Servicios en comunicación Intercultural

La lucha de la nueva generación por los derechos ecológicos

En el VIII FOSPA participaron, aproximadamente, 200 jóvenes. Fotografía: Comunicaciones Aliadas.

Después de convivir, reflexionar y debatir sobre los impactos del cambio climático en el VIII FOSPA, los representantes de la Mesa de Juventud presentaron acuerdos y conclusiones. Una de las principales recomendaciones es la defensa de los derechos ecológicos a través del rescate de los saberes ancestrales.

Por Meylinn Castro

Servindi, 20 de julio, 2017.- En la última edición del Foro Social Panamazónico (FOSPA), realizada en Tarapoto, San Martín, se incorporó por primera vez una Mesa de Juventud. Aproximadamente, 200 jóvenes se reunieron para alzar su voz frente a los estragos del cambio climático.

Tras la culminación del VIII FOSPA, los representantes juveniles de diversas regiones del país llegaron a Lima para divulgar los acuerdos y conclusiones que llegaron a raíz de la convivencia, reflexión y debate. La principal premisa fue la defensa de los derechos ecológicos.

María del Carmen Flores, delegada nacional de la Red Infanto Juvenil por el Buen Vivir (Redinjuv) aseveró que uno de los principales logros de la participación de los niños, niñas y jóvenes fue su rol protagónico y su visibilización en la Carta de Tarapoto.

“Lo que diferenció a la Mesa de Juventud con las demás fue la metodología vivencial. Se aprende mejor así (…) Vamos a seguir en la lucha, defendiendo los derechos ecológicos y rechazando la violencia”, manifestó.

Acuerdos y conclusiones de la Mesa de Juventud

El foro desarrollado durante el 28 de abril al 1 de mayo albergó más de 1500 delegados y delegadas de 33 países. Fueron 9 mesas que se aperturaron para visibilizar los problemas y amenazas de la Amazonía.

Las principales propuestas de la Mesa de Juventud se basaron en el reconocimiento y respeto de los derechos ecológicos, la exigencia de crecer en un territorio seguro y sano, la integración de la niñez y juventud en las políticas públicas y la construcción de nuevos paradigmas a partir del Buen Vivir.

En este sentido se enfatizó que la nueva generación debe formar parte de la recuperación de los saberes ancestrales. Esta acción es liderada por Jhanmarco Flores, integrante de la Asociación Bartolomé Aripaylla (ABA- Ayacucho), quien es cuidador de lagunas en su comunidad.

“Defender nuestro territorio no es fácil porque hay muchos problemas en nuestro país. Lo que debemos hacer es levantar nuestra voz para no seguir contaminando el medio ambiente”, remarcó el menor de 13 años.

¿Qué puntos de la mesa juvenil se plasmaron en la Carta de Tarapoto?

La Carta de Tarapoto es un documento que contiene 25 propuestas que fueron trabajadas durante el VIII FOSPA. Expresa un rechazo al sistema capitalista, corrupción y violencia contra las mujeres. Asimismo, reafirma la lucha y movilización de los pueblos amazónicos y andinos.

Dentro de la misiva se rescatan tres puntos elaborados desde la Mesa de Juventud Panamazónica Andina:

  • Construir nuevos paradigmas a partir de las propuestas de Vida Plena, Buen Vivir, Vivir Bien, Autogobiernos Territoriales etc. que levantan, entre otros, los pueblos originarios amazónicos y andinos.
  • Los/as jóvenes, niños, niñas y adolescentes exigimos a los Estados el reconocimiento y respeto de los derechos ecológicos. Asimismo, exigimos que los Estados garanticen su derecho a crecer en un entorno seguro y sano para vivir de manera plena.
  • Impulsar políticas públicas que aborden la gestión de la diversidad, reconociendo, valorando y aprovechando la diversidad cultural de los pueblos indígenas en las ciudades, integrando a la juventud y la niñez.

Preparativos para el IX FOSPA

La delegada nacional de la Redinjuv puntualizó que para la siguiente edición del FOSPA, que se llevará a cabo en 2019, también se contará con la participación juvenil.

Afirmó que junto con la Conferencia Nacional Sobre Desarrollo Social (CONADES- Juvenil) se realizará el acompañamiento a los jóvenes que acudirán a Colombia, país anfitrión del próximo foro.

Jhanmarco Flores tiene 13 años y es impulsor de la siembra y cosecha de agua en Ayacucho. María del Carmen Flores lidera la Red Infanto Juvenil por el Buen Vivir (Redinjuv). Fotografía: Meylinn Castro / Servindi.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario