Servicios en comunicación Intercultural

Eduardo Vega al frente de la Comisión Presidencial de Integridad

Eduardo Vega, presidente de la Comisión Presidencial de Integridad. Imagen: La República.

- Grupo presidido por el exdefensor del Pueblo contará con 45 días para proponer un conjunto de reformas legales y de gestión para luchar contra la corrupción institucional. ¿Será Eduardo Vega el nuevo rostro anticorrupción?

Por Patricia Saavedra

Servindi, 19 de octubre, 2016.- Una de las medidas más rápidas del actual gobierno frente a los actos de corrupción ha sido la creación de la Comisión Presidencial de Integridad. Dicha medida forma parte de las cinco acciones prioritarias contra este flagelo nacional, las cuales fueron anunciadas por el presidente Pedro Pablo Kuczynski tras el escándalo en torno a su exasesor Carlos Morano.

Así, el designado para encabezar esta labor es Eduardo Vega Luna.  El exdefensor del Pueblo presidirá dicha comisión y contará con un plazo de 45 días para proponer un conjunto de medidas legislativas y de gestión para combatir la corrupción institucional del país. La Comisión reportará directamente al Presidente de la República.

“El objetivo de esta comisión es proponer en 45 días un conjunto de reformas legales, de gestión, de reformas institucionales para luchar contra la corrupción en el país. Para esta tarea en los próximos días estaremos convocando a diversas personalidades de la sociedad civil”, sostuvo Vega en un primer anuncio tras su reunión con el Premier Fernando Zavala.

Asimismo, señaló que uno de los temas más sensibles en la lucha contra la corrupción es el ligado al tráfico de influencias y conflicto de intereses.

“La corrupción es uno de los principales problemas que afronta el país y que requiere de una energía y de cambios sustantivos para combatirla”, expresó durante su anuncio.

 

Muerte civil

Respecto a esta otra medida que forma parte de las cinco acciones prioritarias contra la corrupción anunciadas por el gobierno, el flamante titular se mostró a favor de una sanción para quienes incurran en actos de corrupción, sea desde la actividad pública como privada.

La muerte civil refiere que quienes hayan sido sentenciados por casos de corrupción no podrán nuevamente ejercer cargos en el Estado.

Como se recuerda, el escándalo del exasesor Carlos Moreno determinó que el presidente Pedro Pablo Kuczynski anunciara este conjunto de medidas. El hecho también motivó la salida de otros allegados al entorno presidencial, como fue el caso de Jorge Villacorta Carranza, quién se desempeñaba como asesor en conflictos sociales.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario