestión a mejorar dado que la información que trae debería ser utilizada para acciones necesarias para el país y para la Amazonía en particular, pensando en un desarrollo “descarbonizado” y con bosques sanos en pie."

"Los datos de deforestación del 2017 son alarmantes pero ayudan para conocer dónde se debe intensificar las medidas de incentivo y comando control. Sin embargo, esta información debe ser oportuna y usada bajo un mandato claro que salga del Ministerio del Ambiente y utilizado de forma mandatoria por los sectores correspondientes, como el Ministerio de Agricultura y Riego o el Ministerio de Transportes y Comunicaciones” prosiguió.

----
Fuente: Publicado el día 19 de diciembre 2018 por Actualidad Ambiental: http://www.actualidadambiental.pe/?p=53757
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario