Servicios en comunicación Intercultural

Extranjero estaría detrás del asesinato de Olivia Arévalo

El presunto autor del crimen sería procedente de Canadá. Habría huido luego de asesinar a la sabia espiritual. Por otro lado, el Minjus informó que los deudos de la víctima están recibiendo apoyo legal de manera gratuita. 


Aviso que familiares vienen difundiendo desde Ucayali sobre el presunto asesino de Olivia Arevalo

 

Servindi, 20 de abril, 2018.- Luego de conocerse el repugnante asesinato de la defensora cultural Olivia Arévalo Lomas, originaria del pueblo Shipibo Konibo, testimonios apuntan que el responsable de este crimen sería un extranjero.

Para conocer más sobre este lamentable hecho, Servindi conversó con Ítalo García, comunicador de la Organización Regional Aidesep de Ucayali (ORAU) y miembro de la Red de Comunicadores Indígenas del Perú (Redcip), filial Ucayali.

Según diversos testimonios recabados por el comunicador indígena, un extranjero, presuntamente de Canadá, sería el autor del crimen. “’El gringo’ dio dos disparos al aire y tres disparos a la señora Olivia. Luego se dio a la fuga”, señaló para Servindi.

García lamentó este hecho. Asimismo, indicó que dentro de su espacio de labores se está dando seguimiento a esta terrible noticia.

Por otro lado, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (Minjus) manifestó que se encuentra brindando apoyo legal a los deudos de la víctima. “Este lamentable hecho no quedará impune…”, se lee en su cuenta de Twitter.

El Ministerio de Cultura informó que ha tomado contacto con la familia y con la comunidad para brindarles el apoyo necesario.

Asimismo, indicó que el sector se encuentra realizando las gestiones con las autoridades correspondientes, a fin de que se esclarezcan los hechos con la mayor celeridad posible.

Exigen justicia

Ante esta situación, diversas organizaciones indígenas y sociales expresaron su rechazo, exigiendo investigación inmediata y sanción para los responsables.

Las organizaciones que denunciaron el lamentable crimen fueron el Consejo Shipibo-Konibo y Xetebo (Coshikox) y la Federaración de Comunidades Nativas del Ucayali y Afluentes (Feconau).

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) y su Grupo de Trabajo de Pueblos Indígenas llamó la atención sobre la creciente espiral de violencia e inseguridad que afectan a la región Ucayali, y que impacta en particular sobre los pueblos indígenas-amazónicos.

Indicó que el crimen "se produce en un contexto donde las y los defensores de derechos humanos en el Perú enfrentan cada vez mayores riesgos para su seguridad y sus vidas".

En tal sentido, la Coordinadora Nacional exige al Estado peruano "acción inmediata para la aprobación de Mecanismos de Protección a Defensores y Defensoras" y tomar las recomendaciones del sistema de Naciones Unidas (Foro Permanente) y del Sistema Interamericano sobre la urgencia de implementar estos mecanismos de protección a nivel nacional.

De igual modo, la Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas del Perú (Onamiap) condenó el asesinato y exigió "la investigación inmediata y la sanción máxima a los responsables de la injusta muerte de nuestra hermana shipiba Olivia Arévalo (…) Justicia para Olivia”, reza el comunicado emitido por la organización.

La Red de Comunicadores Indígenas del Perú (REDCIP) lamentó la "pérdida irreparable de nuestra maestra, onanya, meraya, defensora de los conocimientos tradicionales y culturales Olivia Arévalo Lomas, y que "enluta a la Nación Pano".

Cabe recordar que hace menos de un año fue asesinado el chamán Teodoro Gómez Sánchez en la comunidad nativa Santa Rosa de Aguaytía, ubicada en la misma región Ucayali, hecho que fue reportado por Servindi. 

CNDDHH demanda el esclarecimiento y sanción para responsables del asesinato de lideresa Shipibo-Konibo

Comunicado

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) y su Grupo de Trabajo de Pueblos Indígenas expresan su mayor preocupación y condena el asesinato de la señora Olivia Arévalo Lomas, reconocida maestra y lideresa del pueblo Shipibo-Konibo. Este crimen se produjo el día de ayer jueves 19 de abril, en la comunidad Victoria Gracia, en Yarinacocha, a 20 minutos de la ciudad de Pucallpa (Ucayali), en circunstancias aún no esclarecidas.
 
Desde la CNDDHH llamamos la atención sobre la creciente espiral de violencia e inseguridad que afectan a la región Ucayali, y que impacta en particular sobre los pueblos indígenas-amazónicos constantemente amenazados por fuerzas que operan tras la corrupción y el crimen organizado en la zona. Este crimen se produce en un contexto donde las y los defensores de derechos humanos en el Perú enfrentan cada vez mayores riesgos para su seguridad y sus vidas, ante la ausencia y/o falta de voluntad del Estado peruano para generar las condiciones necesarias que garanticen el desarrollo de las y los defensores.

En estas circunstancias, demandamos de la Policía Nacional, del Ministerio Público y las instancias de justicia competentes el pronto esclarecimiento de los hechos así como la detención y sanción a los responsables de este alevoso crimen. Demandamos al Ministerio de Cultura, la Defensoría del Pueblo y al Congreso de la República trabajar para garantizar los derechos de los pueblos indígenas, garantizar la conservación sus medios de vida; y asegurar políticas públicas que permitan mejorar la calidad de vida de estas comunidades, que día a día ven perturbada su tranquilidad por la amenaza a sus territorios que finalmente garantizan su supervivencia.

Exigimos al Estado peruano acción inmediata para la aprobación de Mecanismos de Protección a Defensores y Defensoras. Así mismo, tomar las recomendaciones del sistema de Naciones Unidas (Foro Permanente) y del Sistema Interamericano sobre la urgencia de implementar estos mecanismos de protección a nivel nacional.

Finalmente, expresamos nuestra solidaridad y sentidas condolencias a las familia de la señora Olivia Arévalo Lomas, a la comunidad Victoria Gracia de Yarinacocha y a la Federación de Comunidades Nativas del Ucayali y Afluentes (FECONAU).

Lima, 20 de abril del 2018

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Es Sebastian Woodroffe, miren bien el apellido: Sebastian Woodroffe

Todo es lamentable, incluida la sed de venganza

El "gringo" ya estaba asesinado, y con cual evidencia de ser culpable? Eso no es justicia. Cual seria el motivo del crimen?

Sebastian Woodroffe no era el asesino ahora justicia sobre su asesinato salvaje

Añadir nuevo comentario