Servicios en comunicación Intercultural

Gil Inoach: La falta de autonomía nos hizo más frágiles ante el COVID-19

Gil Inoach.

Espacio con intervenciones que mostraron las experiencias de los pueblos Harakbut y Wampís fomentó un debate respecto a la autonomía de los pueblos y su relación con superar escenarios críticos, como el de la actual pandemia.

Servindi, 20 de julio, 2020.- La pandemia del COVID-19 ha revelado las raíces de una crisis subyacente que no se reduce solo a lo sanitario, sino también a otras dimensiones como la económica, social, política y  cultural.

Es así que no solo se han evidenciado las debilidades de los Estados sino también las que hay entre los pueblos indígenas, específicamente a nivel de su organización y sus autonomías.

Esta fue una de las conclusiones principales a las que se arribó durante el conversatorio virtual: Naciones Harakbut y Wampis frente a la pandemia COVID-19, realizado este 18 de julio y organizado por el Consejo Harakbut, Yine y Matsiguenka (Coharyima).

Así, en medio de esta crisis se reabren con urgencia debates a partir de interrogantes que se plantean los propios pueblos indígenas.

¿Estamos realmente preparados para liderar a nuestros pueblos en una crisis de mortandad incluso peor que la del COVID-19? ¿Qué queremos como pueblos y naciones, a dónde queremos ir? ¿Realmente conservamos la autonomía o la hemos perdido hace tiempo?

Fueron algunas de las preguntas que condujeron el debate el cual giró sobre la autonomía, un aspecto sobre el que especialmente reflexionó el especialista en derechos de los pueblos indígenas y ex presidente de la Aidesep, Gil Inoach.

Qué pasa cuando los pueblos están divididos

Para explicar como es que en ocasiones los pueblos indígenas se han dividido respecto a determinados aspectos, el especialista citó como ejemplo los tiempos de la extracción del caucho.

"En tiempos pasados, tiempo del caucho, por ejemplo, estuvimos divididos. Unos pueblos a favor de los caucheros porque les ofrecían herramientas y otros objetos a los indigenas. Pero otros pueblos no aceptaron esto y estuvieron en contra de los caucheros", sostuvo.

Sin embargo, Inoach indicó que esta decisión en realidad conllevaba un costo, la autonomía.

"Algunos pueblos reaccionaron a tiempo y salvaron sus vidas, territorios y autonomías. Pero, los que no optaron, las perdieron", puntualizó.

De inmediato, esto dio pie una comparación con el tiempo presente, orientando los hechos a fomentar una autocrítica.

"Actualmente, al parecer los mismos indígenas somos culpables de que el COVID-19 haya entrado a nuestros territorios. No podemos echar toda la culpa al Estado y debemos hacer una reflexion crítica de responsabilidad y empezar a cuestionarios, empezando por los representantes de las organizaciones", afirmó.

Y continuó: "Los pueblos indígenas también hemos demostrado que dependemos más del mercado que del territorio que defendemos. Esta dependencia es porque no hemos desarrollado bien nuestra autonomía y hemos seguido mucho el modelo impuesto por el Estado".

Para Inoach, esta y otras debilidades tienen una relación directa con el nivel de autonomía que ejerce cada pueblo.

"Debemos de reaccionar y retomar nuestra autonomía de organización propia para gobernar en nuestro propio territorio como pueblos, ya no como comunidades nativas. La autonomía comunal frente a la crisis no es suficiente. [...] La autonomía territorial parece ser la única a reivindicar", puntualizó el abogado awajún.

Inoach explicó cómo esto se relaciona a la crisis por el COVID-19 entre los pueblos indígenas.

"Si hubiéramos estado organizados como pueblos, con un sistema propio, donde nosotros controlamos la salud, la educación, estoy seguro que la pandemia no hubiera afectado mucho a nuestros pueblos".

Y finalizó: "El Estado ya sabe que actuando de manera vertical, como papá asistencialista, no ha podido y nosotros los pueblos indígenas debemos de demostrar que organizándonos de esta manera sí podemos. Eso no es pelear con el Estado, eso es apoyar una descentralización efectiva del Estado".

En el conversatorio estuvieron como ponentes también Miguel Visse, Coordinador de la Nación Harakbut; Shapion Noningo, representante de la Nación Wampís y María Elena Irey, lideresa harakbut.

El evento fue organizado por el Consejo Harakbut, Yine y Matsiguenka (Coharyima).

La moderación estuvo a cargo de Jaime Corisepa. Asimismo, contó con las intervenciones de Alejandro Irey, presidente del Coharyima, y Sandra Bellido, miembro del equipo técnico de la organización.

Otros temas durante la jornada fueron la pasividad como consecuencia de la falta de autonomía que puede llevar a los pueblos a su desaparición (Shapion Noningo), el exterminio de los pueblos por invasiones y enfermedades (Miguel Visse), así como la importancia y necesidad de refugiarse y organizarse desde el territorio para enfrentar la pandemia (María Elena Irey).

 

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Todo el derecho les asiste sobre su territorio. Son pueblos originarios. ¡Vamos, sigan trabajando, hasta que logremos nuestra autodeterminación como pueblos originarios!

Añadir nuevo comentario